Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bronca política por los supuestos sobornos de Las Vegas Sands

La Mesa de la Asamblea estudia pedir la comparecencia de los directivos de la empresa

Las Vegas Sands niega sobornos y dice que las "posibles alteraciones" son errores en registros

Recreación de uno de los espacios proyectados para Eurovegas en suelo de Alcorcón. Ampliar foto
Recreación de uno de los espacios proyectados para Eurovegas en suelo de Alcorcón.

Los supuestos sobornos por parte de Las Vegas Sands, responsable del proyecto de Eurovegas, han causado hoy un nuevo enfrentamiento entre Gobierno regional y oposición a cuenta del macrocomplejo de ocio y juego que a finales de año empezará a levantarse en Alcorcón, con un Ignacio González que ha defendido a ultranza los "proyectos de revitalización" y un Tomás Gómez que ha alertado de la "alarma, oscurantismo y cosas muy turbias" que conlleva Eurovegas. Mientras tanto, la compañía estadounidense ha negado la información, publicada ayer por el diario The Wall Street Journal y la ha tildado de "sensacionalista, engañosa, incendiaria y difamatoria".

Según este diario, la Vegas Sands admitió ante la Comisión del Mercado de Valores de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés) su "probable" violación de una ley estadounidense que prohíbe los sobornos a funcionarios extranjeros. El rotativo, que cita una fuente anónima cercana a la compañía, asegura que la empresa reconoció en el informe anual que remitió el viernes a la SEC posibles irregularidades relacionadas con negocios en la China continental la década pasada y que estas fueron cometidas por empleados que ya no trabajan en la empresa. La compañía de Adelson anunció hace dos años que era objeto de una investigación de la SEC por posibles violaciones de la FCPA y más tarde fue informada de que el Departamento de Justicia de EE UU había emprendido una investigación similar.

En un comunicado, el grupo de Sheldon Adelson niega la existencia de sobornos y asegura que "no declaró ninguna alteración" de las disposiciones anti-soborno del Acta de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y que "no se hizo ninguna declaración al respecto" en la divulgación de su informe anual. "La empresa se reafirma en que no se ha producido ninguna alteración o salvedad de las disposiciones contra el soborno de la FCPA", recalca. La compañía precisa que, durante sus trabajos preliminares, el comité de auditoría sugirió "posibles alteraciones" de los libros, registros y disposiciones de control interno, como por ejemplo, "normas de contabilidad", de la FCPA.

"En otras palabras, una alteración de las normas de contabilidad podría ser desde una única transacción registrada incorrectamente hasta otros errores en los registros contables", aclara Las Vegas Sands. Además, asegura que los auditores independientes de la compañía, que han analizado sus cuentas durante más de una década, emitieron "una opinión firme sobre las cuentas correspondientes al ejercicio 2012". "Cualquier alteración de las normas de contabilidad no ha tenido un impacto significativo sobre los estados financieros de la empresa y no justifican ninguna reformulación de sus últimos estados financieros", añade las Vegas Sands. Según la compañía, las informaciones publicadas en los medios de comunicación son "incendiarias y difamatorias", por lo que "se defenderá enérgicamente contra ese tipo de informaciones engañosas y sin fundamento".

En un primer momento, la Comunidad de Madrid, a través del consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio, ha admitido que no le gusta "absolutamente nada" que Las Vegas Sands haya podido sobornar a cargos públicos extranjeros. Tras la firma a las diez de la mañana de un convenio de colaboración en materia de reclamaciones de consumidores, Ossorio ha añadido que "es un tema que tienen que investigar las autoridades de Estados Unidos". En la misma línea, el  alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha considerado que "ninguna organización, por desgracia, y más una gran multinacional que abre tantos centros en tantos sitios, está a salvo de que puedan pasar cosas de esas". Y el portavoz de la Comunidad, Salvador Victoria, ha desvinculado los indicios de posibles sobornos en Asia de la construcción de Eurovegas.

"Esto es una cuestión que afecta a los organismos de control americanos y a la propia empresa en Estados Unidos", ha dicho Victoria, que ha indicado que esta situación es algo "ajeno a lo que pueda ocurrir aquí". Sin embargo, horas más tarde, una vez conocido el comunicado de la empresa, el discurso del Gobierno regional ha cambiado. Ha sido el propio presidente de Madrid, Ignacio González, quien ha salido en defensa del proyecto y lo ha equiparado a Madrid 2020. "Por mucho que algunos quieran interponer chinitas en el camino", Eurovegas y la candidatura olímpica son "proyectos de revitalización" económica que ayudarán a España a salir de la crisis y crear empleo.

Entre otros, González ha criticado al líder del PSM, que ha declarado que los promotores de Eurovegas, "lejos de crear empleo, lo que crearán es alarma, oscurantismo y cosas muy turbias". A juicio del líder del PSM, cuanto más se conoce de los promotores de Eurovegas "más temor y sospechas" surgen sobre el proyecto. "Estamos ante uno de los proyectos más importantes de Europa, que tenemos la suerte de que venga a Madrid", le ha contestado el presidente, según el cual "la única manera de hacer política" de Tomás Gómez es "oponerse a todos utilizando lo más sensacionalista, aunque sea mentira". Y añadido que este tiene "mala suerte", porque cada vez que actúa de este modo "le cambian el paso a los cinco metros" con comunicados como el que ha emitido Las Vegas Sands. "Me gustaría que encontrásemos apoyos o alternativas de la oposición" para Eurovegas, ha indicado el presidente madrileño, que se ha preguntado por qué el PSM no está de acuerdo con proyectos que traen "inversión y confianza" a la Comunidad.

Pero la del líder de los socialistas madrileños no ha sido la única crítica. La portavoz de Presupuestos de IU en la Asamblea, Libertad Martínez, ha asegurado que la práctica supuestamente reconocida por Las Vegas Sands "la inhabilita para concurrir a cualquier proceso de licitación en la Comunidad de Madrid". "Lo único que le faltaba a la política española es premiar con proyectos con pingües beneficios y regalos fiscales a quien ha confesado prácticas de soborno e irregulares comportamientos fiscales. Este es el tipo de prácticas que se vinculan a este tipo de negocios", ha apostillado.

Por su parte, la Mesa de la Asamblea de Madrid ha admitido a trámite la solicitud de comparecencia, a propuesta de UPyD, de los empresarios Sheldon Adelson y Michael Leven, primeros directivos de Las Vegas Sands, con el objeto de ofrecer más información.