danza

El Canal quiere ser el Real de la danza

Pese a la escasez de patrocinios y la oleada de recortes, los teatros de Cea Bermúdez han programado para este año un ambicioso menú de expresión escénica único en España

Dos bailarines de la compañía brasileña Grupo Corpo.

Si para el público madrileño la pérdida del teatro Albéniz fue una señal de terrible augurio en la oferta de danza de la capital, ahora en 2013, de alguna manera, ese extraño fario viene a paliarse con una potente lista de visitantes en el Canal; mientras el coliseo de la calle de la Paz sigue tapiado y los rumores de brutales especulaciones sobre su solar continúan, los Teatros del Canal, dentro de su compleja y prismática programación que abarca teatro, música sinfónica, circo y actividades infantiles, sitúa a la danza a la cabeza de su oferta, en un sonado golpe de efecto.

Es casi un milagro de los panes y las zapatillas en un momento de grandes recortes, la contestada subida del IVA para los espectáculos y la alargada sombra de una crisis que no amaina. La fórmula parece estar en la administración de los mismos recursos y en una hábil concentración de festivales como el Madrid en Danza y el Festival de Otoño a Primavera, que ostentan un presupuesto propio y estos teatros como su sede de cabecera. Hasta ahora, el patrocinio sigue siendo escaso.

Los Teatros del Canal se inauguraron en 2009 con un proyecto original del arquitecto Juan Navarro Baldeweg, y es propiedad del Canal de Isabel II, sobre cuyos terrenos se asientan, siendo dependientes del Gobierno regional. La gestión y explotación está en manos desde hace varios ejercicios de la empresa privada Clece (del grupo ACS), que comparte además el ejercicio de programación al alimón con el actual director artístico, Albert Boadella.

A un año natural vista, la danza y el ballet serán los grandes protagonistas de los aún nuevos teatros titulares de la Comunidad de Madrid, superando en cantidad y calidad a cualquier otro de sus características en España. De alguna manera, los Teatros del Canal suplen la prácticamente total ausencia de ballet clásico y académico dentro de la programación del otro gran escenario público de la ciudad: el Real, que en la presente temporada solo hará (una vez pasadas las cuatro funciones de Mark Morris de estos días) una función en marzo y ocho en abril, todas con la Compañía Nacional de Danza (CND); en cuanto a la programación 2013-2014, a partir de septiembre, el Real no ha dado más detalles.

Las citas del año

  • ‘Memorias de un caballo andaluz’. La Cuadra de Sevilla y Salvador Távora presentan un particular acercamiento coreográfico a la relación estética del caballo andaluz con la fiesta del toro y con la danza, desde el flamenco al contemporáneo. Del 10 al 27 de enero.
  • ‘La gran misa’ de Mozart. Última gran coreografía del prematuramente desaparecido Uwe Scholz. El Ballet de la Ópera de Leipzig y la Joven Orquesta de la Comunidad dirigidos por Andreas Schüller entran en un diálogo plástico con el canto gregoriano y Arvo Pärt. 8, 9 y 10 de febrero.
  • Festival de talentos. Dramaturgos, coreógrafos y artistas de circo y cabaré competirán en un festival, Talentmadrid 2013, votado por especialistas y público. El ganador podrá ver su creación sobre estos escenarios. Del 21 de febrero al 3 de marzo.
  • ‘Leyendas del hombre pájaro’. Uirapurú de Heitor Villa-Lobos y El pájaro de fuego, de Igor Stravinsky en una visión de la danza contemporánea a cargo de Dani Pannullo Dancetheatre con la Joven Orquesta y Coro de la Comunidad. 15, 16 y 17 de marzo.
  • Grupo Corpo (Brasil). Vitalidad y diversidad expresiva en una prestigiosa agrupación de danza contemporánea. Vuelve el conjunto de los hermanos Pederneiras con dos creaciones: SemMim + O’Corpo, en el marco del Festival de Otoño a Primavera. 2, 3 y 4 de mayo.
  • ‘Romeo y Julieta’. La coreografía de Bertrand d’At, ambientada en la Revolución rusa, sobre la música de Prokofiev y con decorados de Rudy Sabounghi, propuesta que explora los mecanismos del conflicto y la guerra por el Ballet de Opera Nacional del Rhin. 31 de mayo y 1 y 2 de junio.
  • ‘Coppélia’ y ‘El lago de los cisnes’. Inicio de la gira española del Ballet Nacional de Cuba con dos grandes títulos clásicos en las reputadas coreografías de su directora Alicia Alonso y acompañados por la Orquesta de la Comunidad. Septiembre.
  • 25 años del Ballet Víctor Ullate Comunidad de Madrid. La compañía titular de la región madrileña celebra sus 25 años con varios programas que alternan el repertorio con nuevas creaciones de sus directores artísticos y coreógrafos, Víctor Ullate y Eduardo Lao. Octubre.
  • Festival ‘Madrid en Danza’. La XXVIII edición del festival, del 5 de noviembre a finales de mes ofertará una programación en las salas del Canal en la que, como es habitual, se combina la danza española, el nuevo flamenco y los modos contemporáneos.
  • ‘A doll’s house’, creado en 2008 por Jo Kanamori y basado en la obra teatral de Ibsen para la compañía NOISM (Japón). Una obra que une la mejor danza contemporánea nipona con los avances tecnológicos e inspirados por sus milenarias tradiciones escénicas y teatrales. Noviembre.
  • MOMIX. Nueva creación. La compañía de danza acrobática que dirige Moses Pendleton vuelve a la sala roja con una nueva obra de creación. MOMIX, habitual de la escena madrileña desde hace lustros, cosechó en 2012 un notorio éxito con Botánica en este mismo teatro. Diciembre.

Algunas de estas presentaciones de grandes conjuntos en el Canal se verán acompañadas por las dos orquestas residentes en la casa de Cea Bermúdez: la ORCAM (Orquesta de la Comunidad de Madrid) y la JORCAM (Joven Orquesta) con sus respectivos coros. Parte de este impulso a la danza puede deberse a la cercanía y retroalimentación orgánica que se produce con el Centro Coreográfico Canal, pues sus instalaciones —con el edifico anejo y sus nueve salones— son parte en cuanto a arquitectura se refiere del conjunto de los Teatros del Canal. En un principio, la concepción del proyecto global preveía unas funciones combinadas de ambos, lo que sucede ya en parte: algunos espectáculos que se gestan y se preparan en el Centro Coreográfico tienen después su visibilidad pública en los Teatros del Canal, que tienen dos salas de exhibición, la Roja (863 localidades) y la Verde (440 butacas en su disposición convencional) por los colores predominantes en sus decoraciones, usándose también ocasionalmente para fines públicos la llamada Sala Negra, que reproduce los espacios y tecnología del gran escenario principal.

Espectáculos destacados

Entre los grandes espectáculos que se podrán disfrutar en el Canal con la participación orquestal pueden destacarse La gran misa, título de la coreografía de Uwe Scholz, obra concebida sobre la Misa en Do menor KV 427, de Mozart. En la versión de Uwe Scholz, las partes no escritas por el compositor son reemplazadas por cantos gregorianos adicionales y secciones de música contemporánea, donde aparece Arvo Pärt. Para la crítica alemana, esta fue la última gran obra del Scholz, que dirigió el conjunto de Leipzig desde 1991 hasta su fallecimiento en noviembre de 2004. Con 40 bailarines de más de 20 nacionalidades, es una de las más reconocidas compañías de ballet de Alemania a nivel internacional. Scholz, al poco tiempo de llegar, le cambió el nombre al conjunto y lo identificó con su potente estilo, así como con la gran tradición de música sinfónica de la ciudad.

El Romeo y Julieta del Ballet del Rhin está ambientado en Kiev en 1917, donde se cuece la rebelión popular en la que facciones rivales intentan hacerse con el poder tras la caída del zar: los Blancos de Denikin y sus bandoleros, los Rojos y seguidores de Petlioura, enfrentados en un desorden total. En este ambiente de odio y resignación, Romeo se encuentra con Julieta. El coreógrafo Bertrand’At ha optado por fijar su ballet en la bruma de la Revolución rusa. Julieta se convierte en la heredera de la aristocracia local y la intelectualidad. Romeo se presenta como un joven estudiante pobre tentado por las ideas revolucionarias. La partitura de Prokofiev enmarca esta renovada versión del clásico inspirado por la pieza de Shakespeare.

Bajo el título Leyendas del hombre pájaro, el director y coreógrafo argentino radicado en Madrid Dani Pannullo se hace acompañar de la JORCAM para ir del Amazonas profundo al imaginario del folclore ruso. Uirapurú, de Heitor Villa-Lobos, y El pájaro de fuego, de Igor Stravinski, el primero ya hecho por encargo de la Semana de Música Religiosa de Cuenca hace dos temporadas y el segundo, un estreno absoluto. Dos leyendas con los pájaros como protagonistas y como símbolo, generadores de magia, símiles de héroes míticos en manos de dos maravillosos compositores que trasladaron a la música cuentos nacidos en su tradición popular. Con un patrocino especial de Ibercaja, la Dani Pannullo Dancetheatre ratifica su posición de cabecera en las creaciones contemporáneas en Madrid. La agrupación se constituyó en 1999 nutriéndose desde el principio de bailarines provenientes de las más variadas disciplinas: breakdance, danza contemporánea; butoh japonés; gimnasia rítmica y performance plástica, trabajando sobre un espectro musical variado, desde la electroacústica al hip-hop.

En septiembre, el Ballet Nacional de Cuba (BNC) desembarca al completo en la Sala Roja de los Teatros del Canal con más de un centenar de artistas. La ORCAM lo acompañará en una apertura de temporada de lujo con dos títulos académicos: El lago de los cisnes y Coppélia, ambas en las versiones de Alicia Alonso. Para muchos especialistas, la Coppélia del BNC es la mejor y más ligada a tradición de cuantas se representan hoy, y viene a Madrid en una nueva producción diseñada por el artista cubano Ricardo Reymena.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana