Salvamento Marítimo recupera 14 cadáveres de una zódiac naufragada

Rescatados 17 supervivientes de la embarcación siniestrada en el mar de Alborán

Una persona dio aviso de que había zozobrado una barca con 70 embarcados

Ampliar foto
Imagen de la patera a la 01.20 de la pasada madrugada tomada por un avión de Malta a 30 millas al norte de las Chafarinas.

Salvamento Marítimo ha recuperado este jueves 14 cadáveres, tres de ellos mujeres, y ha rescatado con vida a 18 personas, 14 hombres (uno llevado a Marruecos) y cuatro mujeres de una barca neumática que se buscaba desde el miércoles en el mar de Alborán y que estuvo 36 horas a la deriva. La embarcación ha sido localizada semihundida a 18 millas al este del puerto marroquí de Alhucemas. Una de las mujeres que viajaba a bordo y que ha sido rescatada está embarazada y el resto ha sido atendido por Cruz Roja por leves hipotermias.

La llamada de un familiar de uno de los ocupantes de la embarcación, que no había recibido ninguna noticia sobre la llegada de la expedición, alertó del posible naufragio. Según el informante, la zódiac, de apenas nueve metros de eslora, partió en la madrugada del miércoles desde las cercanías de Nador (Marruecos) hacia la costa española con unas 70 personas de origen subsahariano a bordo.

ampliar foto
Un inmigrante, al llegar al puerto de Motril.

La Guardia Civil fue informada inicialmente de que, además de los 14 fallecidos y los 18 supervivientes, había 41 personas desaparecidas. Según explicaron fuentes de Salvamento Marítimo, el avión de rescate dio vueltas durante tres horas alrededor del último avistamiento sin hallar nada. “Ya no es posible encontrar más gente con vida, todas las personas que permanecían en el agua” fueron rescatadas, vivas y muertas, han asegurado a este periódico.

Sin embargo, una fotografía tomada por un avión de Malta, y cedida por la Cadena Ser, muestra más de 30 personas a bordo de la embarcación. La imagen fue captada a la 01.20 del jueves a 30 millas al norte de las islas Chafarinas por un avión que participaba en la Operación Indalo, coordinada por la Agencia Europea de Control de Fronteras. También una superviviente citada por Efe confirma que en la embarcación viajaban alrededor de 70 personas.

18 inmigrantes rescatados con vida

El rescate y recuperación de los cadáveres comenzó a las tres de la tarde, cuando el avión de Salvamento Marítimo Sasemar 101 localizó el bote neumático y comprobó que había varias personas en el agua, por lo que lanzó una balsa salvavidas a la que lograron subir algunas de ellas. Salvamento Marítimo había comenzado la búsqueda un día antes pero tuvo que suspenderla al caer la noche después de rastrear las aguas del litoral granadino y almeriense sin éxito.

Inmediatamente, el Salvamar Hamal se dirigió a esa posición para colaborar en las tareas de rescate, mientras el Sasemar 101 le remitía las coordenadas de todos los cuerpos que avistaba en el agua. Los tripulantes del Salvamar Hamal recogieron a las personas que estaban flotando en el mar, algunas de ellas todavía con vida, y a los que aún permanecían en la barca semihundida.

ampliar foto
Dos de las inmigrantes que han llegado a Melilla en una patera, en la noche del jueves.

Según informó Salvamento Marítimo, en un primer momento los supervivientes fueron llevados al puerto marroquí de Alhucemas, ya que algunos necesitaban “asistencia médica urgente”. Sin embargo, las autoridades marroquíes no se hicieron cargo de los rescatados ni de los cuerpos sin vida, al alegar que su normativa lo impide porque se trata de personas no nacionales y embarcadas en un buque no marroquí, informó la agencia Efe. Solamente el superviviente más grave se quedó en Alhucemas, donde fue ingresado en un hospital.

El buque Salvamar Hamal llegaba con los supervivientes al puerto de Motril (Granada) a las 00.20 hora de España peninsular. La Cruz Roja ha ayudado a desembarcar a los 17 inmigrantes que llegaron en "buen estado" según las primeras impresiones de miembros del equipo que los atendió y que se temían una situación "peor". Los supervivientes - entre los que se encontraba una mujer embarazada - presentaban leves hipotermias y algunas náuseas y algunos han sido trasladados en silla de ruedas al centro de acogida temporal que Cruz Roja tiene en el puerto granadino.

Unos minutos más tarde, la embarcación se trasladó a la dársena comercial donde tuvo lugar el desembarco de los 14 cadáveres. Los cuerpos sin vida aún están en la embarcación, mientras que en la dársena pesquera y comercial hay un fuerte dispositivo para atender a los supervivientes y hacerse cargo de los cuerpos.

Al lugar del rescate se desplazaron también la patrullera Río Miño de la Guardia Civil, dos patrulleras marroquíes, el helicóptero Helimer 211 de Salvamento Marítimo y el avión Cóndor VI de la Operación Indalo.

Según Salvamento Marítimo, la travesía era de “riesgo crítico” por las “precarias condiciones” en las que viajaban, en una zódiac “sobrecargada”. El servicio dependiente del Ministerio de Fomento descarta que las condiciones meteorológicas fueran la causa del hundimiento, ya que había poco viento y la visibilidad era buena.

Varios intentos en las últimas horas

Un día antes, este servicio dependiente del Ministerio de Fomento había coordinado el rescate de 10 hombres de origen subsahariano de una patera localizada a unas 10 millas al suroeste de Tarifa. La embarcación Salvamar Alkaid los trasladó a Tarifa en buen estado de salud.

También ayer, una patera con unas 20 personas, arribó a Melilla, frente al Club Náutico de la ciudad autónoma, informa Miguel Ángel Medina. Entre los ocupantes viajaban algunas mujeres embarazadas, que fueron atendidas por los servicios médicos. El resto escapó por las calles de la ciudad. La Guardia Civil ha iniciado su búsqueda.