Los renovadores del PSE alavés piden que López evite una “purga” en las listas

La pugna interna con Prieto sale a la luz a dos días de cerrar la candidatura

Pastor, en el Parlamento; detrás, Oscar Rodríguez. / L. RICO

Que el lehendakari, Patxi López, concurra a las elecciones por Álava “debiera ser una garantía” de que en el proceso de elaboración de la candidatura del PSE-EE cara al 21-O no se elimine a parlamentarios alineados en el movimiento interno de renovación del partido en ese territorio, dijo ayer a EL PAÍS Juan Carlos Alonso, concejal en el Ayuntamiento de Vitoria, en torno a cuya figura se nucleó ese sector a principios de este año.

“No contemplo siquiera la hipótesis de que en el PSE-EE alavés se vaya a producir una purga en el proceso de confección de listas electorales”, aseguró, pese a que ese temor está extendido de modo evidente entre integrantes de ese movimiento renovador. Alonso insistió en su convencimiento de que “el ejercicio de confección de listas y de nuestro programa será plenamente plural y transparente”, más aún teniendo a su cabeza al lehendakari, algo que consideró “un orgullo para los socialistas alaveses y para Álava”.

La ejecutiva del PSE alavés se reunirá mañana, al igual que las de Bizkaia y Gipuzkoa, para aprobar su propuesta de lista. Si no logran que se respete su presencia en ese paso, a los renovadores alaveses solo les quedará someterse al dictamen de la Comisión de listas, que se reúne por la tarde, ya que el Comité Nacional se limitará el sábado a dar el visto bueno a lo que esta la remita.

En realidad, tras el convencimiento mostrado por Alonso late una llamada implícita a López a implicarse en el proceso de configuración de la lista y evitar que el aparato se haga fuerte en ella (de los nueve parlamentarios actuales, cinco secundan las posiciones de Alonso —Joana Madrigal, Natalia Rojo, Esozi Leturiondo, Óscar Rodríguez y Loli Escudero— mientras Prieto se quedó en minoría con tres —Txaro Sarasúa, Mikel Unzalu y Javier Martínez— y él mismo).

El Grupo Socialista al completo despide a Eguiguren con su reconocimiento

Alonso incluye en su análisis la consideración de que sería “una contradicción reclamar una política de tolerancia, entendimiento y respeto al pluralismo hacia fuera y practicar lo contrario hacia dentro”. “Estoy convencido de que el lehendakari es una garantía de ese respeto y reconocimiento de una pluralidad de enriquece”, recalcó, en lo que constituye un llamamiento claro a López para que neutralice toda tentación de marginar de los puestos de salida en la candidatura alavesa a parlamentarios que le secundan en su intento de renovar el partido. Este tomará cuerpo, con toda probabilidad, en el congreso provincial que tendrá que celebrarse tras el de Euskadi, una vez celebrad pasadas las elecciones. Perder presencia en el grupo parlamentario tendría consecuencias también en esa previsible pugna o en la eventual negociación entre ambas partes que pudiera zanjarla.

Alonso argumenta su llamamiento, e incluso su decisión de terciar en el proceso con él, en la afirmación de que su partido “no o es una fábrica de consignas, sino de pensamiento. No llevamos uniforme ni pensamos de forma clónica, ni consumimos ideas enlatadas o precocinadas. Hay diferentes culturas y diferentes sensibilidades”, para las que reclama respeto y, en lo que respecta a López, amparo. “Si aspiras a administrar la sociedad estás obligado a ser capaz de administrar tu propia familia. Tu actitud ha de ser coherente”. El concejal socialista advirtió también que los partidos “no pueden ser una fuente de problemas” cuando el de los ciudadanos es “llegar a fin de mes”.

La pugna alavesa estuvo latente, aunque no se manifestó, según todas las fuentes contrastadas, en la reunión que los 25 parlamentarios socialistas, lehendakari incluido, celebraron ayer, seguida de una comida de despedida. El portavoz, José Antonio Pastor, pidió “ser más respetuosos” con los procesos y plazos internos ante las preguntas relativas al futuro de Rojo y Rodríguez, dos de los cinco integrantes de la dirección del grupo en esta legislatura, que le flanquearon, junto a la cuarta, Miren Gallastegi. El quinto, el presidente, Jesús Eguiguren, no llegó a tiempo de la comparecencia, aunque si asistió a la reunión. Esta se sustanció en dos horas de intercambio entre el lehendakari y los parlamentarios, con numerosas intervenciones, en un clima de “absoluta tranquilidad”. El agradecimiento de López al grupo que ha sostenido al primer Gobierno socialista monocolor de la historia vasca y al primer lehendakari ajeno al PNV en 32 años de autogobierno, se mezcló con la despedida de algunos de los que saben ya, por decisión propia o forzados por la reducción de escaños, que no repetirán. El más significativo, dentro del primer grupo, fue Eguiguren, que reiteró en parte, y en tono igualmente emotivo, una intervención que algunos ya le oyeron en la Ejecutiva de la semana pasada. Eguiguren recibió el reconocimiento general y se mostró convencido de que no hay marcha atrás posible a los logros de esta legislatura.

Pastor puso en valor el logro de afincar en la agenda política y en la sociedad “los debates importantes”, los que atañen a “los problemas reales del país”. Los gobiernos del PNV “abrían los períodos de sesiones aburriéndonos con planes y consultas soberanistas. Este Gobierno empezó el primer curso político, en septiembre de 2009, trayendo al Parlamento una Ley con las primeras medidas anticrisis” contrastó.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Los desalmados

1980. 200 atentados. Yo estaba allí. Y, para mi vergüenza, también prestaba una atención distraída a aquel horror

Consulta soberanista

El pueblo de la independencia

Los vecinos del municipio vizcaíno de Arrankudiaga votarán el 2 de noviembre si quieren que Euskadi sea “un estado”

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana