Duran pide perdón pero aclara: “No pienso dimitir”

El líder de Unió niega que el partido se financiase ilegalmente pese a admitirlo judicialmente

Josep Antoni Duran Lleida no piensa dimitir pese a la sentencia en la que su partido, Unió Democràtica, admite que se financió ilegalmente durante los años 90. El líder de la formación, de visita en Chile para participar en un encuentro de políticos democristianos, no dejará su cargo pese a haber dicho, en 2000, que dimitiría si se demostraba la financiación ilegal. "Por supuesto no pienso dimitir, en su día el partido asumió responsabilidades políticas, expulsamos a quienes hoy están condenados o se dieron de baja voluntariamente y por otra parte abrimos una comisión investigadora, cosa que nadie ha hecho, con personas ajenas al partido", ha explicado Duran al diario chileno La Tercera.  Eso sí, pidió perdón. "Lo tengo clarísimo, a pesar de que la dirección de Unió, que yo represento, es ajena, lo único que puedo es pedir perdón a los ciudadanos, con toda claridad, con toda humildad y con toda sencillez. Esto no es bueno para nadie y por lo tanto pido perdón", dijo, en declaraciones al canal 8TV.  

Unió Democràtica ha admitido esta semana que se financió ilegalmente, aceptando la sentencia que le condena a devolver 388.000 euros por el llamado 'caso Pallerols', de desvío de fondos para formación de parados a las arcas del partido. Cuando estalló el caso, Duran dijo que aunque lo desconocía asumiría sus responsabilidades en caso de demostrarse, pero el democristiano no cumplirá con su palabra. "En 2000 manifesté que si hubiese habido una situación irregular yo asumiría responsabilidades, no hay financiación irregular y las responsabilidades políticas ya fueron asumidas". El partido, pese a aceptar judicialmente que se financió ilegalmente, lo niega en declaraciones públicas: Duran y la portavoz democristiana, Marta Llorens, justifican el matiz en base a que la financiación ilegal no es un delito tipificado y que el partido desconocía la llegada de dinero fraudulento. "Si usted tiene un piso  alguien está trabajando en su casa y deja el grifo abierto, usted no hace eso voluntariamente, ni tiene responsabilidad penal, claro que tendrá que pagar, pero es una responsabilidad civil subsidiaria", defiende Duran. 

La oposición catalana, el PP y el PSOE exigieron ayer a Duran que cumpla con su palabra y dimita tras haber admitido la financiación ilegal. El democristiano aprovechó para cargar contra el resto de partidos por "hablar antes de conocer la sentencia. El fiscal dice claramente que en los hechos que sucedieron no teníamos noticia de ello, ni a los acuerdos que pudieran haber llegado los imputados". Incluso desde Convergència, su socio de federación, crece la presión para que el democristiano se explique: Pere Macías, diputado de CiU en el Congreso (Duran es el líder del grupo parlamentario), le ha recomendado esta mañana que se explique.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Resumen del día de El País América - 3 de julio

Cinco noticias que deberías conocer

Nadal, un año en el desierto

Desde que venciera en París el curso pasado, el español ha perdido 17 partidos (el 30%) y no consigue alzar el vuelo: “Seguiré creyendo que desde el trabajo pueden cambiar las cosas”

El crecimiento inclusivo en América Latina: una llamada a la acción

La región ha aumentado su clase media hasta niveles nunca vistos, ha reducido la desigualdad y sacado a millones de la pobreza

EL PAÍS RECOMIENDA

El robot letal de la planta de coches

La muerte de un trabajador reaviva los temores sobre la relación con máquinas

Twitter quiere parecerse a Jun

La red social trasladará a Estados Unidos el uso de las nuevas tecnologías en una pequeña localidad granadina

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana