Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Es insostenible el robo, no la sanidad”

5.000 ferrolanos salen a la calle para criticar que se destine más dinero a rescatar bancos que al sistema sanitario

Concentración en la plaza de Armas de Ferrol con la que terminó la manifestación de ayer en defensa de la sanidad pública.
Concentración en la plaza de Armas de Ferrol con la que terminó la manifestación de ayer en defensa de la sanidad pública.

El gasto medio en sanidad por persona y año (1.500 euros) es inferior al dinero que el Gobierno central destinó a rescatar a la banca (1.850 euros) para “no recibir nada a cambio”. Con este argumento económico como base, la Plataforma en Defensa da Sanidade Pública de Ferrolterra realizó ayer una encendida defensa del sistema público de salud “esencial y sostenible” desde varios frentes: el constitucional (artículos 41 y 43), el histórico —fue una conquista social— y el político, para insistir en que el modelo privatizador ya fracasó en Reino Unido pasando por la controvertida gestión de varios hospitales de Madrid o Valencia.

Los recortes en consultorios, centros de salud y hospitales gallegos pusieron ayer en la calle a unos 5.000 ferrolanos contra la privatización del sistema sanitario convocados por una plataforma que agrupa a medio centenar de asociaciones, sindicatos y partidos políticos (PSOE, BNG, IU y Terra Galega).

“La sanidad es sostenible. Lo que es insostenible es el robo y el negocio sin riesgo con el que pretenden privatizar su gestión”, clamaron los promotores de la marcha. El colectivo acusa directamente al PP de “beneficiar” a constructoras —Sacyr— y aseguradoras —Eulen, Sanitas, Adeslas o Asisa— junto a bancos y farmacéuticas que levantan “centros de peor calidad a costa de precarizar y reducir el empleo”.

Las críticas a la acción de la Xunta fueron todavía más concretas: derroche absurdo en el hospital de Vigo y recorte en las partidas del Sergas, con 116 millones menos que en 2011. La mayor parte del tijeretazo la soporta la Atención Primaria (103 millones), según los datos de SOS Sanidade Pública, además de congelar los planes de salud mental y drogas. “Nuestros derechos están amenazados por la falta de recursos con los que la Xunta atenaza al Sergas con el consiguiente menoscabo asistencial”, resumen.

La manifestación, que arrancó de la delegación de la Xunta y se deshizo una hora más tarde frente al Ayuntamiento de Ferrol, tuvo un perfil político bajo y cedió el protagonismo a los vecinos. Pocas banderas, apenas siglas y muchos ciudadanos anónimos entre los que se contaban, sin destacarse, políticos de PSOE e IU y algún alcalde como el de Narón. Para el área ferrolana se reclamaron nuevos consultorios en Narón, Cedeira y A Capela, la ampliación del del barrio ferrolano de Serantes y la reapertura en A Graña u O Seixo (Mugardos), junto un centro de asbestosis para tratar a los afectados por el amianto, un material cancerígeno que se empleó como aislante en los astilleros. SOS Sanidade Pública repetirá la protesta en Vigo (14 de marzo) y Pontevedra (21).

Por otra parte, unas mil personas se manifestaron ayer en Santiago por la soberanía de Galicia y en contra de la corrupción política y económica. La protesta fue encabezada por el BNG junto a otras organizaciones como el sindicato CIG, Nós-UP, Causa Galiza, Fruga, Movemento pola Base, AMI o Briga. “Hay que castigar duramente, cosa que no está ocurriendo, a corruptores y a corrompidos, es necesario caminar hacia una regeneración del sistema político democrático en el que vivimos”, reclamó el líder del Bloque, Guillerme Vázquez.