Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Que se lo piensen bien”, advierte el Gobierno local al colectivo ‘Intifalla’

El concejal de Seguridad Ciudadana pide que las protestas se hagan fuera de las fiestas falleras

Los cortes de más de 500 calles en la capital comenzarán a partir del 6 de marzo

El Consistorio prevé la instalación de unas 240 carpas falleras

Público en una de las 'mascletades' de Fallas del año pasado.
Público en una de las 'mascletades' de Fallas del año pasado.

Más de 500 calles de la ciudad de Valencia ser verán afectadas durante  la celebración de las fiestas falleras, en las que se instalarán un total de 240 carpas por parte de las comisiones falleras, según ha indicado este martes el concejal de Seguridad Ciudad, Miguel Domínguez, tras la habitual reunión de la Junta Local de Protección Civil para preparar el dispositivo de Fallas. Preguntado por las protestas anunciadas durante las mascletades por el colectivo Intifalla, Domínguez les advirtió: "Que se lo piensen bien". 

Domínguez ha señalado que habrá entre "500 y 550 calles afectadas" por la instalación de monumentos falleros o carpas. El concejal ha destacado que a pesar de que existan tramos cortadas "habrá alternativas para que haya una circulación lo más fluida posible". El edil ha apuntado que este año se instalarán vallas a la salida del túnel hacia la Gran Vía Marqués del Turia para que "la gente pase por donde tiene que pasar" para acceder a las calles iluminadas del barrio de Russafa y "no crear situaciones de peligro".

Los cortes de calles se podrán realizar a partir del 6 de marzo, que será cuando se empiecen a instalarse las primeras carpas falleras, para las que ya se han solicitado un total de 240 peticiones, según ha apuntado el edil "que son las mismas que el año pasado".

El dispositivo de seguridad contará con 1.000 policías que se encargarán, entre otras cosas, de inspeccionar los puestos de venta ambulante, de venta de masas fritas, controles de motocicletas y de inspeccionar las instalaciones de las carpas. En total se harán más de 1.500 inspecciones durante estos días.

El servicio de bomberos realizará seis grupos de trabajo para inspeccionar 229 monumentos falleros el 16 de marzo. Para el día de la 'cremà' actuarán 345 bomberos en 231 fallas, además de 22 voluntarios de Protección Civil y 20 bomberos de fuera de Valencia. En total tomarán parte 80 vehículos.

En cuanto al dispositivo de urgencias, el teléfono 112 reforzará su servicio del 15 al 20 de marzo en cinco idiomas. Además Movistar y Vodafone tienen previsto aumentar la potencia de cobertura en distintas zonas de la ciudad como la plaza del Ayuntamiento o el Jardín de Viveros.

Cruz Roja aportará 100 voluntarios y 10 ambulancias al dispositivo sanitario, siete de ellas de soporte vital básico y tres avanzado, además tendrá en situación de premergencia su hospital de campaña. Está previsto que se instalen dos postas sanitarias fijas en la Plaza del Ayuntamiento y una tercera en el Jardín del Turia, según ha indicado el edil.

Los servicios de limpieza también intensificarán su trabajo durante las Fallas. Está previsto que se retiren 700 contenedores fijos y que se sustituyan por 800 movibles. Además 400 contenedores se reubicarán a partir del 4 de marzo.

Simulación

La Junta Local de Protección Civil junto con la UPV creará la simulación previa de la 'cremà' de la Falla de Convento Jerusalén. Para ellos se ha escaneado la maqueta y se han realizado supuestos en diversas ubicaciones de la plaza para, según las condiciones de viento, poder predecir cómo será la cremà y "que sea una acción lo menos peligrosa posible".

El objetivo es orientar al artista fallero para saber cuál es la mejor orientación de la falla, informar al pirotécnico del lugar más óptimo para iniciar la cremà y a los bomberos de cómo pueden evolucionar las llamas y el efecto que puede tener en los edificios colindantes.

Miguel Domínguez ha sido preguntado por la convocatoria que se está haciendo a través de las redes sociales del colectivo Intifalla para protestar ante el balcón del Ayuntamiento durante los momentos previos a la mascletà. El concejal ha dicho que "esta gente no tiene ni amor a la fiesta, ni a las Fallas".

Domínguez ha pedido a los organizadores de estas protestas que "los que quieren utilizar las Fallas para hacer sus reivindicaciones, que se lo replanteen". El edil cree que "las Fallas son una fiesta abierta y se debe tener respeto a todos los valencianos y el que quiere hacer algo que lo haga fuera del ámbito de la fiesta".

El responsable de Seguridad Ciudadana ha apuntado que el cartel en el que se anuncia el programa de protestas es "totalmente violento" porque en él se ve a una fallera con un metralleta. "Las fiestas son populares y no puede haber gente que se dedique a estorbar", ha comentado.

El concejal de Fiestas, Francisco Lledó, ha señalado que la convocatoria "sale de una web que tiene la importancia que tiene y los falleros no están en ese movimiento".

Unas horas antes, la concejal de Sanidad y Consumo de Valencia, Lourdes Bernal,y el consejero de Gobernación de la Generalitat, Serafín Castellano, visitaron el taller de petardos, destinado a la formación de los más pequeños.

Según la normativa valenciana, "los niños a partir de 8 años podrán tirar petardos". Las  normas en vigor señalan que los menores pueden utilizar artificios con marcado CE, de acuerdo con lo que establezca la Ordenanza Municipal respecto a los lugares, horarios y artificios, dependiendo de la edad que tenga el menor y la categoría del artificio.

El consejero ha explicado que la normativa valenciana “reduce la edad establecida en la normativa estatal para el uso de petardos, pasando de los 12 a los 8 años, para la utilización de artificios de Categoría 1; y de los 16 a los 10 años para los de Categoría 2”.

 En cualquier caso, para que sea posible esa excepción, es obligatoria la autorización por escrito de los padres o tutores legales del menor en la que se certifique que el niño ha recibido instrucciones sobre la adecuada utilización del artificio. Además, sólo podrá tirar petardos en presencia de un adulto.

La  concejal de Sanidad y Consumo, Lourdes Bernal, ha realizado un llamamiento a la responsabilidad a padres y a los más pequeños para el buen uso de los artificios pirotécnicos, porque “la mejor manera de prevenir los posibles accidentes -ha subrayado- es adoptar todas las precauciones posibles, y conocer el tipo de material que estamos manejando”.