Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Celebración de la existencia

El público convierte Culturgal 2012 en una fiesta

Imagen de Culturgal 2012
Imagen de Culturgal 2012

Manuel Rivas con su último libro y Luís Tosar con película recién estrenada. En la entrada, los niños haciéndose fotos con el Lobo Orbil, mascota del Salón do Libro Infantil e Xuvenil de Pontevedra, y sus padres posando como quinceañeros con los protagonistas de la serie de TVG Matalobos. Un concierto de Flip Corale y el periodista Xosé Manuel Pereiro moderando un encuentro con autores de ciencia-ficción. El nacimiento de una plataforma web para la difusión de proyectos culturales en el rural, y la presentación de Imos?,una aplicación para teléfonos móviles que señala desde furanchos hasta playas. Y quince minutos de notoriedad, en el Espazo Autobombo, para quien quisiese promocionar su proyecto personal ante un micrófono abierto. En tres días, Culturgal 2012 reunió a 40 relatores y programó 140 actividades para todos los públicos en el Pazo da Cultura de Pontevedra.

La metáfora empleada por la organización, “A casa da cultura galega é a túa casa. Ti tes a chave” fue recogida como una invitación para los 70 expositores presentes en la Feira das Industrias Culturais, los 300 profesionales acreditados y las miles de personas que dieron sentido a la propuesta asistiendo como público. No hay datos oficiales de asistencia, pero el lleno absoluto de visitantes fue constante desde el pasado viernes, 30 de noviembre, hasta la tarde del domingo. Con un 15% menos de presupuesto que en 2011 y una programación aún más extensa, la quinta edición de Culturgal sacó pecho y puso en el rostro de una división empresarial fustigada por la crisis la “sonrisa de jardín en fiestas” de la que hablaba Cunqueiro. Como “obradoiro de autoestima” lo calificó El periodista Fran P. Lorenzo en su blog “Un país en lata”.

“En un contexto el que el sector arrastra una caída del 30% desde comienzos de año, que en la feria no solo se mantengan las ventas sino que crezcan es un gran éxito”, explicó el presidente de la Asociación Galega de Editores y director de Xerais, Manuel Bragado, al frente de uno de los colectivos profesionales (procedentes de las artes escénicas, música, mundos digitales y audiovisuales) que impulsan el evento, patrocinado por Agadic, el Concello de Pontevedra y el Ministerio de Cultura, y apoyado por una treintena de empresas y entidades públicas y privadas.

Una fiesta, un escaparate y un lugar para pensar a través de encuentros profesionales. “No hay tantos lugares en los que compartir momentos, inquietudes y problemas y buscar estrategias conjuntas para superalos”, afirmó Juan Rodríguez, secretario de Escena Galega. Y transversalmente, como sucedió en la jornada “Compartiendo multiplicamos” que, bajo la coordinación de Natalia Balseiro y la Asociación Galega de Profesionais da Xestión Cultural, contó con la participación de 75 gestores de todo el Estado para debatir acerca de la producción, la financiación y la mediación cultural. “Ante el abismo hay dos caminos posibles: la resistencia y la búsqueda. Constatamos que hay relevo generacional con proyectos novedosos que nacen desde un punto de vista sostenible, en red y diversificado; y vemos también que las estructuras consolidadas y experimentadas se están reinventando. Cada vez es más difícil clasificar las propuestas debido a su dinamismo.Y todos quisieron hicieron de la feria su casa”, concluye Sergio Lago, director de Culturgal desde la pasada edición.