Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación busca interinos más baratos, inexpertos y con idiomas

La consejería rompe un acuerdo y cambia una bolsa de trabajo que costó estabilizar

Concentración de profesores interinos ante el Palau de la Generalitat.
Concentración de profesores interinos ante el Palau de la Generalitat.

Con la ruptura unilateral del acuerdo de interinos de 2010 y el cambio de ordenación de bolsa de trabajo docente, la Consejería de Educación ha abierto un conflicto que tiene un coste social y político. A pesar de ello sigue adelante, de lo que se deduce que a la Administración le merece la pena. La única razón dada por los responsables educativos de la consejería, es “para dar entrada a los más preparados”, según decía este sábado el director general de Personal Docente, Santiago Martí.

El conflicto surge cuando para determinar esa “preparación” se aplican las notas obtenidas en procesos de oposición, como es el caso del nuevo baremo que Educación quiere aplicar en la bolsa de trabajo docente. Con ello se lanza un doble mensaje. Uno: Que los opositores están más preparados para dar clases que quienes llevan años de interinaje en el sistema. Y dos: Que vale la pena preparar unas oposiciones no tanto para obtener una plaza estable de enseñante, como para acceder a un puesto docente precario como eventual, suplente o sustituto.

Los sindicatos han decidido plantar batalla por dos razones fundamentales. Porque defienden el valor de la experiencia docente acumulado en las bolsas de interinos. Dos, porque sostienen que no se puede romper unilateralmente un acuerdo que ha dado estabilidad al sistema desde que en 1993 se alcanzó el primer acuerdo sobre ordenación de las listas de interinos. El domingo, la coordinadora de interinos inició las protestas en plena mascletà y este martes se produjeron concentraciones en Alicante y Valencia, convocadas por los sindicatos, que desde la pasada semana celebran asambleas de profesorado afectado.

Concentrados bajo la lluvia enunciaron argumentos que, supuestamente, la consejería no explicita para romper el acuerdo de interinos. Tres muy claros: quieren primar en la bolsa de trabajo a profesores más jóvenes, inexpertos, “dóciles y menos combativos”, a la par que más baratos y mejor preparados para poner en marcha el decreto de enseñanza plurilingüe impulsado por la Generalitat.

Un 50% por ciento de los interinos que forman parte de las bolsas de trabajo desde 2000 no cumplen el requisito de haber aprobado una oposición, según los datos facilitados por Educación a los sindicatos. Es ese el porcentaje que con la nueva baremación se vería relegado en las bolsas de trabajo y podría ir al paro, en muchos casos tras años de servicios continuados. En los actos de adjudicación de vacantes se convocaron a 12.758 interinos, 6.800 de Secundaria.

Este miércoles han convocado otra concentración delante de la consejería y se celebra una nueva mesa técnica entre sindicatos y Administración sobre la resolución de acuerdo “por el que se establece el sistema de provisión de puestos de trabajo en régimen de interinidad”, que presentó por sorpresa el lunes de la semana pasada a los representantes sindicales. Éstos se llevaron una sorpresa aún mayor el miércoles pasado, cuando la Administración rompió el acuerdo sobre interinos vigente hasta 2014.

Los portavoces sindicales recordaban ayer bajo la lluvia que están dispuestos a negociar ex novo el acceso a la bolsa, siempre que no conculque derechos adquiridos. El portavoz de CC OO denunciaba que Educación estaba sustituyendo acuerdos por decretos y órdenes, ya que si no hay acuerdo sobre interinos -y no parece que lo vaya a haber- puede reordenar la bolsa mediante una orden, como ya hizo “con los acuerdos de plantillas de Secundaria y Primaria”. El portavoz de FETE-UGT daba la primicia de una sentencia que, precisamente, tumbaba la orden de plantillas de Secundaria por no haberse ceñido a un proceso de negociación. El portavoz del STEPV anunciaba que la Junta de Personal de la Generalitat se pronunciará el próximo lunes en contra de la resolución presentada por Educación.

“No somos de usar y tirar”

E. M. / J. M. J.

"Llevo ocho cursos trabajando, no es nada justo que nos la juguemos toda la suerte a un examen", criticó Libertad Gonzalez, que asistía a la concentración ante la sede de la consejería en Alicante, donde una docena de interinos iniciaron un encierro para exigir la retirada de la propuesta de borrador elaborada por la Generalitat.

Dos compañeras, Carmen y Pilar, compartían sus argumentos y aseguraban que el interino veterano “sabe igual o más que el nuevo que acaba de llegar, la calidad de la enseñanza no depende de eso”. Con 26 años dando clases en siete especialidades diferentes, se preguntaba una de ellas: “¿qué hago ahora?". Las tres se repartían un bocadillo de mortadela que como "somos interinas estamos de recortes".

Juani Alcaraz lleva 28 años de interina. “Soy docente de toda la vida”, explicaba, “he dado clases en todas las especialidades, en módulos, en adultos, en diurno o en nocturno y me parece una aberración lo que quieren hacer", asegura. Esta profesora del colegio San Fernando del barrio en San Blas, que dejó la enseñanza privada por la pública hace tres décadas, admite no poder ahora “competir con los que han terminado ahora la carrera". Asegura ser la número 22 de interinas de toda la Comunidad Valenciana, pero que ahora, si se aplican los nuevos criterios quedará “descolgada sin saber qué hacer ni dónde ir".

En la concentración de Valencia, frente a la Generalitat, Manuela tomaba el megáfono y provocaba aplausos al calificar de “documento más vil y ruin” que había conocido al propuesto por la consejería. Jordi Cornelles, que lleva quince años como interino dice que la mayoría “asume que es un nómada” y no deja de formarse, aunque no llegue a presentase presente a una oposición.

Preguntada la Confederación de Padres Gonzalo Aanaya, invitaba a “adoptar acuerdos que aseguren la estabilidad de las plantillas docentes como fórmula para la continuidfad y la consolidación de los proyectos educativos de centro, que en son la clave para una educación de ccalidad”. Vicent Bagetto, presidente de la Coordinadora de Directores de Secundaria, manifiesta que “no se pueden cambiar las reglas a mitad del partido”, en referencia a la ruptura del acuerdo de interinos, e invitaba también al consenso.