En libertad sin cargos el detenido tras hallarse muerta a su pareja

La autopsia del cadáver de la mujer, de 38 años, concluye que su muerte no fue violenta

Piso de la calle Marina Usera de Madrid, donde vivía la fallecida. / EFE

La Policía Nacional ha dejado en libertad al hombre de 46 años detenido ayer como sospechoso de haber matado a su pareja en el piso que ambos compartían en el distrito de Usera, en el sur de la capital. La autopsia, practicada esta mañana, ha revelado que la mujer, de 38 años, no murió de forma violenta. No había denuncias por malos tratos y, en un principio, el presunto asesino fue conducido a comisaría como testigo del suceso. Una vez allí, varias incongruencias en su declaración hicieron sospechar a los agentes, que le arrestaron como supuesto autor del crimen.

Según ha informado una portavoz del SUMMA Comunidad de Madrid, sobre las nueve de la mañana de ayer una persona alertó al teléfono de emergencias 112 de que una mujer estaba muerta en el piso 4º A del número 15 de la calle Marina Usera de la capital. A su llegada, los servicios sanitarios hallaron, tumbada en una cama, a la mujer fallecida. Los sanitarios se limitaron a confirmar el fallecimiento. Se trata de Ximena Alexandra Tuarquiza Cabezas, de 38 años y origen ecuatoriano. El cadáver, no presenta "aparentemente signos exteriores de violencia", según el SUMMA.

Fuentes de la investigación han precisado que no tiene "ni impactos de bala ni cuchilladas", aunque sí un golpe no mortal en la cara y algún arañazo. Hoy se le ha practicado la autopsia para determinar las causas de la muerte. Aunque no se conocen más detalles, fuentes de la Jefatura han informado de que el informe concluye que no fue violenta. Al lugar acudieron también el Grupo V de Homicidios, Policía científica, la comisión judicial y trabajadores del Anatómico Forense para proceder al levantamiento del cadáver.

La víctima vivía con su pareja, Luis Antonio Q. G., de 46 años y origen ecuatoriano, y con otros dos hombres. Los tres fueron trasladados a comisaría como testigos. Fuentes policiales han detallado que el arrestado explicó a los agentes que había estado bebiendo con la víctima hasta altas horas de la madrugada y que luego habían ido a dormir juntos, pero no recordaba lo que había ocurrido luego.

La pareja de la víctima, según las mismas fuentes, incurrió en varias incongruencias, por lo que finalmente fue detenido acusado de un delito de homicidio. Había restos de sangre en la pared, añaden las mismas fuentes. Luis Antonio Q.G. no tiene antecedentes policiales ni tampoco ninguna orden de alejamiento con respecto a la víctima, ya que no constan denuncias por malos tratos, según la Jefatura. Sobre la una de la tarde, ha quedado en libertad sin cargos tras conocerse el resultado de la autopsia. Todo apunta a que la mujer murió por causas naturales.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Periodista de la sección de Local de EL PAÍS

IMPRESCINDIBLES

Carreras clandestinas por Gran Vía

Alba Casas Madrid

Grupos de ciclistas celebran competiciones ilegales a gran velocidad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana