Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

CC OO denunció que Fernández pagaba horas extra en negro en el Congreso

El sindicato convocó una huelga en 2009 para reclamar que se incluyeran en nómina

Tras la denuncia al instituto laboral, se alcanzó un acuerdo con la empresa Cantoblanco

Los trabajadores de la cafetería del Congreso de los Diputados denunciaron en 2009 que cobraban fuera de la nómina las horas extraordinarias. La plantilla de 29 empleados pertenecía a Grupo Arturo Cantoblanco SL, de Arturo Fernández, presidente de los empresarios madrileños y ‘número 2’ de la CEOE, bajo sospecha por nuevas denuncias reveladas por la cadena Ser.

Los afectados convocaron una huelga con paros parciales y una jornada completa de protesta para pedir una negociación y para denunciar "la negativa empresarial a reflejar en los recibos salariales mensuales las cantidades derivadas de las horas extraordinarias que se realizan en el centro de trabajo", según consta en el escrito que CC OO presentó entonces al Instituto Laboral y a la Dirección General de Trabajo de la Comunidad de Madrid. Finalmente, se llegó a un acuerdo durante la mediación ante el Instituto Laboral y no se conoció públicamente lo ocurrido.

“Entre 2009 y 2010 detectamos cinco centros de trabajo en los que las empresas de Arturo Fernández pagaban horas extraordinarias no declaradas”, ha explicado el secretario general de CC OO Madrid, Jaime Cedrún, que cita entre ellas el Congreso de los Diputados, el Tanatorio de la M-30 y tres empresas privadas. Según el representante sindical, la presión que ejercieron entonces facilitó que la situación “se fuera normalizando”. “Desde 2010 no tenemos constancia de ninguna irregularidad”, ha asegurado Cedrún, que señala que no se trataba de una práctica generalizada del grupo sino que se producía “en algunos centros y con algunos trabajadores".

UGT no tiene constancia de ninguna denuncia, según ha explicado el secretario de Organización de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego del sindicato en Madrid. La cafetería de su sede principal, situada en la Avenida de América, está gestionada por una de las empresas de Fernández que, según ha denunciado la cadena Ser con testimonios de empleados antiguos y actuales ha pagado supuestamente en dinero negro parte del sueldo de sus empleados durante años.

Arturo Fernández niega los pagos denunciados ahora y rechaza también que se produjeran en años anteriores. Las negociaciones de 2009 con los representantes de los trabajadores de la cafetería del Congreso de los Diputados “tuvieron lugar para regularizar una antigüedad mal hecha a tres trabajadores y para incluir nuevos conceptos retributivos”, señala Rafael Navarrete, abogado de las empresas de Fernández. En el acta del acuerdo que se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) no aparece ninguna referencia a pagos fuera de nómina y solo se fija la cuantía de las horas extraordinarias (16,10 euros) y distintos conceptos salariales, tal y como subraya Navarrete.

Un portavoz de CC OO explica por su parte que se renunció a incluir en el BOCM el enunciado tal y como aparecía en el texto que se envió al Instituto Laboral. Justifica que “el interés” del sindicato era que “los trabajadores regularizaran su situación”. “Un empresario no va a reconocer nunca en un documento público que ha cometido un delito, pero sí lo admite de forma tácita al admitir lo que pedían los trabajadores”, concluye.