Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcobendas, capital de la foto

Desayuno con las mejores porras junto a la plaza de Olavide, bares y centros de arte

El fotógrafo, que ahora expone en el Lateral de Fuencarral, nos lleva por su particular Madrid

Ampliar foto
Miguel Trillo, fotografiado delante del Canal de Isabel II.

1. Bar El Brillante. Viví junto a la plaza de Olavide e iba a desayunar porras. Son las mejores de Madrid. Ahora vuelvo cuando puedo. Si veo que quedan en la bandeja pocas, espero a que salga una rueda nueva. Crujientes y calientes son una exquisitez. La decoración roza el arte pop castizo. (Eloy Gonzalo, 14)

2. Bar El Patio. Cuando estoy de antojo andaluz (gaditano por más señas) me planto y pido una copa de manzanilla con una tortillita de camarones. El océano Atlántico del sur a dos pasos de la Puerta del Sol. (Arlabán, 1)

3. Sala de exposiciones del Canal de Isabel II. Impresiona tanto el continente (un gigantesco depósito) que a veces pasa a segundo plano el contenido: las fotos que se exponen. Una pena que no dejen allí hacer fotos ni con el móvil. Algo paleolítico. Ahora hay una expo sobre la Dolce Vita, que me recuerda la Movida pero con famosos de Hollywood. (Santa Engracia, 125)

4. Bulevar de Salvador Allende en Alcobendas. Otro lugar donde la fotografía es protagonista, pero al aire libre: en un paseo entre dos avenidas de coches. El ruido se olvida viendo las enormes fotos que se exponen en un montaje de gran calidad. Por esta y otras cosas (su emblemático Centro de Arte). Alcobendas es la capital madrileña de la fotografía. Ahora hay una selección de obras maestras de Chema Madoz.

Un gaditano con buen ojo

Miguel Trillo, nacido en Jimena de la Frontera (Cádiz, 1953) es licenciado en Imagen y Lingüística Hispánica por la Complutense. Desde los años 70 ha retratado a jóvenes en entornos musicales (conciertos de rock, fiestas en discotecas).

5. Plaza de Colón. Con buen tiempo está muy animada. Alrededor, tiendas y centros culturales importantes. Este otoño recomendaría la exposición de la Biblioteca Nacional El libro como... Una joya. Los libros y los discos son mi pasión.

6. Terraza del bar restaurante Gaudeamus. Al entrar me da repelús porque parece que voy a clases nocturnas de la UNED, que está en ese edificio. Las vistas de Lavapiés son muy atractivas. Lo frecuentan estudiantes Erasmus. (Tribulete, 14, 4º)

7. Bar Roxy 63. En esta zona me alojaba en mis visitas de infancia a casa de unos familiares. Había una juguetería y ahora está este bar de copas de calidad con buena música de los 60 y afines (rhythm & blues, soul). Su dueño, Santi, fue un mod de los primeros 80. Los fines de semanas se amplía con una sala anexa decorada con fotos de la nueva ola madrileña. Oír, ver, beber y recordar. (Príncipe de Vergara, 283)

8. Restaurante Lateral. Desde que Fuencarral es peatonal es mi calle preferida. En este sitio tan moderno junto al Mercado se puede disfrutar del pincho y acercarse a las paredes pues además es una sala de exposiciones, igual que los otros locales de la cadena. Cada trimestre cambian las obras. (Fuencarral, 43)

9. CaixaForum. El edificio que más me impresiona de la ciudad. Ver la antigua Central Eléctrica del Mediodía en el aire resulta excitante. Y más sabiendo que en los ochenta compartí ese espacio con unos artistas que la ocuparon. Está lleno de turistas y si hay sitio recomiendo descansar en la zona de los sofás con vistas. (Paseo del Prado, 36)

10. Centro Nacional de las Artes Visuales. Siempre hay exposiciones interesantes. Lástima que el Ministerio siga con las obras de rehabilitación congeladas. Es la gran esperanza blanca de la fotografía española para estar a la misma altura que nuestros vecinos franceses o portugueses. (Embajadores, 53)