Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ICS resuelve las dudas del posparto a través de Skype

Salud extiende el proyecto de atención telemática a toda Cataluña

Una matrona atiende una paciente en el CAP Pare Claret.
Una matrona atiende una paciente en el CAP Pare Claret.

Las madres primerizas pueden dudar a la hora de dar de mamar o cuando sienten molestias propias del posparto. A partir de ahora, estas y otras preguntas se pueden resolver desde casa y sin necesidad de trasladarse al centro de sanitario. Gracias al nuevo proyecto de seguimiento del posparto a través de Internet del Instituto Catalán de la Salud (ICS), la matrona atiende en directo a la paciente desde el otro lado de la pantalla a través del programa de videoconferencia Skype.

El proyecto ha empezado en 13 centros de Barcelona ciudad, seis centros del Vallés Occidental y Oriental y uno en la Cataluña central llegando así a cerca de 20.000 mujeres. El objetivo es que, a lo largo de 2013, todos los centros de atención a la salud sexual y reproductiva (ASSIR) del ICS ofrezcan este sistema de atención telemática en el posparto.

La iniciativa está liderada por las matronas, ellas son las encargadas de informar a las gestantes sobre este servicio que estará disponible de lunes a viernes en horario de mañana y tarde. “La atención telemática complica la agenda de la matrona, pero nos gusta nuestro trabajo y encontramos el momento”, explica Ana Zaragoza, coordinadora de los centros ASSIR Montaña de Barcelona. “La respuesta no ha sido masiva pero estamos en los primeros días de implantación”, precisa.

El procedimiento es simple, cuando la madre tiene una consulta a realizar puede avisar a su matrona vía Skype. Si esta está disponible, atenderá la consulta al momento y si no enviará una comunicación para establecer la visita virtual. “Es un sistema muy cómodo, fácil de usar, rápido y económico, sobre todo cuando, después del parto, la organización en casa es más complicada”, comenta Lidia Roca, una madre de 36 años que ha participado en el proyecto.

El método de atención por videoconferencia ha tenido muy buena aceptación en la prueba piloto que se ha realizado con más de 1.500 mujeres. El hecho de tener una vía abierta de comunicación con un especialista sin necesidad de desplazarse y la posibilidad de recibir apoyo visual son las características que más han agradecido las madres. La mediana de conexiones durante la prueba piloto fue de dos sesiones por mujer y las dudas más frecuentes estuvieron relacionadas con la lactancia, el comportamiento del bebé y las molestias físicas de la madre.

Las matronas también han valorado la experiencia, “es un servicio excelente, más limitado que la visita presencial pero mucho más cálido que el teléfono y muy útil en dudas cotidianas”, explica Ana Zaragoza, quien añade que “la inmensa mayoría de las matronas que participaron en la prueba han decidido continuar”.

 

Una matrona atiende una paciente en el CAP Pare Claret. / carles ribas