Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación retirará la gratuidad del comedor escolar a parte de las familias

Con el nuevo sistema los alumnos que no pagan por los menús bajarán del 88% al 56%

Comedor escolar del colegio de Primaria de Xunqueira de Espadañedo en Ourense
Comedor escolar del colegio de Primaria de Xunqueira de Espadañedo en Ourense

El porcentaje de alumnos que comerán gratuitamente en los colegios bajará treinta puntos con los recortes que la Consellería de Educación prepara en estas ayudas. El responsable de este departamento de la Xunta, Jesús Vázquez, anunció ayer en el Parlamento gallego la extensión del copago en menús escolares a familias que actualmente no abonaban nada por el servicio. Con este tijeretazo, y según estimaciones de Educación, el porcentaje de estudiantes que se benefician de la gratuidad caerá del 88% actual —según el dato aportado por el propio conselleiro en agosto de 2011— al 56%. Vázquez no aclaró qué nivel de renta tienen los padres que empezarán a pagar por las comidas escolares y prometió que los detalles se aclararán hoy en una rueda de prensa. “Los más castigados por la crisis”, defendió, seguirán con “el gratis total”.

Para justificar el recorte, el conselleiro mostró su rechazo al actual sistema de ayudas y reprochó su puesta en marcha al bipartito, la coalición de socialistas y nacionalistas que dejó de gobernar Galicia hace cuatro años. Vázquez censuró que el modelo vigente ofrezca comedor escolar gratuito a familias con ingresos de 60.000 euros anuales cuando el colegio está a más de 2,5 kilómetros de su domicilio. Y presumió el conselleiro del PP de que los cambios por él diseñados son “más progresivos” y “más redistributivos” de la riqueza que los parámetros implantados por las formaciones de izquierda. El argumento es similar al utilizado por el PP de Feijóo cuando suprimió la gratuidad universal de los libros de texto impulsada por la Xunta de Manuel Fraga y culminada por el bipartito.

Vázquez intentó compensar el anuncio del recorte con el compromiso de que creará más plazas de comedor en las escuelas hasta llegar, al finalizar la presente legislatura, a atender a 9.000 alumnos, aunque admitió que parte de ese incremento se producirá porque la consellería pasará a gestionar servicios que ahora dependen de las asociaciones de padres.

Pocas medidas concretas más expuso el conselleiro en su comparecencia para marcar los “objetivos” en política educativa y cultural de una legislatura que, confesó una vez más, será otro ejercicio de “gestión de la realidad”: “Son los tiempos que nos tocan vivir”. Sobre las universidades, Vázquez afirmó que pedirá a los rectores que congelen este año también las tasas de primera matrícula —no aclaró cuánto subirán las demás—. E ignorando las críticas de los responsables universitarios la caída de fondos en los presupuestos de este año, se jactó de dar un “trato excepcional” a los campus y de “cumplir escrupulosamente” el plan de financiación.

El portavoz del PSOE, Vicente Docasar, recordó que la educación ha perdido en Galicia desde que gobierna Feijóo 400 millones de presupuesto. “Lo de hacer más con menos es magia o simplemente una tomadura de pelo”, remachó. Ramón Vázquez, de AGE, culpó al conselleiro de condenar a las aulas a un retroceso de 30 años por “someter a la ciudadanía a la tiranía de la deuda” y “entender la política como un mero asiento contable”. “Están muy interesados en el rural y en el gallego, pero Preescolar na casa está aniquilado”, ironizó Cosme Pombo, del BNG, sobre la desaparición por falta de ayudas de la Xunta del pionero y premiado programa nacido en 1977 para potenciar la educación de los niños menores de seis años en las zonas rurales.

Fue precisamente al hablar de política lingüística cuando el conselleiro sí prefirió olvidar los tiempos del bipartito en los que el PP declaró la guerra a PSOE y BNG por darle prioridad al uso del gallego en los colegios, un cambio que primero apoyó y que luego, con las elecciones de 2009 a la vuelta de la esquina, combatió por tierra, mar y aire. Vázquez, a quien los tribunales han tumbado la consulta vinculante a los padres para elegir lengua en Educación Infantil, pidió ayer a la oposición el cese de la “confrontación política” en torno al gallego.

 

Más información