Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mover la bola... para escuchar música

Sonarkids propone a los más pequeños aprender a través de los sonidos

El SonarKids celebra su primera edición navideña este fin de semana en el CosmoCaixa .
El SonarKids celebra su primera edición navideña este fin de semana en el CosmoCaixa .

Con solo mover una bola, ellos y ellas pudieron escuchar las olas del mar, el viento, las notas de una guitarra... y así descubrir que también puede ser música. Sonarkids, que se celebra este fin de semana en el CosmoCaixa, propone a niños y mayores la opción de jugar, aprender y crear a la vez que descubren de forma práctica los principios de la física aplicados a la creación musical.

Maderas, alambres, imanes, o péndulos son los materiales que los artistas Lolo y Sosaku han utilizado para construir, artesanalmente, las 39 esculturas sonoras que ocupan la rampa helicoidal de veinte metros de altura del museo. En ella, los niños pueden disfrutar de un recorrido interactivo de una hora de duración en el que investigan y hacen sonar los diferentes instrumentos para crear conjuntamente una gran instalación sonora. “Trabajamos el concepto de la creatividad colectiva”, explica Astrid Rousse, coordinadora del SonarKids. Al final del recorrido, los pequeños pueden aplicar lo aprendido construyendo su propia escultura.

Durante las dos jornadas se proyectan audiovisuales de animación y se realizan diferentes actividades lúdicas y didácticas. La visita es en grupos reducidos por lo que se requiere inscripción previa ya que las plazas son limitadas.