Botella desvió 4,1 millones de euros de ayudas a domicilio a imprevistos

El Ayuntamiento justifica la operación porque “no hay lista de espera”

En Madrid fueron atendidos el año pasado unos 47.000 beneficiarios

En Usera parte del dinero sobrante se destinó a pagar una deuda contraída con dos empresas

Un dependiente, atendido en su casa. / CARLOS ROSILLO

El Ayuntamiento de Madrid cree que destina demasiado dinero a la atención domiciliaria de ancianos y dependientes (136 millones de euros el año pasado). Por eso, redujo a finales de 2012 el presupuesto para estos fines en 4,1 millones. La justificación que da es que los distritos no se gastaron todos los fondos asignados porque "no hay lista de espera en Madrid", según declara un portavoz municipal. El servicio cuyos presupuestos han sido recortados incluye que un auxiliar de hogar acuda al domicilio de la persona necesitada y le ayude en las tareas domésticas o de cuidado personal o le sirva de acompañamiento, por ejemplo.

"No se ha dejado de atender una sola demanda del servicio de ayuda a domicilio", insisten con rotundidad desde el Área de Servicios Sociales. Según los datos oficiales, en Madrid fueron atendidos el año pasado unos 47.000 beneficiarios.

¿Y adónde ha ido el dinero detraído de la asistencia domiciliaria? Según un anexo a los presupuestos de 2012, a la partida "servicios nuevos"; es decir, "a atender las insuficiencias en las dotaciones de otros créditos o nuevas necesidades que puedan surgir durante el ejercicio". En un escrito firmado por la delegada de Hacienda del Ayuntamiento, Concepción Dancausa, se detalla que en todos los distritos de Madrid, excepto Retiro, sobra dinero para estos fines.

IU denuncia que el municipio recorta con las personas “más vulnerables”

Tetuán es donde más remanente hubo en 2012, con 385.652 euros, seguido de Salamanca, con 357.040 euros, y Carabanchel, con 324.084. Las que menos dinero recortaron fueron Vicálvaro (10.641) y Usera (10.490). En este último distrito se da la circunstancia de que parte del dinero sobrante ha ido destinado a pagar una deuda contraída con dos empresas ajenas a los servicios sociales (Licuas y Seguriber), y a las que un juez reconoció que el Ayuntamiento les debía dinero.

"Políticamente es insostenible que con la necesidad que hay de dar ayudas a domicilio, el Ayuntamiento diga que sobran fondos y los emplee en otros fines", ha defendido María del Prado de la Mata, portavoz de Servicios Sociales de IU.

Del Prado sostiene que si en 2012 quedó ese remanente, ha sido a costa de deteriorar el servicio a los más "vulnerables". "En los últimos años han rebajado el número de horas de atención a las personas que lo necesitan, y así, evidentemente, se gasta menos. Si es verdad que ha sobrado dinero, que se gaste en incrementar la atención de estas personas", argumenta la portavoz.

La capital atiende

a 47.000 personas

en sus casas anualmente

En 2009, 54.400 ciudadanos fueron atendidos una media de 17,87 horas al mes. En 2011, bajaron los solicitantes a 48.984, pero también la atención media: 15,47 horas mensuales, según la memoria del Área de Servicios Sociales. En 2012 siguieron bajando los usuarios hasta los 47.000 actuales.

"El servicio va a peor y las esperas cada vez son más largas; con esa política de deterioro de la ayuda a domicilio, es posible que el año que viene sobre más dinero porque la atención sigue siendo más escasa y peor", insiste la portavoz de IU.

Por su parte, el Área de Hacienda del Ayuntamiento recuerda que la operación presupuestaria es "legal" y viene amparada por la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Carreras clandestinas por Gran Vía

Alba Casas Madrid

Grupos de ciclistas celebran competiciones ilegales a gran velocidad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana