La planta que tratará los lodos de Flix ya está en fase de pruebas

Medio Ambiente impone su calendario pese a las reticencias de Generalitat y municipios

El Ejecutivo catalán llevará al ministerio a los tribunales si inicia la retirada de lodos

Vista del pantano de Flix, con los muros de contención de los residuos. / Josep Lluís Sellart

El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente no se detiene en su plan de iniciar cuanto antes, pese a la oposición de la Generalitat y las autoridades locales, la retirada de los 700.000 metros cúbicos de residuos tóxicos y radiactivos vertidos durante un siglo por la empresa química Ercros en el pantano de Flix (Ribera d’Ebre). La planta especial donde los lodos van a ser trasladados y tratados ya está en fase de pruebas, ha podido saber EL PAÍS, lo que supone el último paso antes de poner en marcha la compleja y delicada extracción de unos residuos calificados por muchos expertos como una de las mayores “bombas ecológicas” existentes en España.

Las instalaciones, dotadas de tecnología puntera, se encuentran ubicadas dentro del recinto de Ercros. Estos días incluso han acudido hasta allí para ser partícipes del proceso expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Cuando la fase de chequeo esté lista, podrá iniciarse el dragado de lodos. De momento, los técnicos, especialistas y demás personal contratado están reproduciendo todo el proceso para no dejar nada al azar: tras levantar un muro de acero en el fondo del pantano para confinar los residuos, estos serán aspirados y llevados a la planta especial. Allí se compactarán y tratarán. Después, una parte de los lodos se llevarán a un vertedero y otros serán depurados.

Así, Acuamed, la sociedad estatal dependiente del ministerio encargada de ejecutar los trabajos, sigue con el plan de obra previsto aunque el Gobierno central rechaza dar una fecha exacta para iniciar la extracción de los lodos. En todo caso, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, ya ha asegurado que actualmente, finalizadas las labores previas, la obra se encuentra a disposición de comenzar el dragado.

“Toxicidad de los lodos”

“El ministerio es consciente de la toxicidad de esos lodos y de ahí la cuantía y garantías del proyecto acometido que supondrá, en su conjunto, una inversión de más de 200 millones de euros”, afirmó Ramos cuando el problema de Flix enlodó la reciente campaña electoral.

El Gobierno central alega que hay otros tramos del Ebro muy contaminados

Y es que esta postura sigue enfrentada a los deseos de la Generalitat, el consejo comarcal de la Ribera d’Ebre y los alcaldes de las poblaciones río abajo, en su mayoría pertenecientes a CiU. Estos batallan para que se retrasen los trabajos hasta tener finalizadas la totalidad de las obras de pozos o canalizaciones que deben asegurar el consumo de agua potable en caso de un episodio de contaminación durante la extracción de los residuos.

En el Consejo Comarcal de la Ribera d’Ebre aún recuerdan cuando un vertido de mercurio alcanzó en 2002 la red de agua potable de Tarragona. En el caso de Flix, los residuos tóxicos están compuestos por organoclorados, metales pesados —mercurio, níquel y arsénico— además de radionucleidos —contaminación radiactiva—.

El consejero en funciones de Territorio y Sostenibilidad del Ejecutivo catalán, Lluís Recoder, ha enviado una carta al presidente de Acuamed, Juan Urbano López, solicitando una reunión. Pero, según afirman desde la Generalitat, la misiva no ha obtenido ninguna respuesta. Recoder asegura que aún hay un año de margen para iniciar la descontaminación y no perder las subvenciones europeas comprometidas, que alcanzan un 70% del presupuesto. El consejero en funciones de Territorio y Sostenibilidad especifica que el proyecto de retirar los residuos tóxicos tiene que justificarse ante la Unión Europea el 31 de diciembre del 2015, con lo que podrían iniciarse las tareas en 2014, ya que el término de ejecución de los trabajos es de 24 meses.

De ser así, mientras tanto, las canalizaciones de agua, responsabilidad de la Agencia Catalana del Agua (ACA), podrían estar finalizadas. Además, la Generalitat, aunque seguirá intentado llegar a un acuerdo con el Gobierno, se mantiene firme en su compromiso de denunciar al Estado si el dragado de lodos se inicia cuando aún no esté asegurado el abastecimiento de agua potable.

El ministerio, por su parte, recrimina que más allá de los residuos Flix existen más tramos del Ebro a su paso por Tarragona con sustancias contaminantes, sin que estas hayan levantado tanta polvareda mediática. “Hay análisis que demuestran que existen unas concentraciones muy superiores a lo habitual de diferentes contaminantes aguas debajo de Flix, por lo que supone una gran irresponsabilidad que el consejero Recoder solicite que se retrasen las obras sin ningún motivo fundamentado”, dijo Ramos.

En paralelo, el Ayuntamiento de Flix, gobernado por el socialista Marc Mur, espera dinamizar la economía de la localidad a raíz de la descontaminación. Algunos especialistas internacionales se han interesado por el proceso. Además, el Consistorio ingresará 4,6 millones de euros por ceder el uso del vertedero. Esto representa casi el presupuesto de un año del Ayuntamiento Flix. Con este dinero, Mur espera restituir la imagen medioambiental del municipio y atraer empresas “verdes”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

La consulta alternativa sobre la independencia divide a los catalanes

El País Barcelona

El 49% rechaza la fórmula planteada por Mas y el 44% la defiende

Un presidente en la portería

Cristian Segura Barcelona

Jordi Pujol ha establecido su despacho en la vivienda del portero, donde ya tenía su biblioteca personal

El Barcelona copia mal al Madrid

El sentido del juego colectivo madridista subrayó todavía más la derrota blaugrana

Oleguer Pujol tiene un 0,04% de los 3.000 millones invertidos

Una auditoría descarta irregularidades

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana