Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montero afirma que la obras sanitarias que no hayan comenzado se aplazan

La consejera dice que las infraestructuras en marcha se ralentizan por la crisis

Ana María Corredera conversa con María Jesúsl Montero antes de la comisión parlamentaria de este miércoles. Ampliar foto
Ana María Corredera conversa con María Jesúsl Montero antes de la comisión parlamentaria de este miércoles.

La consejera andaluza de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero, ha confirmado hoy en el Parlamento autonómico que todos los proyectos de infraestructuras sanitarias previstos cuyas obras no hayan comenzado quedan aplazados hasta que mejore la situación presupuestaria de la Junta de Andalucía.

Montero ha señalado, a petición del Grupo Popular, que "la prioridad" de Salud "en estos momentos" es "el sostenimiento de la calidad de las prestaciones que se prestan a la población" pero no el inicio de la construcción de nuevos hospitales o centros de salud.

"La obras en marcha se ralentizan de forma provisional y su fecha de finalización se retrasa, y las que no han comenzado tendrán que esperar a que se estabilice la situación presupuestaria; las inversiones tienen que esperar", ha apostillado.

La consejera ha opinado que "es muy difícil" afrontar inversiones en nuevos proyectos "con un objetivo de reducción del déficit de las comunidades autónomas como el que se nos ha impuesto" el Gobierno central, aunque ha confiado en que esta "difícil situación" mejore a lo largo de la legislatura.

"No tengo pudor en decirlo: lo que teníamos que hacer en siete años tendremos ahora que hacerlo en diez; no he ocultado en ningún momento que el impacto de la crisis donde tiene un mayor grado de dureza es en las inversiones", ha aseverado.

Montero ha añadido que, junto a las dificultades presupuestarias, la situación del mercado inmobiliario impide acometer la construcción de nuevos grandes hospitales, como los de Málaga, Cádiz o Jaén, parte de cuya financiación se basaba en permutas de solares con el sector privado.

Con todo, la consejera ha enfatizado que en la pasada legislatura su departamento invirtió más de 620 millones de euros en la construcción y mejora de centros hospitalarios y otros 220 millones de euros en centros de atención primaria, lo que ha mejorado notablemente la red de infraestructura sanitaria de Andalucía.

Ha subrayado que la comunidad autónoma dispone de casi 50 centros hospitalarios y de 1.500 centros de atención primaria públicos y ha enfatizado, "para que no haya confusiones", que en Andalucía no se ha cerrado ni privatizado ningún centro de salud.

La diputada del PP, Ana María Corredera, ha explicado que había pedido esta comparecencia para que la consejera explicase cuáles son los compromisos de inversión de su departamento en esta legislatura porque Salud no los ha explicitado ni figuran en los presupuestos de la Junta de Andalucía.

Corredera se ha dado por enterada de este aplazamiento de las nuevas infraestructuras y ha expresado su "preocupación" porque muchas de ellas contaban con el compromiso de apertura de la Junta de Andalucía.