Los estudiantes se rebelan contra la “escuela franquista del PP”

Los estudiantes de los institutos protestan en Valencia y Alicante por la falta de espacio en las aulas y los cortes de luz y agua

Miles de estudiantes concentrados este martes en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. / CARLES FRANCESC

Miles de alumnos de los institutos públicos valencianos se lanzaron ayer a las calles en Valencia y Alicante para protestar por la masificación en las aulas, la falta de profesorado y la reforma educativa que prepara el Gobierno. En Valencia, más de 3.000 estudiantes de enseñanzas medias recorrieron el centro de la capital para terminar con una sentada frente al Ayuntamiento. El rechazo al modelo de “escuela franquista del PP” que el Gobierno quiere imponer, a través de la reforma educativa en marcha, fue el eje central del discurso de los estudiantes.

La peor parte de las críticas fueron para el ministro de Educación, Ignacio Wert, al que los estudiantes responsabilizan de los decretos de recortes en materia educativa aprobados en enero y ahora de “querer españolizar” el sistema educativo y acabar con el modelo autonómico vigente, según denunció el portavoz del Sindicato de Estudiantes, Carlos Naranjo. “Este sistema nos aboca a la miseria y a destruir todo lo conseguido”, remató Naranjo.

"Estamos con todos vosotros. Estamos con vuestras reivindicaciones", insisten las federaciones de padres

La semana de protestas estudiantiles en la Comunidad Valenciana, que comenzó el lunes 15 con asambleas en los diferentes centros educativos, cuenta con el respaldo de las tres federaciones de asociaciones de padres de alumnos de Valencia, Castellón y Alicante.

Así lo hizo saber Josep Revert en la concentración frente al Ayuntamiento que preside la popular Rita Barberá, en la que hizo explícito el apoyo de las más de 900 AMPA de los centros públicos a la lucha de los estudiantes contra los recortes y la reforma educativa de Wert. “Estamos con todos vosotros. Estamos con vuestras reivindicaciones, porque no solo quieren desmantelar la educación pública y los servicios públicos, la sanidad y el bienestar social”.

Desde el PSPV-PSOE, Miguel Soler, vicesecretario de Educación, Formación y Trabajo, exigió al Gobierno que “pare los recortes” y retire una reforma “que va a suponer un claro retroceso para la educación”.

Marga Sanz, diputada de EU, advirtió de que la “contrarreforma” de Wert supone la “práctica desaparición de la igualdad de oportunidades”, razón por la que pidió la dimisión del ministro “por su declarada y manifiesta incompetencia”.

El apoyo de los sindicatos de profesores también estuvo presente en todas las protestas en las principales capitales valencianas. Marc Candela, del STEPV, recordó micrófono en mano que “los estudiantes fueron capaces de crear la llamada primavera valenciana”.

Un movimiento estudiantil que en febrero trascendió el ámbito educativo y movilizó a buena parte de la sociedad valenciana cuando la policía cargó contra un puñado de estudiantes que protestaban frente al instituto Lluís Vives de Valencia, y detuvo a 41 manifestantes, que acaban que quedar liberados de sus cargos. “Padres, profesores y estudiantes estamos juntos contra los recortes y mañana continuaremos la lucha”, remató Candela.

CC OO: "La ley es contraria a nuestro pensamiento sino que te otorga más poder a la Administración"

En Alicante, las protestas, como es habitual, se concentraron en las escalinatas de IES Jorge Juan. Casi un millar de alumnos acudió al acto, que, básicamente, centró sus quejas en la masificación de las aulas y la falta de profesores, consecuencia de los decretos de recortes de Wert.

“Desde que comenzó el curso no tenemos profesor de Filosofía, en la selectividad lo vamos a pagar”, se quejó un grupo de alumnos del instituto Miguel Hernández de Alicante. “Una acción tan contundente como esta solo puede ser respondida con otra”, alegó Pablo, estudiante de ingeniería.

Las manifestaciones dejaron claro el rechazo de los jóvenes a la subida de tasas universitarias, mientras el Gobierno rescata a las cajas, hundidas por los sueldos de sus directivos y los activos tóxicos. “Esto no es una protesta ni de izquierdas ni de derechas, es de sentido común”, rezaba una pancarta en la protesta de Valencia. “Sí hay dinero, lo tienen en Bancaja”, denunciaba otro cartel.

“Uno no se atreve a decir qué sucederá”, aventuró Pau Díaz, de la federación de enseñanza de CC OO, “pero es razonable pensar que va a ir a más y que no solo la ley es contraria a nuestro pensamiento sino que te otorga más poder a la Administración”.

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

“Tratar de cruzar es nuestra rutina diaria”

Ana Teruel Calais

Unos 3000 migrantes viven en un descampado de Calais en espera de viajar a Reino Unido

Tsipras amenaza a los rebeldes de Syriza con convocar elecciones

Agencias Atenas

El primer ministro griego no tiene una mayoría para aprobar las reformas que impone la UE

Montoro lanza un guiño a Cataluña al aumentar un 25% la financiación

El incremento supone 7455 millones de euros para la comunidad autónoma en 2016

EL PAÍS RECOMIENDA

¿Hay que calentar la silla hasta que se marche el jefe?

Ana Carbajosa Barcelona

Los directivos se resisten a concentrar las jornadas y fomentar el teletrabajo

La conquista vasca de Navarra

El periodista José Luis Barbería recorre la comunidad foral para explicar el enorme vuelco político tras las elecciones autonómicas

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana