Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera descarta negociar con los partidos independentistas

“Si ERC quiere salir de la crisis con la secesión, no hay nada de que hablar”, dice el líder de C's

Descartado su apoyo en la investidura de Artur Mas, el presidente de Ciutadans (C's), Albert Rivera, ha cerrado este lunes las puertas a una posible negociación con los partidos independentistas del Parlamento catalán durante la próxima legislatura. “Si Esquerra Republicana (ERC) sostiene que la forma para salir de la crisis es la separación del resto de España, no tenemos nada de que hablar”, ha proclamado. Rivera ha lamentado que Oriol Junqueras priorice “un referéndum al margen de la Constitución y del Estatut” y ha negado su intención de hablar con él.

Por el contrario, el dirigente político ha explicado que sí que solicitará reuniones con el Partit dels Socialistes (PSC) e Iniciativa per Catalunya (ICV) –con quienes ya mantuvo “conversaciones informales” tras las elecciones- y el Partido Popular (PP), para saber la opinión de dichos partidos acerca de la investidura de Artur Mas. De momento, tanto los socialistas como Iniciativa han asegurado que votarán en contra.

A pesar de las demandas de Rivera para que Convergència i Unió (CiU) presentase a un candidato alternativo, también ha pedido reunirse con la dirección de la federación nacionalista “para saber si está dispuesta a hacer autocrítica” y conocer el rumbo que seguirán esta legislatura.

Desde Ciutadans solo negociarán con quienes tengan más “cosas en común”: Iniciativa, el PSC y el PP. Según Rivera, su partido comparte con Iniciativa postulados en materia social, de regeneración democrática y reactivación económica, pero no solo eso. “En las únicas sedes donde se escuchó ‘Mas dimisión’ durante la noche electoral del 25-N fueron las de Iniciativa y C’s”, ha apuntado.

Rivera ha considerado que también podría llegar a acuerdos con Pere Navarro, pero siempre que este apueste por la unidad de España. Con el PP discrepa en temas sociales (Ciutadans se define como un partido progresista y de centro-izquierda), pero comparte ideas sobre el modelo territorial de convivencia entre Cataluña y España, lo que facilitaría las negociaciones entre ellos.

Con quien Albert Rivera tampoco ha mostrado interés en contactar ha sido la CUP, la formación independentista que este 25-N consiguió tres escaños en el Parlamento catalán por primera vez en su historia.