La Caixa se desprende de Isla Mágica tras asumir 30 millones de deudas

Un grupo francés experto en parques de ocio se hará cargo del recinto de Sevilla

La empresa se compromete a invertir en nuevas atracciones

Ampliar foto
La entrada de Isla Mágica el pasado viernes, último día de la temporada 2011/2012.

Los 600 trabajadores de Isla Mágica, el parque temático de Sevilla, vieron este martes despejado su futuro. Justo cuando se preparaban para afrontar con la empresa la negociación de un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), la dirección del parque informó a los trabajadores de que la máxima accionista, Caixabank, acababa de cerrar un acuerdo para vender sus acciones a Looping Group, una empresa francesa especializada en la gestión de parques. La entidad financiera, que controla el 82,8% del capital de Isla Mágica,cuenta con poder sellar la operación antes del verano, según confirmaron fuentes de Caixabank, el banco surgido de la fusión de La Caixa y Banca Cívica (en la que se integró Cajasol).

 El acuerdo que se cerró ayer en Sevilla supone la compra por parte de Looping Group de todas las acciones que tenía el banco en el parque, que registró en 2011 pérdidas de 3,2 millones de euros y acumula una deuda de 21 millones. La Caixa, que el pasado agosto se fusionó con Banca Cívica, llevaba meses intentando desprenderse de Isla Mágica y hace unas semanas confirmó que lo había puesto a la venta. El acuerdo supone que Caixabank no solo no recibirá dinero a cambio de sus acciones sino que pagará para deshacerse de ellas. Según informó la entidad, el banco asume unos costes de 30 millones de euros para que el parque se transfiera libre de cargas y “contingencias financieras”. A cambio, Looping Group, que ya gestiona ocho parques de ocio en Europa, ha puesto sobre la mesa un plan con el que se compromete a garantizar la viabilidad de Isla Mágica.

La empresa suspende el ERE  que iba a empezar a negociar este martes

La compañía francesa, controlada por la firma de inversión estadounidense H. I. G., ya ha anunciado la inversión de cinco millones de euros para incorporar nuevas atracciones en los próximos años. “Con la adquisición de Isla Mágica, el parque temático asegurará su viabilidad”, afirmó ayer el presidente de Looping Group, Laurent Bruloy, según una nota remitida por la empresa. “El plan estratégico del grupo conlleva la inversión en el desarrollo de Isla Mágica mediante nuevas atracciones que enriquecerán la oferta y atraerá a un público más amplio”, añadió Bruloy.

Looping Group se constituyó el año pasado tras la adquisición del 70% de siete parques al grupo francés Compagnie des Alpes. A estos siete recintos, ubicados en Francia, Suiza, Holanda y Reino Unido, se le unió en mayo un octavo parque. Isla Mágica será la primera instalación que la empresa controle en España.

Aunque Caixabank y el grupo francés han cerrado el acuerdo de venta de las acciones, la operación tardará aún unos meses en formalizarse. Fuentes de la entidad señalaron que hay que culminar una serie de “trámites administrativos” y hablar con el resto de accionistas de Isla Mágica —Unicaja (6,96%), el Ayuntamiento de Sevilla (2%) y la Diputación provincial (1,41%)—. Aunque las dos partes aseguran que el acuerdo garantiza el futuro del parque queda por saber cuándo y en qué condiciones va a abrir de nuevo el recinto, que cerró la temporada la semana pasada. Habitualmente, Isla Mágica abre sus puertas en abril, pero según los plazos marcados este martes, para entonces es muy posible que la operación no esté aún cerrada. Fuentes de Caixabank señalaron que la fecha de la reapertura no está pactada, pero aseguraron que a partir de ahora todas las decisiones se tomarán consensuadas con el futuro dueño del parque.

La incógnita sobre el calendario futuro del parque es la pega principal que ponen los trabajadores al acuerdo. La presidenta del comité de empresa, Ana Pérez Luna (UGT), mostró su satisfacción por el acuerdo. “Looping Group es una empresa especializada en parques de ocio, lo que nos indica que apuesta de verdad por el parque”, afirmó. Responsables de la compañía francesa ya han informado a la dirección de Isla Mágica de que no llevará a cabo el ERE temporal previsto, que iba a empezar a negociarse ayer mismo, y de que se reunirá en los próximos días con los representantes de los trabajadores.