Selecciona Edición
Iniciar sesión

Caprabo renuncia a su plan para despedir a 400 trabajadores

La cadena de supermercados inicia las negociaciones con los sindicatos

La cadena de supermercados Caprabo, propiedad de Eroski, ha renunciado a los 400 despidos que planteó a los sindicatos como fórmula para cambiar la organización de sus establecimientos y reducir los costes, para ajustarlos a las caídas previstas de ventas. La medida iba acompañada de una rebaja salarial de entre el 3% y el 30% que ahora también está en el aire.

Tras la negativa de los sindicatos a empezar a negociar las medidas si no se retiraba la propuesta inicial, la dirección de la compañía accedió ayer a empezar de cero.

Caprabo quiere implantar un nuevo sistema de organización en todos sus supermercados, de forma que sólo se necesiten un jefe de tienda y un jefe de área, por lo que calcula que le sobran en torno a un millar de mandos de tienda. Sus intenciones iniciales eran de recolocar a 600 personas y despedir a los 400 empleados restantes.

Más información