Halladas 25 ánforas y cuatro lingotes de plomo en un pecio romano en La Vila

El gran buque de medidos del siglo I está hundido a sólo 25 metros de profundidad y transporta una apreciada salsa de pescado

Un grupo de arqueólogos ha recuperado 25 ánforas y cuatro lingotes de plomo marcados con una estampilla imperial del pecio romano Bou Ferrer, hundido a menos de mil metros de distancia del litoral de La Vila Joiosa (Alicante) y considerado uno de los más importantes del mediterráneo occidental.

Esas piezas han sido rescatadas en la última campaña de excavación arqueológica subacuática en la que han colaborado la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat, la Universidad de Alicante y varias instituciones internacionales, como el Départament des Recherches Archéoloiques Subaquatiques et Sous-marines del Ministerio de la Cultura de Francia, entre otras.

Uno de los lingotes y las cuatro ánforas se han exhibido públicamente hoy en presencia de la directora general de Patrimonio de la Generalitat, Marta Alonso; del alcalde de Villajoyosa, Jaime Lloret, y del vicerrector de Cultura, Deportes y Política de la Universidad de Alicante, Carles Cortés.

El director de la intervención arqueológica, Carles De Juan, ha señalado a Efe que el pecio Bou Ferre', que recibe este nombre en honor de los dos buceadores que lo descubrieron frente a la costa de La Vila Joiosa en el año 2000, es "un gran buque de época romana" de "mediados del siglo I".

Aunque existen otros navíos semejantes en diversos puntos del Mediterráneo, este pecio es "el único accesible" y que se puede investigar con "las técnicas de buceo convencionales", puesto que está hundido a tan sólo 25 metros de profundidad.

De Juan ha explicado que, desde su localización y hasta 2006, el pecio fue objeto de pequeñas inspecciones, en las que se constató que transportaba unas 2.000 ánforas que contenían 'garum', "una salsa de pescado que constituía un producto de lujo de la época".

En la campaña de excavación realizada ahora se ha descubierto también alrededor de un centenar de lingotes de plomo, cuatro de los cuales se han recuperado, con la inscripción Imp.Ger.Avg -Imperator Germanicus Augustus-.

Los estudios de Claude Domergue, profesor de la Universidad de Touluse y uno de los máximos especialistas internacionales en marcas y metalurgia romana, sostienen que esa inscripción confirma que los lingotes eran "propiedad del Estado romano".

Sobre cómo acabó el pecio hundido frente a La Vila Joiosa, el director de la campaña ha dicho que la hipótesis indica que el navío cubría la ruta entre Gades -actual Cádiz- y Roma y que en su trayecto hacia las Islas Baleares fue sorprendido por "un temporal" que lo arrastró hacia la costa alicantina, en la que acabó naufragando.

Además de recuperar 25 ánforas -que se suman a unas 200 extraídas con anterioridad- y cuatro lingotes, en esta campaña se ha logrado llegar a la madera del casco del navío, que tendría hasta 30 metros de eslora.

El buen estado de conservación del casco permitirá documentar y completar los estudios sobre construcción naval romana de grandes veleros, ya que hasta la fecha existen datos de periodos posteriores, como finales del siglo I y principios del siglo II.

La directora general de Patrimonio ha avanzado que "se quiere poner en marcha una experiencia piloto" para "hacer visitable" este yacimiento subacuático, con visitas guiadas.

Tanto Alonso como el alcalde de La Vilajoiosa y los representantes de la Universidad de Alicante han insistido en la importancia de "divulgar" este yacimiento, que previsiblemente será objeto de una nueva campaña el próximo verano.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana