La ausencia de plan de emergencia mutila el Primavera Club

El veto de los bomberos obliga a reducir a 100 personas el público de ocho conciertos

Cartel del San Miguel Primavera Club 2012.

Los organizadores de la edición madrileña del festival musical San Miguel Primavera Club han informado esta mañana mediante un comunicado de la “reducción considerable del aforo” en una de las tres salas de Matadero Madrid en las que iban a celebrar el evento, “impuesta por el Ayuntamiento a última hora”. Ese recorte “drástico”, llevado a cabo según dicen por indicación de la Junta Municipal del distrito de Arganzuela, fija en 100 personas la cifra de 800 “confirmada inicialmente”, que según los organizadores fue “calculada por Matadero en base a su experiencia previa y sin contar con un permiso específico que regulara el aforo de la sala”.

Según explica una portavoz de la empresa organizadora, Primavera Sound S.L., es la sexta edición del Primavera Club en Madrid y la primera que acoge Matadero, tras pasar por el Círculo de Bellas Artes y distintas salas como Joy Eslava y Siroco, informa Victoria Torres. Las conversaciones con Matadero, que en abril acogió El Día de la Música, comenzaron en mayo y se cerraron con el alquiler al Ayuntamiento de tres naves: la 16, la de Música y la de Terneras. En esta última está previsto que actúen el viernes Antònia Font, Bremen y Dj Psychocandy; y el sábado, Cats on Fire, Dj Coco, Little Wings, Redd Kross y Tuya. Hay además otros 11 conciertos programados, nueve en la Nave 16 y otros dos en la Nave de Música.

Matadero, que depende el área de Gobierno municipal de Las Artes, ha confirmado a EL PAÍS que, efectivamente, en un momento las conversaciones con los organizadores giraron alrededor de la cifra de 800 asistentes. Sin embargo, el plan de emergencia obligatorio que estos debían presentar la rebajaba ya a 540. Ese plan no logró el visto bueno de los bomberos, por lo que el Ayuntamiento ha aplicado el aforo estándar de la sala en caso de no contar con un proyecto específico para emergencias: 100 personas.

Esta modificación a la baja del aforo se produce después de la tragedia del Madrid Arena en la que murieron cinco jóvenes. El 3 de noviembre, apenas 48 horas después de la fiesta de Halloween celebrada en el pabellón municipal, Ana Botella (PP) anunciaba: “Quiero que quede claro: nunca más, mientras yo sea alcaldesa de Madrid, cederemos, alquilaremos o consentiremos en ningún edificio propiedad del Ayuntamiento un evento como el que ha terminado en estos tristes hechos. Nunca más porque el riesgo es demasiado grande cuando se juntan en un sitio cerrado grandes masas de jóvenes, mucho ruido, aún más calor y, como mínimo, demasiado alcohol”.

El 22 de noviembre, sin embargo, el delegado municipal de Las Artes, Fernando Villalonga, señalaba: “Tenemos que ser rigurosos a la hora de aplicar las normas y es verdad, a lo mejor la Administración se ha relajado, pero aquí hay un responsable que se llama el empresario. Nosotros no celebramos fiestas masivas, ni terminamos a las seis de la madrugada. La actitud es distinta, no queremos ganar dinero con esto, ofrecemos oferta cultural, los ciudadanos cuando vienen no vienen ni a bailar ni a drogarse, no tiene nada que ver”.

El San Miguel Primavera Club se celebra este año en Guimarães (Portugal) entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre; en Barcelona entre el 6 y el 8 de este mes; y, simultáneamente, en la capital entre el 7 y el 8. Los organizadores han decidido mantener el programa y los horarios del evento porque “este contratiempo no influye sobre el aforo total sino que afecta únicamente a una de las salas”, aunque han abierto la posibilidad de devolver el dinero de las entradas a quien lo desee. Se han vendido 1.095 abonos para los dos días (45 euros), y 904 entradas individuales para cada día (25 euros).

Los organizadores han añadido además: “La organización quiere expresar su malestar por las complicaciones burocráticas surgidas con este espacio de titularidad municipal y se plantea, debido a la adversidad de las circunstancias, que ésta sea la última edición del San Miguel Primavera Club en Madrid”.

El aforo que según los organizadores se les ha comunicado es de 3.046 personas en la Nave 16 (incluyendo, además de las entradas vendidas, a artistas, camareros, prensa, etcétera, que sumarían unas 300 personas), 800 en la Nave de Música y 100 en la Nave de Terneras.

Según la web de Matadero, la Nave 16 tiene 4.000 metros cuadrados repartidos en tres salas, y capacidad para 2.000 personas de pie y 1.300 sentadas. Similar superficie pero muy distinta configuración y filosofía tiene la Nave de Música, el vivero musical organizado por la Red Bull Music Academy. La Nave de Terneras forma parte del centro cultural pero pertenece a la Junta municipal de Arganzuela. Tiene 830 metros cuadrados; allí se juntaron cerca de 2.000 funcionarios municipales en una asamblea sindical celebrada en mayo para protestar contras los recortes del Ayuntamiento.

El Código Técnico de la Edificación, norma que se emplea para calcular el aforo máximo de un recinto, prevé que haya un máximo de una persona por metro cuadrado en los bares y cafeterías; dos en bares de copas y discotecas; y hasta cuatro en los conciertos en los que el público se encuentre de pie.

En cualquier caso, tampoco en Barcelona ha salido bien parado el festival. Primero perdió uno de sus principales escenarios, la Sala Apolo, que el Ayuntamiento cerró el 22 de noviembre al detectar problemas estructurales en el edificio apenas unas horas antes de un concierto de Bat For Lashes. Los organizadores decidieron trasladar las actuaciones al Mercat de les Flors, que según informó su subidirectora, Mònica Arús, a la agencia Europa Press, cuenta con “licencia para actividad teatral ordinaria”. Sin embargo, las autoridades municipales le denegaron a última hora la licencia para el festival al no considerar que la instalación se adecuara al aforo pretendido. Finalmente, el festival se celebrará allí en el Arteria Paral·lel; las salas Atic, Monasterio y Sidecar; y el Sant Jordi Club, anejo al Palau Sant Jordi y con una capacidad máxima de 4.620 personas.

A estos problemas se suma que las entradas de los festivales estaban gravadas con un 8% de IVA y ahora un 21%. Además, del cartel se cayó Cat Power, que iba a actuar en Madrid y que no visitaba España desde mayo de 2007 pero que canceló su gira europea por "un angioedema" y "la situación de bancarrota" que sufre. En su lugar, estarán los californianos Deerhoof. Sí se mantiene otro de los atractivos, Swans, en una nómina que completan entre otros Los Planetas y Mark Lanegan.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana