Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
JAVIER KRAHE | Cantautor

“En el mercado donde hay dinero no se lleva lo que yo hago”

“Es probable que en este país yo haya sido el que menos haya cambiado”, afirma el cantautor madrileño

Javier Krahe, ayer en San Sebastián. Ampliar foto
Javier Krahe, ayer en San Sebastián. EFE

Javier Krahe, quien ayer asistió a la presentación de la película sobre su vida —Esta no es la vida privada de Javier Krahe—en la sección Zabaltegi del Zinemaldia, fue uno de los artistas que se ocupó de renovar la canción de autor tras el franquismo. Desde que en 1980 sacase a la venta su primer disco, Krahe sigue grabando canciones y continúa compartiendo con sus seguidores su mirada divertida, ácida y crítica como un autor de referencia tanto para artistas como para los incondicionales de la canción de autor. El próximo sábado tiene previsto ofrecer un concierto en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao.

Pregunta. Suele decir que no se siente identificado con la palabra cantautor porque le parece fea.

Respuesta. La palabra en sí no me gusta. Creo que no funciona bien su significado, porque algunos grupos son también autores de sus letras y las cantan, y nadie los considera cantautores. Por ahí no funciona bien la palabra.

P. Es miembro fundador de la discográfica 18 Chulos, que creó en 1999 junto a nombres como Santiago Segura, Pablo Carbonell o El Gran Wyoming. ¿Cómo surgió la idea?

R. Hacia tiempo que yo no grababa un disco, y había decidido grabar uno, pero no contaba con casa de discos. Entonces mi representante, que además de representarme a mí representaba a otros artistas, decidió darle un par de vueltas al asunto y decidimos montarnos una discográfica. Su mejor momento fue el principio, porque a partir de ahí empezó a decaer la venta de discos, hasta que ya se llega casi al punto cero de que apenas se venden.

P. ¿Encuentra muchas diferencias entre el panorama musical de sus comienzos y el de la actualidad?

Perfil

Javier Krahe (Madrid, 1944), se fue a vivir a París en 1967 y allí comenzó a escribir sus primeras canciones. George Brassens y Leonard Cohen son dos de los autores que más marcan su cultura musical. En 1981, publicó junto a Joaquín Sabina y Alberto Pérez La Mandrágora, el álbum que le hizo saltar al mercado musical español. Hasta la fecha ha publicado un total de 13 discos, destacando siempre por lograr una mezcla de calidad, ironía, crítica y profundidad en sus letras.

R. Todo ha cambiado materialmente. Es muy probable que en este país el que menos haya cambiado haya sido yo.

P. Pese a que no le agrade la palabra, la gente le identifica como cantautor. ¿Cómo el futuro comercial en ese terreno musical en concreto?

R. En lo que respecta al mercado en el que todavía hay dinero no se llevan las cosas que yo hago. Ahora, para que yo viva de la canción se lleva lo suficiente. Siempre hay unos cientos de personas en cada ciudad que quieren verme; lo que no hay son miles. Pero yo nunca he pedido que sean miles, vaya, que me es indiferente. De hecho, tengo más que suficiente trabajo.

P. ¿Cuál es la clave para no perder la identidad como artista entre tanta saturación comercial?

R. El carácter de cada uno es fundamental. No dejarte llevar por lo que hacen los demás. Al final, el lugar se lo hace uno mismo.

P. A finales de 2010 presentó su último disco, Toser y cantar. ¿Por qué ese título?

R. Titulé así mi disco para burlarme de la facilidad con la que se hacen las canciones y se canta. Es imposible toser y cantar a la vez. Es obvio que hay que interrumpir una de las cosas para seguir con la otra.

R. Quizás por cuestiones como esta muchos le llamen “el vago burlón”. ¿Se siente identificado con estos calificativos?

P. La verdad es que yo mismo he fomentado la idea de que soy muy perezoso. Y por qué no, también burlón.

P. ¿Tiene prevista alguna colaboración de algún otro artista para un futuro?

R. Hay bastantes artistas interesados en mis canciones. Me siento cada vez más autónomo, eso sí, siempre que vengan los músicos conmigo. Las canciones que me invento son muy personales, siempre ha sido así, y a medida que las voy haciendo las voy incorporando al repertorio, así que en principio no cuento con ninguna colaboración.

P. Han pasado casi dos años desde su última entrega discográfica. ¿Cuándo tiene prevista la próxima?

R. Estoy trabajando en un siguiente disco. Ya tiene nueve canciones. Espero tener una docena en unos meses y ponerme a grabarlo. En Bilbao voy a cantar algunas de las canciones inéditas. No sé cuantas, porque algunas no las conocen ni los músicos. Yo el espectáculo siempre lo hago con la intención de divertir; espero que suceda eso.