Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas recuerdan los sucesos del 3 de marzo de 1976

La manifestación en recuerdo de los cinco obreros asesinados sirve también de protesta contra los recortes sociales

Momento del homenaje celebrado esta mañana en Vitoria en recuerdo de cinco obreros asesinados en 1976.
Momento del homenaje celebrado esta mañana en Vitoria en recuerdo de cinco obreros asesinados en 1976.

Unas 5.000 personas han participado este mediodía en Vitoria en la manifestación en recuerdo de las víctimas de los sucesos del 3 de marzo de 1976, en los que murieron cinco trabajadores por disparos de la Policía y resultaron heridos un centenar. La marcha, convocada por la Asociación de Víctimas del 3 de Marzo, ha partido del monolito erigido en el lugar donde fueron abatidos los trabajadores hasta la plaza de la Virgen Blanca tras una pancarta con el lema Recoger lo sembrado.

Durante el trayecto, los manifestantes han proferido gritos en contra de la Policía y a favor de la lucha en defensa de los derechos de los trabajadores.

Antes, en el monolito cercano a la iglesia de San Francisco de Asís donde un día como hoy hace 37 años se celebraba la asamblea de trabajadores que fue disuelta por la Policía, se ha celebrado un acto de recuerdo.

Una portavoz de la Asociación ha leído un comunicado en el que han reclamado "verdad, justicia, memoria y reconocimiento" a las víctimas, así como mantener la "lucha contra el olvido y la impunidad". Ha emplazado al lehendakari, Iñigo Urkullu, a que exija al Rey Juan Carlos el reconocimiento de la "masacre" del 3 de marzo del 76 "a manos de funcionarios del Estado".

Además, han reclamado a las instituciones vascas que impulsen la creación de una comisión de la verdad para que se determinen las responsabilidades por lo sucedido y por "todos los daños a todas las víctimas del terrorismo de Estado", antes y después del 76.

Junto con esta reivindicación, la Asociación ha hecho referencia a la actual situación de crisis económica y de "recorte de derechos sociales y laborales" y han sostenido que el "mejor homenaje" a los cinco trabajadores muertos es "perder el miedo y luchar por la justicia social" en la calle.

Entre otros actos, en el monolito en recuerdo a los obreros tiroteados familiares suyos han colocado ramos de flores y los asistentes han cantado la Internacional antes de iniciar la manifestación.

Antes, por separado, han ofrecido su recuerdo políticos como la parlamentaria de EH Bildu Belén Arrondo y el secretario general del PSE de Álava, Txarli Prieto.