Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Eurovegas no será Sodoma y Gomorra”

David Pérez opina que sobre el polémico Eurovegas "hay mucho cinismo"

David Pérez, alcalde de Alcorcón. Ampliar foto
David Pérez, alcalde de Alcorcón.

Los símbolos religiosos abundan en el despacho de David Pérez (Madrid, 1972). Una imagen de San Dominguín y otra de Nuestra Señora de los Remedios, patrones de Alcorcón, aparecen colocados estratégicamente delante de la mesa de trabajo del alcalde del municipio donde se levantará Eurovegas. “Están ahí para guiar mis decisiones”, asevera el regidor del Partido Popular, que en mayo cumplirá dos años en el cargo. El proyecto de Las Vegas Sands es visto por sus críticos como una meca del juego en particular y del vicio en general, mientras sus defensores argumentan que será el mayor complejo de convenciones y turismo de negocios del sur de Europa.

Pregunta. ¿Reza a menudo?

Respuesta. Pues sí, todas las noches.

P. ¿Es usted católico, apostólico y romano?

R. Naturalmente. No todo lo buen católico que debiera ser, pero sí. Me gustaría ser mucho mejor católico de lo que soy.

P. ¿Entonces qué le parecen las críticas del obispo de Getafe, o de Rouco Varela anteriormente, a Eurovegas? La Iglesia percibe el proyecto como un centro de perversión.

“Aquí hay mucho cinismo: el PSOE ya negoció para atraer este proyecto”

R. Otorgo mucho valor a sus palabras, no me resultan indiferentes pero, sinceramente, son palabras muy duras. A medida que se vayan conociendo los detalles del complejo, esas opiniones seguro que se verán matizadas. Un porcentaje pequeño del proyecto va a estar dedicado al juego. El 90% del negocio se destinará a espacios de convenciones empresariales, hoteles, centros comerciales, auditorios para ópera, representaciones teatrales o grandes musicales, centros deportivos, jardines botánicos, espacios de esparcimiento... Serán actividades perfectamente saludables.

P. La Iglesia coincide con la oposición en que Eurovegas atraerá mafias, prostitución, blanqueo de capitales…

R. Es curiosa la ola súbita de puritanismo que ha invadido a la izquierda. Escuchar a los socialistas como si fueran predicadores es llamativo... Aquí hay muchas contradicciones y cinismo, el PSOE, cuando estaba en el Gobierno de la nación, apoyó este proyecto. El exministro de Industria, Miguel Sebastián, fue el primero que negoció con el señor Sheldon Adelson para traer el proyecto. Y no solo eso. En Cataluña al PSC le parecía muy bien. No hay ninguna justificación para creer que los usos que tenga Eurovegas generarán un desorden moral. Eurovegas no será Sodoma y Gomorra.

P. Se dice que serán trabajos indignos, mal remunerados.

R. No hay ningún fundamento para decir eso. ¿Qué tiene de malo trabajar de contable en un hotel, de dependiente en un comercio, de monitor en un campo de golf, de técnico de sonido en un auditorio, de ingeniero en una obra de las muchas que habrá, de transportista o de albañil? ¿Qué hay de inmoral en esos trabajos? Los trabajos serán los mismos que en cualquier parte de España. No se puede desconfiar en nuestro Estado de derecho, en nuestro marco legal y garantías constitucionales y legislación laboral. Además, por mucho que digan, Las Vegas Sands cuida mucho a sus empleados. De hecho, va a tener que formar a su personal.

P. Adelson ha erradicado los sindicatos de sus casinos.

“No habrá tratos de favor, no se primará a unos propietarios de suelo sobre otros”

R. No me consta. Sentir simpatía o antipatía por los sindicatos es algo libre. Yo siento simpatía por Lech Walesa. Tuve el honor de conocer a la persona que consiguió derribar a un sistema entero, totalitario, como el soviético.

P. Hablando de formación, en la Casa de la Juventud se plantearon dar cursos de crupier, y también talleres de coctelería, magia… Al final no los aprobaron.

R. Es un tema demasiado anecdótico para relacionarlo con Eurovegas. La formación mayoritaria se imparte a través de los convenios con la Comunidad y el Ministerio, a través de un organismo, el IMEPE, donde estamos recibiendo todos los curriculum que están llegando, y que van por los 5.000... No descarto que se vaya a dar formación en todas las categorías que habrá en Eurovegas. Si nos queremos fijar en la parte que le parece morbosa, la del juego, no descarto que haya un 10% de cursos centrados en el juego. Pero el otro 90% se dedicarán a idiomas, construcción, hostelería… Los vecinos de Alcorcón tienen que estar lo mejor formados posible.

P. El Tribunal de Cuentas cifra en 612 millones la deuda que se encontró tras ser elegido alcalde. ¿Se le ha aparecido la Virgen?

“IU hubiera preferido unas comunas agrícolas, kibutz o sovjós”

R. No me gusta ese enfoque de que le ha tocado la lotería a Alcorcón. Es un pequeño milagro que hemos conseguido atraer a Alcorcón con el pararrayos de la confianza, rigor y trabajo bien hecho. Esto no es una lotería. No es casual que la Comunidad de Madrid atraiga el 70% de las inversiones extranjeras. Eurovegas no nos ha tocado de repente. Alcorcón va a pasar de ser la ciudad que me encontré, deprimida, sin proyecto de futuro, a ser la receptora de la mayor inversión en Europa en décadas. Llevamos dos presupuestos con superávit, hemos corregido el déficit crónico heredado, pero con Eurovegas nos vamos a convertir en un centro generador de empleo de primer orden.

P. ¿Cuándo se crearán los primeros trabajos?

R. Tengo la esperanza de que para diciembre de este año, o para enero de 2014 a más tardar, se ponga la primera piedra y con ella se suscriban aproximadamente 10.000 contratos de trabajo, lógicamente del sector de la construcción y asociados indirectamente. De los 15.000 desempleados de Alcorcón, hay 4.000 personas con ese perfil.

P. Reconocerá que las cifras son muy grandilocuentes: 17.000 millones de inversión, 250.000 empleos entre directos, indirectos e inducidos… El consejero de Economía de Cataluña, Andreu Mas-Colell, o Michael Leven, número dos de Adelson, hablaron de 15.000 empleos directos.

R. El efecto llamada va a ser tal que se va a crear más empleo alrededor que directamente en Eurovegas, que ya de por sí será muy importante.

P. ¿De qué manera afecta la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que convierte en rústicas las 1.231 hectáreas del Distrito Norte?

R. No influye, la sentencia ha dejado un folio en blanco sobre el que definir el futuro de ese terreno, donde tenemos dos cosas muy claras que dibujar: la ciudad deportiva del Atlético, de 150 hectáreas, y la ciudad del ocio y del turismo Eurovegas, que ocupará 750. Se hará mediante la figura de los Centros Integrados de Desarrollo o CID, cuya legislación, aprobada en diciembre, permite que se coloque en cualquier tipo de suelo. Eurovegas no estará afectada por el carácter que tenga el suelo. El propio CID ya les otorga un uso y reconocimiento.

P. ¿Qué terrenos se elegirán? ¿Los de Metrovacesa, dueña de 1,5 millones de metros cuadrados?

R. Lo primero es que Las Vegas Sands presente su proyecto definitivo al concurso de adjudicación, que se decidirá en septiembre. En cualquier caso, no va a tener preferencia nadie, no va a haber tratos de favor por parte de ninguna administración para primar a unos propietarios de suelo sobre otros. La especulación es otra de las cantinelas de los críticos con este proyecto, que es la envidia de cualquier país europeo. Izquierda Unida seguramente hubiera preferido que instaláramos unas comunas agrícolas, unos kibutz o unos sovjós. Y los ecologistas y alguno de UPyD seguramente preferirían hacer allí unos huertos urbanos. Hay que ser realista. El impulso de Eurovegas puede ser decisivo para la economía de España.

P. ¿Coincide en que las exenciones fiscales aprobadas por la Comunidad son un traje a medida para Adelson?

R. Las leyes se hacen para todos, no se hacen leyes expresas para nadie. Hay que ser muy corto de miras si, cuando tienes la oportunidad de atraer una inversión que se está disputando medio mundo, no eres capaz de remover los obstáculos. Es algo que hacen todos los gobiernos democráticos del mundo.

P. ¿Qué concesiones en impuestos municipales va a hacer? No creo que le vaya a cobrar el IBI, por poner un ejemplo.

R. Como liberal que soy, estoy dispuesto a quitar obstáculos y hacer bonificaciones fiscales, siempre que las permita la ley, que sean lógicas con un proyecto de este calibre y en consonancia directa con el volumen de empleos creados.

“Estoy dispuesto a hacer bonificaciones fiscales según el volumen de empleos”

P. La oposición calcula que Adelson se ahorrará 3.500 millones de euros en exenciones. Y cifra en 700 millones el ahorro en lo que toca a Alcorcón ayuntamiento. ¿Compensa?

R. ¿Y ellos qué saben lo que voy a hacer, cuál va a ser mi política o mis bonificaciones? ¿Saben más que yo? Son los mismos que dicen que Alcorcón va a ser un centro de depravación. Y no.