Las tiendas se van de fiesta

La Vogue Fashion Night Out celebra su cuarta edición con más de 350 comercios

También hay algún que otro restaurante y transeúntes-modelos por una noche

Un grupo de jóvenes disfrutaba anoche en el barrio de Salamanca de la Vogue Fashion Night Out. / Claudio Álvarez

Subidas a una tarima, cegadas por los flashes y embriagadas por el fuerte olor a perfume, Paloma y María posaban cual estrellas de la moda en un fingido photocall instalado en la calle de Serrano, cerca del cruce con la calle de Ayala. Estas adolescentes acudieron anoche a la Vogue Fashion Night Out acompañadas por sus madres. Desde las ocho de la tarde hasta medianoche, grandes y pequeñas se sintieron las reinas de la fiesta: alfombras rojas las invitaban a formar parte de la clientela de marcas como Dior, Chanel o Bulgari, mientras los fotógrafos inmortalizaban sus estilismos, preparados a conciencia.

Más de 350 tiendas del barrio de Salamanca y de la zona de las Salesas-Fuencarral participaron en la cuarta edición de esta fiesta de la moda, organizada por la revista Vogue con colaboración del Ayuntamiento de la capital. Antes de que cayera el sol y dieran comienzo los festejos en apoyo a la moda, la alcaldesa, Ana Botella, animaba a los madrileños congregados en la calle de Ortega y Gasset a pasarse por la milla de oro y olvidar, aunque fuera por una noche, los problemas de la crisis. La Vogue Fashion Night Out, que se celebró en 20 ciudades del mundo simultáneamente, tenía como principal objetivo el apoyo a la moda, incluidos los negocios que dependen de este sector.

“Es la primera vez que vengo y estoy sorprendida por la cantidad de maquillajes, perfumes, complementos y vestidos que puedo probarme. Aunque no he visto rebajas, no vuelvo a Alcalá de Henares sin unas cuantas bolsas”, contaba Marina García, una dependienta de 20 años. Mariví Varadé, una de las dueñas de Guantes Varadé (Serrano, 54), recordaba que, por ser la noche de la moda, los guantes de piel sí que tenían un descuento del 10%, e invitaba a todo aquel que  quisiera acercarse a la tienda a un delicioso macaron. “Esta noche no se suele hacer mucha caja, y cada año menos. Pero es una buena ocasión para darse a conocer”, explicaba. Sergio Vela uno de los repartidores de los globos que regalaba la marca de perfumes Juicy Couture a todo aquel que se acercara a su estand, estaba encantado con el trabajo eventual que le había salido. “Yo no entiendo de moda, pero por unas horas he conseguido un curro” explicaba Vela, de 23 años.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
periodista El País Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana