Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Consell paga la multa de la UE a la Ciudad de Luz y echa al gestor privado

El director alega que es "necesario" para pagar la multa de 265 millones que le impuso la UE

La empresa Aguamarga asegura: "No nos iremos ni con la Guardia Civil"

El director general del complejo cinematográfico Ciudad de la Luz de Alicante, José Antonio Escrivá, ha dado un plazo de tres días a la empresa que gestiona el complejo, Aguamarga Estudios de Gestión, SL, para que abandone los estudios. En la comunicación, remitida vía burofax, Escrivá justifica la rescisión unilateral de la concesión “por causas sobrevenidas al propio contrato”.

Esas causas de fuerza mayor que esgrime Ciudad de La Luz son el pago de la multa de 265 millones que la Unión Europea (UE) le impuso por las ayudas que recibió de la Generalitat, a través de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV). La UE cree que el Consell vulneró las directivas europeas y la libre competencia.

La UE dictó su resolución a principios de pasado mes de mayo y dio un plazo de cinco meses al Consell para devolver el dinero. Inicialmente, la Generalitat aseguró que interpondría un recurso. Fuentes oficiales de la Consejería de Turismo, departamento en el que se integra la empresa pública SPTCV, señalaron que, con independencia del recurso, “era obligatorio abonar el importe de la multa”. “Y eso es lo que vamos a hacer, y para ello es necesario partir de cero, incluida la rescisión del contrato con Aguamarga”, añadieron.

Fuentes de Aguamarga, que explota el complejo desde 2004, han calificado el argumento del Consell de “mera excusa”. La mercantil y Ciudad de La Luz dirimen en los juzgados el impago del canon pactado por el Consell (unos 8 millones de euros). El juicio se ha señalado para el 24 de abril de 2013. Debido a los impagos, la firma entró en concurso de acreedores en diciembre del año pasado. Sus proveedores le reclaman cuatro millones de euros.

“Ciudad de la Luz lleva desde mayo de este año presionando de todas las maneras para ahogar de manera definitiva la economía de Aguamarga”, añaden esas fuentes. Aguamarga está dispuesta a mantener la gestión de los estudios hasta que expire el contrato, en 2019. “No nos iremos ni con la Guardia Civil”, concluyeron.

Otras fuentes de la empresa destacaron la irresponsabilidad del director general de Ciudad de la Luz “al admitir que Bruselas tiene razón, cuando es una sentencia injusta que la propia Generalitat ha recurrido”.

Tras la sanción de la UE, el Consell aceleró el proceso para deshacerse de Ciudad de Luz, con su venta o alquiler. Para estudiar las posibles ofertas, el Consell contrató una consultora, que aún no ha concluido su informe.