Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comer en capilla

Devorar el mejor cocido en un lugar sagrado rehabilitado o de compras por Fuencarral, son planes del director del Ballet Nacional que está en La Zarzuela hasta el 4 de noviembre

Antonio Najarro, director del Ballet Nacional, en el mercado de San Antón.

1. Mercado de San Antón. Por lo que era, antiguo y deteriorado, pero emblemático de Chueca, y en que lo han convertido. Es estupendo que se pueda desde comprar productos exquisitos hasta tomarte algo en la terraza con un ambiente estupendo sonde suelo ir muchísimo. Me gustan estos lugares que han tenido historia, como también el mercado de San Miguel. (Augusto Figueroa, 24)

 2. Corral de la Morería. Es el tablao más emblemático de Madrid dirigido por Blanca del Rey, una figura. Es un lugar que siempre lleva un cartel de artistas maravillosos, bailaores de lo mejor del panorama, y el lugar tiene mucha solera y está en las Vistillas desde donde se puede ver el Palacio Real. (Morería, 17)

3. La Capilla de la Bolsa. Es un restaurante que está en una antigua capilla que se ha restaurado con una mezcla de ambiente romántico muy vanguardista. Se come estupendamente, con mezclas muy interesantes, y por la noche hay un pianista acompañando. Tiene varios reservados. (Bolsa, 12)

4. Teatro Real. Es un lugar típico, pero me encanta y voy mucho. Lo conocí cuando era conservatorio de teatro, música y danza, en los años ochenta. Y era una maravilla el ambiente que se respiraba con los bailarines, los músicos. El antiguo Ballet de España ensayaba en los sótanos y me vienen muchos recuerdos. Ahora es muy cómodo pero me hubiera gustado que se hubiera mantenido un poco la estética de entonces, lo encuentro demasiado modernizado.

Matrícula de honor

Antonio Najarro (Madrid, 1975) inició su carrera con 15 años y en el Conservatorio de Danza fue matrícula de honor. Se formó con los mejores. Acumula premios, como el Max de las Artes Escénicas al mejor intérprete de danza 2010 por Jazzing Flamenco.

5. Malacatín. Es un restaurante muy pequeño en el Rastro donde yo vivo. Aquí se come el mejor cocido de todo el país y hay que reservar mesa con tres semanas de antelación porque va mucha gente. El precio es muy asequible. (Ruda, 5)

6. El Viajero. Es restaurante, bar, pub... por lo que más me gusta es por su azotea desde donde se ve todo el barrio. Muy agradable y ambiente juvenil, sano y con gente de todo el mundo. Me gustan mucho los sitios donde el ambiente no se puede catalogar. (Plaza de la Cebada, 11)

7. Jardines de Sabatini. He tenido la oportunidad de bailar con mi compañía y con el Ballet Nacional y como bailarín es una experiencia. He bailado en jardines de todo el mundo, pero este es especial.

8. Jardín interior del Reina Sofía. Muy pequeñito pero muy especial. Me gusta sentarme hay tras ver una exposición y reflexionar sobre lo que he visto, es un lujo tener un lugar con ese entorno. (Santa Isabel, 52)

9. Calle Fuencarral. Me encanta para ir de compras. Ahora voy casi todos los días con traje por el trabajo, eventos... y por eso cuando puedo voy a esta calle a comprar ropa más casual, de mi edad.

10. Mi casa. Me paso el 80% de mi vida viajando por todo el mundo y echo de menos tumbarme en el sofá y ver una película y estar rodeado de mis cosas, de mis recuerdos. No es muy grande, son unos 80 metros cuadrados y está en Ribera de Curtidores. No me gustan las casas ostentosas, no necesito rodearme de lujos, pero sí sentirme cómodo y rodeado de mis cosas, cuadros, pinturas, objetos y fotos de las personas cercanas.