Aguirre, sobre los arquitectos: “Habría que matarlos”

En otro vídeo de su visita al pueblo afectado por el incendio, se mofa de la sede consistorial

El Colegio de Arquitectos califica las declaraciones de "muy desafortunadas y un desprecio"

Para una de las autoras, "es un ataque injustificado a una profesión que lo está pasando mal"

"Todo lo que dije es absolutamente lamentable, lo retiro", se disculpa Aguirre

Ampliar foto
Ayuntamiento de Valdequemada, obra de Ángela García de Paredes e Ignacio Pedrosa.

"Habría que matarlos. ¿Tú sabes por qué habría que poner pena de muerte? Me caen mal los arquitectos porque sus crímenes perduran más allá de su propia vida". Quien lanza estas lindezas necrófilas contra la arquitectura es Esperanza Aguirre en su enésima pillada a micro abierto. Fue, según se puede ver en un nuevo vídeo difundido por LaSexta, durante la visita de la presidenta regional a la localidad madrileña de Valdemaqueda tras el grave incendio que asoló la sierra, la misma visita en la que se quejó de la presencia de los medios de comunicación.

En conversación con EL PAÍS, el decano del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), José Antonio Granero, ha asegurado que las manifestaciones de la presidenta regional son "muy desafortunadas e intolerables y suponen un desprecio al trabajo de los profesionales". Granero ha revelado también que la propia Aguirre le ha telefoneado esta mañana para pedirle disculpas y transmitirle su "profundo arrepentimiento", un pesar que ella misma ha verbalizado públicamente tras el Consejo de Gobierno, como avanzaba Granero.

"Pido disculpas a los arquitectos madrileños y a todas las personas que se hayan podido sentir ofendidas. Todo lo que dije es absolutamente lamentable, lo retiro, es lamentable y me siento muy mal por mis palabras", ha declarado Aguirre nada más comenzar la rueda de prensa, informa José Marcos. "He llamado por la mañana al decano del Colegio de Arquitectos para expresarle mis disculpas, y ahora también me disculpo públicamente", ha añadido.

"Declaraciones de este tipo solo expresan un desprecio al trabajo de todos los profesionales y se hacen desde el desconocimiento y desde la falta de aprecio", ha añadido Granero, quien ha considerado que este capítulo es una buena ocasión para "poner en valor el trabajo" específico de su colectivo, pero también para "reclamar a los políticos que se rodeen de profesionales, no solo en arquitectura".

Aguirre, como recordó anoche el Gran Wyoming en El Intermedio, el programa satírico que lo emitió, acaba de instar a la Fiscalía a tomar medidas contra quienes clamaron "¡Esperanza muérete!" en la apertura del curso académico universitario, el pasado lunes en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). “Hay que actuar contra ese lenguaje necrófilo e intolerable", declaró el martes la presidenta, que considera que "¡Esperanza muérete!" es una "amenaza de muerte" y no una expresión coloquial.

Además de pedir a la Fiscalía que actúe de oficio, la presidenta dio orden a los servicios jurídicos de la Comunidad de Madrid para que tomen “las medidas legales oportunas” y para que identifique a los autores. Ayer, la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, anunció que la policía ya está analizando las grabaciones del acto en el que se corearon lemas contra Aguirre, que no estaba presente. Sin embargo, la Fiscalía ha dicho hoy que no ve "indicios suficientes" de delito como para actuar de oficio, pero que está a la espera por si se presenta denuncia.

En el nuevo vídeo, Aguirre, que se declaró “chocada y escandalizada” por el "¡Esperanza muérete!", expresa con palabras muy similares a las empleadas en su contra su disgusto por el edificio de la Casa Consistorial de Valdemaqueda en una conversación con el alcalde, Álvaro Santamaría (PP).  "¿Qué es eso que tienes ahí?", le pregunta. Santamaría responde: "Ah, esa cosa. Pues tiene premios, presidenta. Tiene premios de arquitectura".

Efectivamente, los tiene y muy valorados. El edificio es obra de los reconocidos arquitectos Ángela García de Paredes e Ignacio Pedrosa. Entre otros prestigiosos galardones, este edificio ha obtenido el premio FAD, el de la Bienal de Arquitectura Española de 1999 y el que otorga la respetada revista británica Architectural Review. Pero también ha sido distinguido por la propia Comunidad de Madrid con el Premio de Calidad de Arquitectura y Vivienda 2000. En conversación telefónica desde Milán, donde se encuentra impartiendo una conferencia, García de Paredes ha condenado el "ataque injustificado hacia una profesión que ahora lo está pasando mal".

Durante sus comentarios ante las cámaras, Aguirre pasa del ataque a la sede consistorial, construida en 1998 y que costó 50 millones de pesetas (unos 300.000 euros), a expresar su opinión sobre la arquitectura en general. "La única ventaja de la crisis, que se acabó", dice Aguirre en referencia a las obras pagadas con fondos públicos. "Yo no he visto nada más feo". "Mario, que es muy burro [indica la presidenta dirigiéndose a una persona que tiene al lado]: ¿Tú sabes por qué habría que poner pena de muerte? Me caen mal los arquitectos porque sus crímenes perduran más allá de su propia vida. Se ha muerto y ahí nos ha dejado esto". La arquitecta ha recordado que el edificio lo realizaron tras ganar un concurso público al que se presentaron 200 proyectos. "Lo hicimos con mucho cariño y entonces no hubo ninguna polémica, al contrario, el personal del Ayuntamiento incluido el alcalde se mostraron encantados con la obra". El estudio Paredes & Pedrosa ha realizado numerosos proyectos en España y el extranjero. Entre otros, el Museo de la Villa Romana de La Olmeda (Palencia), el Teatro Valle Inclán de Madrid o el Auditorio Borghetto Flamino en Roma.

Las palabras de Aguirre tuvieron lugar durante su visita no anunciada al puesto de mando avanzado instalado en la plaza Mayor de Valdemaqueda el miércoles 29 de agosto. Una primera parte del vídeo se filtró el lunes y en ella se veía a la presidenta reprochando a unos cámaras de Telemadrid que hubieran acudido al lugar a filmar su visita."¡Qué pelmazos! ¡Pero si yo he dicho que no dijeran nada!", clamó al ver una unidad de la cadena. Su presencia sobre el terreno —el día anterior eludió precisar si iría— se produjo una hora antes de la que tenía prevista el secretario general del PSM, Tomás Gómez. Sin embargo, ver a los medios contrarió a la dirigente popular porque ella esperaba una visita más discreta.

Dentro de las grandes pilladas de Aguirre, no es la primera vez que censura un edificio o una obra de arte. Por ejemplo, en un acto en Becerril de la Sierra en 2010, preguntó al alcalde que cómo podía haber autorizado "esta puta mierda", en referencia a un monolito. En 2011, se quejó al inaugurar el policlínico del Doce de Octubre porque no tenía ventanas. "Si no lo digo, reviento", remachó.

Más información