Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La AV3J exige al nuevo gerente del metro que destape la gestión de Gracia

Los familiares de las víctimas del accidente suburbano realizan su concentración mensual

Los familiares de las víctimas del metro, concentradas este domingo en la plaza de la Virgen de Valencia.
Los familiares de las víctimas del metro, concentradas este domingo en la plaza de la Virgen de Valencia.

La Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio (AVM3J) reclama al nuevo gerente de Metrovalencia, Pablo Cotino, que denuncie las "irregularidades" de su antecesora Marisa Gracia y la "falta de seguridad" de la Línea 1 que "permitieron a un convoy descarrilar y ocasionar la muerte de 43 personas".

Así lo expresan en el manifiesto que han hecho público con motivo de la concentración que realizan el día 3 de cada mes desde que ocurrió el accidente en julio de 2006, y en el que además de los 43 fallecidos, hubo 47 personas heridas.

En el escrito explica que a finales de 2012 Pablo Cotino fue nombrado nuevo director gerente de Metrovalencia y que "a día de hoy todavía no ha denunciado las irregularidades cometidas por Marisa Gracia ni la falta de medidas en la Línea 1 el 3 de julio de 2006".

"¿Qué piensa hacer al respecto? ¿A qué está esperando?", se preguntan en el manifiesto, en que el que recriminan a Gracia que no hiciera una auditoría "para averiguar qué falló en el metro para que un accidente tan brutal pudiera suceder".

En vez de eso, agregan, "reaccionó encargando" a una consultora "el listado de preguntas que los miembros del grupo popular debían hacer a los comparecientes -en la comisión de investigación de Les Corts- y las consecuentes respuestas del personal de Metrovalencia".

Denuncian que el objetivo era "que se llegara a la conclusión de que el accidente ha sido debido a exceso de velocidad, que no puede atribuirse a ninguna deficiencia técnica ni a ninguna dejación de responsabilidades".

En su repaso a los diferentes responsables políticos de la empresa, la Conselleria y el Gobierno autonómico, la AVM3J recuerda que el conseller José Ramón García Antón "tampoco mandó investigar el accidente" y que su "única preocupación" fue "desviar la responsabilidad al conductor fallecido".

Critica que el entonces president de la Generalitat, Francisco Camps, se negó a recibirlos, que la jueza Nieves Molina "no tuvo en cuenta que Metrovalencia disponía en otras líneas de medidas de seguridad para frenar el tren pero en la Línea 1, no" y que la fiscal Asunción Calvo "estuvo en todo momento de acuerdo en archiva el caso".

También recriminan que cuando Mario Flores fue conseller de Infraestruturas "en ningún momento cuestionó la labor anterior" y que, aunque su sucesora, Isabel Bonig, y el actual president de la Generalitat, Alberto Fabra, les recibieron después de cinco años, fue sólo por "un gesto pendiente" y "se limitaron a defender la gestión de sus antecesores".

Además, recuerdan que en 2012 la Fiscalía inició una investigación sobre Gracia por falsificar informes para favorecer a una empresa de seguridad y salió a la luz el informe que encargó para "aleccionar" a los comparecientes de la investigación del metro, para concluir que fue "una irregularidad tras otra".