Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán recuerda que el Gobierno amplió la jornada laboral

El presidente andaluz responsabiliza al Gobierno de Rajoy de las medidas que causan la protesta

El conflicto con los medicos Especialistas Internos Residentes es un problema de mayor calado para el Gobierno andaluz de lo que pudiera parecer a primera vista. El papel estructural que desempeñan estos médicos en formación —y pagados como tal— en el funcionamiento de la sanidad pública es muy importante. Tanto, que podría causar un roto a los servicios hospitalarios en general y al de urgencias en particular. El propio presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán —que habló antes de que se suspendiera el paro—, subrayó la voluntad de la Junta de alcanzar un acuerdo entre elogios a los que antes se conocía como MIR.

“Vamos a seguir dialogando porque creemos que estos profesionales son, no tanto trabajadores, como los futuros médicos de Andalucía”, dijo el presidente andaluz. Griñán intentó sacudirse la responsabilidad sobre la situación que atraviesan los MIR y responsabilizó al Gobierno central del aumento de horas de trabajo por el mismo sueldo.

“Hemos mantenido con ellos el diálogo, lo vamos a seguir fortaleciendo y queremos llegar al acuerdo correspondiente sabiendo que hay normas del Estado que tenemos que cumplir aunque no las compartamos”, enfatizó el presidente.