Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

González insta al obispo de Getafe a rectificar sus críticas a Eurovegas

El prelado sostiene que el complejo puede ser un lugar de prostitución y blanqueo de capitales

Detalle de uno de los espacios verdes del proyecto. Ampliar foto
Detalle de uno de los espacios verdes del proyecto.

Los representantes de la Iglesia católica, en concreto en la tierra madrileña, nunca han visto con buenos ojos que Eurovegas se instalara en la región. El proyecto, que la Comunidad de Madrid se afana en vender como un complejo de ocio y congresos, es percibido como un lugar de perdición por los tres partidos de la oposición y también por la Iglesia. “Eurovegas significa una razón más para un esfuerzo de pedagogía y evangelización”, advertía en septiembre, tras conocerse que Madrid era la candidatura elegida en detrimento de Cataluña, el presidente de la Conferencia Episcopal Española y cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

La insistencia de Joaquín María López de Andújar, obispo de Getafe —Alcorcón, que destinará 750 hectáreas del Distrito Norte al megacasino, forma parte de la Diócesis— en “el alto coste moral y social de un proyecto cuyo fin principal es potenciar los juegos de azar”, provocó ayer la respuesta airada de Ignacio González. Sobre todo por la preocupación eclesiástica de que “puedan acudir a Alcorcón y alrededores actividades nada deseables que suelen darse en torno a estos macrocomplejos, como la prostitución, el blanqueo de dinero o el consumo de drogas”. O que “la actual legislación española respecto al juego, que limita los efectos negativos que pueda tener el abuso de esta práctica, ceda a los intereses de unos pocos para potenciar los beneficios económicos del inversor”, según reflexionó el prelado la víspera en un comunicado. La respuesta del presidente de la Comunidad, muy molesto por las críticas al proyecto, que sobre el papel supone una inversión de 16.000 millones de euros —la inversión para la primera fase son 6.750 millones, de los que Las Vegas Sands aportará 2.700— y decenas de miles de empleos en una región con 561.919 parados registrados, fue impactante. A fin de cuentas, no todos los días un político, en especial uno del Partido Popular, pide a la Iglesia que rectifique con tanta contundencia.

“Le pediría al obispo de Getafe que fuera más prudente a la hora de hacer acusaciones sobre blanqueo de capitales”, se arrancó González durante un acto de su partido en Parla al que asistió su mentora y presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre. “Le pediría que rectificase o, de lo contrario, que si tiene alguna prueba, que vaya a los tribunales, aunque sea obispo. Y si no, que no haga acusaciones de actos delictivos”, prosiguió el presidente regional, que instó al ministro de Cristo “a dedicarse a su función, que los católicos reciban la doctrina de la Iglesia, que lo hace extraordinariamente bien”. Sus palabras, realizadas en presencia de Aguirre. que tantas veces ha recalcado la importancia del cristianismo en la civilización occidental, no pasaron inadvertidas y causaron cierto estupor en el sector más conservador de la derecha.

El rechazo del obispo de Getafe se remonta al verano. López de Andújar ya se pronunció en términos similares contra Eurovegas el pasado junio en el portal de internet Religión en Libertad. El obispo dijo entonces que su “fachada” era “muy atractiva, con la promesa de muchos puestos de trabajo”, pero que en realidad escondía “la podredumbre” del juego, la prostitución, el blanqueo de dinero y los espectáculos “porno”. Estas actividades podrían “romper muchas familias, con todo el daño que implican las rupturas para los niños”, concluía. El prelado insistió en esta tesis el martes: “Como han demostrado proyectos similares en otros lugares del mundo, Eurovegas generará nuevas patologías personales, familiares y sociales. Los juegos de azar o las apuestas no son en sí mismos contrarios a la justicia. No obstante, resultan moralmente inaceptables cuando privan a la persona de lo necesario para atender a sus necesidades o las de los demás. La pasión del juego corre peligro de convertirse en una grave servidumbre”.

Las inquietudes de la Iglesia son idénticas a las de la oposición o plataformas como Eurovegas No. Eurovegas se sigue percibiendo como un foco de prostitución, mafias y dinero negro. La insistencia de la Comunidad de que el juego “solo” representará el 17% del volumen del negocio, según el consejero de Economía y Hacienda, Enrique Ossorio —el secretario de Estado de Comercio, Jaime García Legaz, llegó a rebajar la cifra a un 3%—, no termina de convencer a muchos incrédulos. Las exenciones fiscales y otros cambios legislativos aprobados en diciembre en la Asamblea de Madrid, como la bajada del tributo del juego del 40 al 10%, al nivel del establecido en Las Vegas, cumpliendo las exigencias de Sheldon Adelson en lo que PSOE, IU y UPyD entienden “un traje legal a medida”, contribuyen a alimentar las críticas al proyecto.

Más información