Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Traballo recorta a la mitad los fondos para luchar contra el paro

La consellería reduce de 93 a 45,9 los millones destinados a promover el trabajo

Recortar sobre lo recortado en políticas activas de empleo. La previsión de gasto de la Xunta para financiar programas de formación para desempleados, ayudas para ERE o sostener los servicios de orientación laboral en 2013 sufre un tijeretazo estrepitoso en una comunidad donde el paro crece por encima de la media estatal y se disparó en diciembre hasta el 21,3%.

 Dicho de otro modo, uno de cada cinco gallegos en edad de trabajar no tiene dónde hacerlo y el dinero público que la Consellería de Traballo e Benestar destinará este año a intentar frenar el paro mediante cursos de reciclaje profesional, itinerarios personales o planes integrados de empleo se reduce a la mitad (50,6%) con respecto al año pasado.

Lo dice la CIG en un escueto informe elaborado por su área económica que hace una comparativa entre las partidas económicas que la Dirección Xeral de Emprego e Formación manejó el último año y las previstas para este ejercicio, que bajan de 93 a 45,9 millones.

“Esto es impresentable en la situación que padecemos”, resume Anxo García Torres, secretario de Formación de la CIG. “Indica dos cosas: que el PP lo hace mucho peor aquí que en otras zonas del Estado y que aún encima, reduce la inversión que podría ayudar a rebajar el paro”.

El recorte es todavía más crudo si se toman como referencia los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) que resume en cifras el último y demoledor trimestre del 2012: Galicia cerró el año con 277.400 parados, (el 21,28%) y suma 91.000 hogares con todos sus miembros desempleados. Hace sólo tres años, al cierre de 2009 y con la crisis ya causando estragos, se contaban 168.400 gallegos en paro (12,9%). Un año después, subía al 15,6% y escaló hasta el 18,3% al final del 2011.

Los programas que más padecen el tijeretazo de Traballo son, según la CIG, los que ponen dinero en manos de los sindicatos para los cursos de formación AFD (Acciones de Formación para Desempleados), que caen de 23,2 a 13,5 millones, un 41,84%.

“La bajada es significativamente superior a la que sufren las empresas y Ayuntamientos para el mismo programa”, remarca el sindicato, con recortes del 25% en el caso de las Administraciones locales que pasan de manejar 10 a 8 millones. Las empresas que en 2012 contaron con 20,8 millones para estos programas AFD, tendrán este año 14,7, por encima de los 13,5 que les quedan a los sindicatos.

Critican que el tijeretazo llega hasta el 50% en los dos programas de orientación (itinerarios personales y planes integrados de empleo), que de tres millones se plantan ahora en la mitad, mientras que los Contratos Programa se quedan en “cantidades casi testimoniales”, con una caída que llega al 80%, pasando de 26,3 a 5,3 millones para los próximos meses. El informe remarca que la bajada de fondos para este programa en 2012 ya había sido muy significativa.

“Con estas cifras se demuestra la intención manifestada por el PP de recortar en todo lo que sea financiar cursos de formación por medio de entidades sindicales”, resume la CIG, aunque admite que las cantidades finales que los sindicatos perciban a través del forGa, por ejemplo, pueden sufrir variaciones sobre lo presupuestado. El secretario confederal de Formación de la CIG señala que a mitad del pasado año, Traballo ya había recortado un tercio los fondos inicialmente presupuestados para AFD, que de 55 millones se quedaron en 39. “Si bien es cierto que el análisis de las partidas de origen no da pie a muchas dudas”, concluye.