Paralizado el proyecto de cubrir Las Ventas tras desplomarse la estructura

El incidente, ocurrido de madrugada, no causa víctimas ni daños en la plaza

El proyecto estaba siendo sometido a las últimas pruebas antes de su estreno este jueves

Los técnicos de Patrimonio no detectan desperfectos en la estructura arquitectónica

FOTO: CRISTÓBAL MANUEL | VÍDEO: ATLAS

"Como un paracaídas que se ha desinflado". Así ha definido José Luis Blanco, gerente de Taurodelta —empresa que gestiona la plaza de toros de Las Ventas—, el estado en el que ha quedado la nueva cubierta móvil que se estaba instalando en el coso madrileño. Esta madrugada, a apenas tres días de que se celebrara la fiesta de inauguración de la cúpula, la estructura de aluminio de 160 toneladas ha cedido y se ha hundido. No ha habido heridos, porque en ese momento solo estaban los guardas de seguridad en el recinto. Tras una primera inspección, Carlos Abella, director del centro de Asuntos Taurinos del Gobierno regional —propietario de la instalación— ha informado de que la estructura de la plaza tampoco ha sufrido daños.

El incidente ha obligado a Warner Music, la empresa que paga el techo desmontable y que había conseguido a cambio la exclusividad para utilizar la plaza tres años, a suspender toda su temporada de actividades, que arrancaba este mismo jueves. La cubierta iba a ser presentada a los medios el miércoles y su inauguración oficial estaba prevista para el jueves en el transcurso de una fiesta que iba a empezar a las ocho de la tarde. Además, el 11 de febrero había otro acto y el 23, se iba a celebrar un espectáculo de chirigotas. El calendario taurino, que comienza el 24 de marzo, no se verá afectado, ha recalcado Blanco.

15 minutos desplomándose

Ayer terminaron de montar la estructura, unos trabajos que comenzaron hace tres semanas. En torno a las 4.45, el personal de seguridad que hacía ronda por los pasillos ha oído un chasquido "como de madera que cruje", según ha explicado Blanco. El centro de la cubierta ha cedido "poco a poco, durante 15 minutos," hasta que la parte más alta casi ha llegado a tocar el suelo. El accidente se ha producido dentro de las 48 horas de seguridad que exige la cubierta entre su despliegue y el uso del recinto. En su montaje también ha participado otra empresa, Cedeti, encargada del estudio de cálculo y de la colocación de estructuras.

Aún es pronto, han asegurado los responsables en rueda de prensa esta mañana, para hablar de las causas, de la responsabilidad del desplome o del sobrecoste que supondrá este incidente. Esta mañana han realizado un informe preliminar técnicos de la Dirección General de Patrimonio, al ser un edificio histórico y protegido, y por la tarde un peritaje más detallado ha establecido que la estructura de la plaza no ha sufrido daños a causa del incidente.

Las rachas de viento de anoche pueden haber influido en la caída, según ha explicado previamente el consejero de Presidencia, Salvador Victoria en un acto a primera hora de la mañana. Hasta las cuatro de la madrugada, la sierra estaba en alerta amarilla por vientos de hasta 80 kilómetros por hora y en el resto de la región se preveían rachas de vientos flojos.

En todo caso, el consejero ha mostrado la firme y total "intención de la Comunidad de paralizar totalmente el proyecto de cubrimiento al menos esta temporada", ya que no van a "asumir el más mínimo riesgo". En la misma línea, el presidente de la Comunidad, Ignacio González, ha anunciado en un acto en Tielmes que la cubierta no será instalada porque "no ha superado las pruebas" de carga, informa Efe. A juicio del presidente madrileño, no hay garantías de que la estructura pueda cumplir los parámetros de seguridad, por lo que ha anunciado que "no se permitirá esa instalación". Un portavoz de Taurodelta ha confiado sin embargo en reanudar los planes en 2014.

"No nos explicamos cómo ha podido ocurrir"

"No sabemos qué ha pasado, no nos explicamos cómo ha podido ocurrir este desastre. Es pronto para apuntar a cualquier causa, pero somos los primeros interesados en saberlo", ha asegurado José Luis Cervero, responsable de la empresa española instaladora de la cubierta, Grupo Plus. Cervero ha subrayado que se estudiarán "minuciosamente" las causas y ha añadido "todos hemos sido escrupulosos en su construcción, al cien por cien".

El representante de Warner, Íñigo Argomáriz, simplemente ha asegurado que "esperarán al informe de los técnicos" antes de pedir responsabilidades. Ellos son los principales afectados por el incidente. Los cuatro millones de euros que cuesta la estructura desmontable de la plaza los ha puesto la multinacional.

La cúpula fue construida por Spantech, una empresa francesa. El Grupo Pabellones Plus ha llamado a los técnicos de esta empresa para aclarar quién ha sido el responsable del desplome. Se trata de una cúpula de aluminio de quita y pon de 160 toneladas, 102 metros de diámetro y una altura de 75 metros que comenzó a instalarse a finales de noviembre. Está compuesta por vigas de aluminio y varias capas de lona de PVC que van sustentadas en bloques de hormigón. En total, se han colocado 30 vigas dobles en la parte superior de la grada, que hacen de contrapeso.

La cubierta, impermeabilizada, insonorizada y climatizada, no se ve desde el exterior, por lo que no altera la imagen de la plaza —declarada Bien de Interés Cultural en 1994—, cubre los tendidos y deja fuera las gradas y las andanadas. Con la cubierta puesta, el aforo de la plaza se reduce y queda en 16.000 personas sentadas y  1.800 en el ruedo, aunque depende del espectáculo y de su montaje. La estructura, fabricada en Estrasburgo, se coloca en 15 días y se retira en otros ocho. Los planes eran mantener la plaza cubierta en otoño e invierno y desmontarla para los meses de primavera y verano, cuando se celebra la temporada de corridas.

Victoria ha precisado que el derrumbe se ha producido cuando se estaban realizando las últimas pruebas de carga —las 48 horas de seguridad previas a su uso— y antes de que el Gobierno regional realizara su inspección técnica. Para que se abriera al público, era necesario que el Gobierno regional diera el visto bueno y los técnicos de patrimonio lo autorizaran. La Comunidad, según Victoria, no había "autorizado ni sometido a inspección técnica todavía el proyecto".

No es el primer incidente que se registra en España con cubiertas desmontables, En 1998, la plaza de toros de Jaén se convirtió en la única cubierta de Andalucía, pero se acabó retirando después de que en dos ocasiones el fuerte viento que azota Jaén en invierno hiciera volar la instalación. En esa ocasión tampoco hubo ningún herido.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana