Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO| PRESIDENTE DE LA XUNTA Y CANDIDATO A LA REELECCIÓN

“Se elige entre lo conocido, con todas sus carencias, y la aventura”

"España no se concibe sin el autogobierno de Galicia, País Vasco y Cataluña", afirma Feijóo, que no se pronuncia sobre el resto de comunidades

Alberto Núñez Feijóo, el pasado viernes en su despacho de la Xunta.
Alberto Núñez Feijóo, el pasado viernes en su despacho de la Xunta.

Intenta mostrarse cauto en los pronósticos y admite que la situación actual desgasta a todos los gobiernos. Incluso asume que el suyo ha tenido “carencias y dificultades”. Pero Alberto Núñez Feijóo (Os Peares, 1961) se ve triunfador comparado con los demás. A los malos datos económicos replica con su palabra fetiche, la “solvencia” de Galicia, y apela a la peor situación de otras comunidades que tendrán que acudir al fondo de rescate del Gobierno central. Y ante las críticas a la gestión del PP en la Xunta agita el fantasma de una alternativa peor, lo que define como “una aventura compuesta por cinco partidos”.

 Pregunta. Las listas electorales del PP están plagadas de conselleiros y altos cargos de la Xunta. Puede dar la impresión de que ha tendido una red de seguridad ante el temor a perder las elecciones.

Respuesta. Durante toda la legislatura hemos intentado acreditar que hay un Gobierno y un partido que lo sustenta. Y las listas lo confirman: acreditan que hay un partido que está capacitado para gobernar desde el primer día. En otras listas habrá conselleiros del Bloque, habrá conselleiros en las listas de Izquierda Unida, en las del partido socialista, habrá conselleiros en los escindidos del Bloque… Aquí solo hay un Gobierno y un partido. Y en segundo lugar, nos hemos comprometido a presentar los presupuestos de Galicia a las pocas semanas de tomar posesión y habilitar el mes de enero para aprobarlos en el Parlamento. Eso ha pasado desapercibido y es un dato muy importante. Nosotros sabemos lo que queremos hacer en 2013, tenemos un proyecto maduro. Y me gustaría saber cuál es la alternativa: habrá que repartir primero el Gobierno, después estudiar la Xunta, estudiar lo que se presupuesta, oír a los que llaman a la insumisión al déficit, a otros que no saben no contestan… Ahí hay un guirigay importante. Yo estoy orgulloso del Gobierno que he tenido y por eso está en las listas.

P. ¿Peligra la mayoría absoluta?

“No estoy aquí para mantenerme en el poder sino para desgastarme"

el poder sino

para desgastarme”

R. Si miramos a Europa, con la crisis económica, los gobiernos han desaparecido. Nosotros llegamos al final de la meta con muchas posibilidades de lograr la mayoría absoluta. Si usted me pregunta si la vamos a lograr, yo le diría que sí. No le puedo decir más.

P. ¿El principal problema puede ser la desmovilización de algunos votantes fijos de su partido?

R. A medida que nos acerquemos a las elecciones, los gallegos sabrán que tienen una cita con las urnas. Yo diría que una de las más importantes en estos 30 años de autonomía. Estamos ante una crisis económica que no habíamos conocido anteriormente y ante un panorama político totalmente distinto al que hemos tenido salvo en los primeros momentos de la Transición. Están unos nacionalistas escindidos en tres, un partido socialista con importantes dificultades de liderazgo y alguna otra opción que no se había presentado nunca. Por tanto, los gallegos se tienen que estar preguntando: ¿vamos a seguir confiando en un partido y un gobierno que nos ofrece una cosa conocida, con todas sus dificultades y todas sus carencias, o por el contrario vamos a la aventura y a una ración de cinco partidos? Galicia conoció lo que son dos partidos y quiso cambiar inmediatamente. No creo que se aventure a cinco partidos gobernando en el momento en que más estabilidad, decisión y liderazgo se necesitan.

P. ¿Cuál cree que es su principal activo?

R. Que no hemos mentido a los gallegos, que hemos gestionado la realidad, que no estábamos aquí para mantenernos en el poder, sino para desgastarnos en el poder. Nuestro principal activo es que Galicia, con sus dificultades, tiene menos paro, menos déficit, menos deuda y está más cerca de iniciar una senda de crecimiento que el resto de las comunidades autónomas. Estamos en los puestos de cabeza de una Liga en la que hay 17 comunidades. Yo tengo 3.000 millones de euros menos que el anterior presidente. Y aun así hemos cumplido nuestro déficit público durante cuatro años, tenemos una deuda pública casi un punto por debajo que las demás comunidades, una media de paro casi cuatro puntos por debajo de la media, hemos sido la única comunidad del régimen general de financiación que no hemos tenido que pedir nada de los 50.000 millones que el Estado ha dispuesto para rescatar autonomías. Este es nuestro balance. A partir de ahí los gallegos van a decidir.

P. El paro ha pasado en estos cuatro años de un 12% a un 21%. Y antes ya estaba por debajo de la media de España.

“Sabía que el capital de las cajas estaba trufado de preferentes, pero no podía contarlo"

R. Se ha destruido menos empleo en toda esta legislatura que en el último año del bipartito, entre 2008 y 2009. Y la situación no era la misma. Entre 2009 y 2012, se ha profundizado la recesión y la situación económica del Eurogrupo y de España se ha deteriorado sustancialmente. Nosotros nos hemos comido el paro en el sector naval por unas decisiones que no hemos gestionado, como fue la indolencia de un Gobierno que provocó que la UE abriese expediente a España por el tax lease [bonificación fiscal para construir buques]. No les interesó o ni siquiera lo consideraron y se perdió un año. Nos hemos comido el paro de seis años sin que Navantia tuviera un contrato para hacer un solo barco. Y hemos logrado que haya tres nuevos vehículos en la factoría de Citroën y que las furgonetas eléctricas del grupo para el mundo se fabriquen en Vigo. Cuando digo que Galicia está más próxima al crecimiento que el resto es porque estoy convencido de que el naval va a absorber 8.000 o 9.000 personas en los próximos meses, que la automoción va a volver a los 400.000 vehículos al año y que hemos tocado fondo en la crisis de algunos sectores.

P. Con su discurso en la oposición generó muchas expectativas de que se podía frenar el paro. Incluso se ha difundido la leyenda urbana de que prometía acabar con él en 45 días.

R. Permítame remitirme al propio enunciado de su pregunta. Que hace cuatro años yo había dicho que solucionaba el paro en 45 días es un atentado contra la inteligencia, por lo tanto es una leyenda urbana, efectivamente. Lo que puedo acreditar es lo que hemos hecho. Y nosotros entregamos una Galicia al final de nuestro mandato más autónoma, más libre y más dueña de su destino que la mayoría de las comunidades. La desidia del Gobierno socialista y la poca comprensión de un comisario europeo socialista han traído 10.000 personas al paro en el naval. Y yo he intentado hacer el papel del presidente de la Xunta convertido en una especie de director comercial de Galicia para conseguir barcos. Y he intentado llegar a acuerdos con PSA-Citroën para que Vigo, que es una factoría muy competitiva, tenga la posibilidad de seguir siéndolo con nuevos vehículos, nuevos modelos y las furgonetas eléctricas. Tenemos una balanza de importaciones—exportaciones de 3.000 millones de beneficio. Nunca habíamos exportado tanto. Es evidente es que en España la economía se ha hundido y que el 80% de lo que produce Galicia lo vende en el resto de España, que no compra. Y seguimos con cuatro puntos de paro por debajo, mientras hay comunidades con un 30%.

P. ¿Cree que los ciudadanos aceptan ese mensaje de que estamos mal pero otros están peor?

"Hay un problema de financiación con el hospital de Vigo, pero se solucionará”

R. Lo veremos el 21 de octubre. Si yo me presentase como se presentó el presidente de Andalucía con el 33% de paro, lo tendría más difícil. O si me presentase como otros colegas de mi partido o nacionalistas que acuden al fondo de liquidez porque no pueden pagar el transporte escolar, las farmacias, la educación, los centros sanitarios, o tras haber rebajado sustancialmente la nómina de sus trabajadores públicos, estaría en peores condiciones. Ahora los gallegos tienen que valorar. Yo me he encontrado con 2.000 millones en los cajones. Supongo que tendré legitimidad para decir eso. Porque en un año me descontaron [el Gobierno central] 400 millones de euros, y una vez que hemos conseguido que la deuda en vez de en dos años se pague en diez, me descontaron 200. Usted imagínese lo que es tener 600 millones de euros para incentivar la economía. Y me encontré con un presupuesto de 2.000 millones de ingresos que no se realizaron. Cada uno ha gestionado lo que ha gestionado y yo no he tenido un solo mes con mayores ingresos. No he tenido una España que tirara de la locomotora del empleo, sino una España que destruía empleo con un porcentaje superior a Galicia. Creo que los gallegos sabrán distinguir que aquí, en plena crisis, estamos construyendo hospitales, mientras otros cierran unidades hospitalarias. Aquí se han licitado 15 centros de salud, estamos ampliando o construyendo cinco grandes hospitales y hemos finalizado y equipado totalmente el de Lugo. Aunque tengo 3.000 millones menos, cuando llegué la dependencia la cobraban 14.000 personas y ahora son 40.000. Esto es de lo que me examino. E iré al examen con la conciencia de que he intentado decir la verdad a los gallegos, con las manos limpias y con unos datos que se pueden comparar con el resto.

P. Las obras del hospital de Vigo no acaban de arrancar y la empresa reconoce problemas para financiarse.

R. Sí, la empresa tiene un problema y le estamos ayudando a solucionarlo. Menos mal que en Vigo ya se reconoce que el hospital es del Sergas y no privado como me decían. Todos los que han intentado manipular en el área de Vigo, en vez de ayudar a hacer un hospital, primero han dicho que ese hospital no era público y después intentan pararlo y echarle la culpa al Sergas. El hospital de Vigo es una realidad y no tiene marcha atrás. Le puedo decir con la información que tengo ahora que se va a hacer. Las obras se reanudarán con la intensidad óptima en las próximas semanas y ese asunto no me preocupa.

P. Sorprende que en los datos del déficit del primer semestre Galicia aparezca en el puesto 12º.

R. Pues no, porque aquí se vuelve a desmentir otra información que se difundió a sabiendas de su falsedad. Se acredita que Galicia es una de las comunidades que más está ejecutando su presupuesto y una de las más solventes de España. Hay comunidades que tienen menos déficit que Galicia y sin embargo están yendo al fondo de liquidez. ¿Cómo se interpreta eso? Que no pueden controlar los gastos ¿Cómo se interpreta que Galicia tenga en el primer semestre más déficit que otras? Porque tiene tesorería, ha podido blindar su presupuesto y tiene liquidez. Nosotros, en este momento, tenemos el 1,07% de déficit, 1,5 décimas menos que el año pasado [en el primer semestre]. Y el año pasado cumplimos. Por tanto lo que ha acreditado el primer semestre es que Galicia ha pagado mucho dinero y se ha puesto al día en sus pagos como consecuencia de los problemas de tesorería que tuvimos en el último trimestre de 2011. Hay comunidades que tienen dificultades para ejecutar su presupuesto porque no tienen liquidez y si no tienen liquidez, lógicamente no tienen déficit. Galicia cumplirá el 1,5% de déficit a final de año, sin ninguna duda.

P. En seis meses se han consumido dos tercios del objetivo para todo el año y esto parece dar la razón a los que lo acusan de que usted cumplió porque cerró el presupuesto en septiembre.

R. ¿En qué quedamos? Primero me acusan de que no cumplo y ahora de que lo cumplo.

P. Le acusan de hacer artificios contables.

R. Es que hay gente que le gustaría que Galicia no cumpliese el déficit y hay gente a la que le molesta que Galicia cumpla. Y una vez que lo cumple hay gente que dice que lo cumplimos porque recortamos. No tiene mucho sentido esto. A partir de octubre hay una orden de cierre de ejercicio que lo que dice es: los expedientes que no tengan compromiso de gasto tienen que estar autorizados. Hemos acreditado que en el último trimestre del año pasado pagamos y ejecutamos más presupuesto que en los otros trimestres. Mi déficit está entregado al Ministerio de Hacienda socialista y al popular. Y me remito a lo que dice el Ministerio.

P. ¿No se están dejando gastos de un año para otro?

R. Estamos haciendo exactamente lo mismo que hemos hecho siempre. Se están cerrando los ejercicios como los cerraban todos los presidentes.

P. Ahora se cierran antes

R. La orden de cierre se dicta a partir de octubre o de noviembre, depende de la quincena y de cómo vayan los ingresos. A mí en todo caso lo que me gustaría saber es de qué se me acusa. De cumplir el déficit o de no cumplirlo. Yo entrego una Galicia blindada en su autogobierno y también económicamente.

P. Usted aparece bastante mejor valorado en las encuestas que el presidente del Gobierno. Y tal vez por eso ha llegado a pedir que se le juzgue por lo que hace usted y no por lo que hace Rajoy.

R. Soy el presidente del Gobierno de Galicia. Al presidente del Gobierno de España le valoran junto con el señor Rubalcaba y con los otros líderes. Son ligas distintas.

P. Usted pertenece a un partido que gobierna en España. ¿No se siente corresponsable?

R. Por supuesto. Lo que ocurre es que yo he tenido casi cuatro años de tiempo de valoración. Vamos a ver cómo valoran al señor Rajoy dentro de tres años. Porque hasta ahora ha tenido las dos manos ocupadas para que no se le caiga la pared. Es verdad que en Galicia no hemos subido impuestos Y también es verdad que resulta mucho más fácil dar cheques fiscales de 400 euros para todas las rentas o hacer aceras que explicar lo que tenemos que pagar. Estamos en una emergencia económica, nos hemos encontrado con un agujero financiero en el sistema bancario, una prima de riesgo por encima de los 500 puntos, la contabilidad del déficit falsa, la desconfianza que todo este cóctel ha provocado en el mercado financiero internacional… Esto es un trabajo de rigor y de realismo que si se hubiera hecho antes nos iría de otra manera. Y yo creo en los políticos que no le mienten a los ciudadanos.

“Rajoy tenía que haber sacado tiempo para explicarse más”

P. Rajoy ha incumplido sus principales promesas electorales, desde bajar impuestos a no dar dinero a los bancos.

R. Sí, pero hay que explicar por qué. Si el Gobierno se encuentra con 30.000 millones de deuda que los socialistas decían que no había… Cada céntimo del IVA va a pagar esa deuda. O si se encuentra con el agujero bancario, ¿qué va a hacer? ¿poner en riesgo los depósitos de los clientes? Fíjese lo que nos hemos encontrado con las preferentes. ¿La Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España no sabían que se estaba capitalizando las cajas con capital falso, que en realidad eran depósitos? A mi se me decía que tenía intereses oscuros en la fusión de las cajas y yo tenía que estar callado, porque sabía que el core capital [capital básico] estaba trufado de preferentes… Ahora los ciudadanos lo saben y yo puedo decirlo sin incumplir el secreto bancario. Pero con 1.500 millones de euros en preferentes, es decir, de depósitos pasados a capital, también capitalizo yo una caja. El señor Rajoy se encontró con todos estos agujeros. Lo que yo creo que no hemos hecho bien es explicarlo. Teníamos que haber dado más entrevistas, se tenía que haber explicado más en los medios de comunicación, se tendría que haber comparecido más para contar la situación que tenemos… Es verdad que en una situación de emergencia económica nacional tú estás más preocupado por que no siga entrando agua en el barco y no se hunda que en explicar a la tripulación lo que está ocurriendo. Pero es verdad que había que haber sacado tiempo para hacer las dos cosas.

P. ¿Va a participar mucho Rajoy en la campaña?

R. Todo lo que pueda. Ya tenemos varios actos cerrados con él. Lo que no sé es en cuántos actos conjuntos va a participar la otra opción de Gobierno…

P. ¿Conjuntos?

R. Hay dos opciones, la del PP y la de todos los demás… A ver cuántos actos conjuntos hacen todos los demás, para poder aclararme realmente…

P. ¿Le ha molestado que Baltar diese cobertura a Mario Conde?

R. He escuchado esas cosas y todavía las que tendré que escuchar en la campaña… Hemos cerrado la lista de Ourense con una normalidad excepcional. Me he sentido absolutamente libre para hacer las listas en las cuatro provincias.

P. ¿No tiene ninguna duda de la lealtad de Baltar?

R. No. El partido en Ourense es tan potente, tiene tantos alcaldes, concejales, diputados, que está blindado. Y José Manuel Baltar es una persona a la que le interesa la política y acaba de llegar a un puesto de responsabilidad.

P. ¿Le ha dado garantías Rajoy de que no habrá rescate antes de las elecciones?

“Creo en el modelo autonómico y pienso que no deberíamos añadir una crisis institucional a la económica”

R. Las mismas que al resto de los españoles. Si seguimos cumpliendo con los objetivos del déficit, menos probabilidades habrá de tener que pedir liquidez a las instituciones europeas. Rajoy hará lo que tenga que hacer. Y yo me voy a presentar el 21 de octubre diciéndole a los gallegos que Galicia no va a ser rescatada. ¿Cuántos presidentes autonómicos pueden decir lo mismo?

P. ¿Y no le preocupa que esto estalle antes de las elecciones?

R. Me preocupa todo lo que pueda ocurrir de ahora al 21 de octubre. Pero mi primera preocupación es lo que depende de mí. Y luego, claro que me preocupa cómo vaya mi país, cómo vaya España. Pero mi hacienda autonómica todavía tiene autorizados 800 millones de deuda pública que no hemos consumido.

P. Hay dos presiones contradictorias sobre el sistema autonómico. Una parte de su partido, como la presidenta madrileña, aboga por una recentralización. Y al mismo tiempo, acabamos de ver la gran manifestación en Cataluña por la independencia. ¿Está el sistema agotado?

R. Un modelo de aproximadamente 30 años, como es este, claro que necesita ajustes. Y la próxima conferencia de presidentes es una buena oportunidad. Pero el problema no es el modelo, es el liderazgo del modelo. El problema no es el barco sino quién capitanea el barco. Yo el otro día le escuché una cosa al presidente que me dejó muy satisfecho y que es muy importante: “Si las comunidades autónomas tienen un problema, es mi problema”. Desde que ha llegado lo único que ha hecho es intentar que las comunidades puedan pagar a sus proveedores. Y esas deudas no son de la época Rajoy. No hay que hacer enmiendas a la totalidad del Estado autonómico, tenemos una profunda crisis económica y no debemos abrir una crisis institucional. Y las comunidades debemos cumplir el déficit y eliminar duplicidades, porque las hay. Tenemos un Estado muy complejo territorialmente: ayuntamientos, diputaciones, comunidades, Gobierno central… Ahí existen duplicidades que hay que corregir.

P. Usted acaba de deslizar la idea de que quizá sobren parlamentos autonómicos.

R. Hay algunos muy sobredimensionados. Yo he planteado —y lo llevo en el programa electoral— reducir un 18% el número de diputados.

P. ¿Pero entonces no está planteando suprimir comunidades autónomas?

R. Un presidente autonómico que quiere ser responsable no debe decir esas cosas en público ni manifestarlas desde su cargo. Lo que sí puedo decir es que España no se concibe sin que Galicia, País Vasco y Cataluña tengan estructuras de autogobierno. ¿El resto? Aquí tenemos un Constitución que consagra 17 comunidades autónomas. Yo, cuando cursaba Derecho, estudié ese modelo y me lo creo. Se puede, como he dicho, eliminar duplicidades o hacer más cosas en común en educación o sanidad. Entiendo que otros propongan reformas más abruptas… A ese planteamiento yo le digo que no es concebible una España sin autogobierno de esas tres comunidades que acabo de mencionar.