Selecciona Edición
Iniciar sesión

Cinco urbanizaciones desalojadas por el grave incendio de Robledo de Chavela

Unos 70 ancianos de dos geriátricos de la zona, desalojados y trasladados al polideportivo

La Comunidad pide al Gobierno hidroaviones y el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias

A primera hora de la noche las llamas avanzan sin control hacia Valdemaqueda

El fuego ha sido estabilizado en las inmediaciones de Robledo y Santa María de la Alameda

Los helicópteros trabajan entre la humareda. FOTO: LUIS SEVILLANO / VÍDEO: F.J. BARROSO

Las llamas continúan avanzando sin control entre las localidades de Valdemaqueda y Robledo de Chavela (Madrid).  A primera hora de la mañana del martes hay seis focos activos, de los cuales el del monte de Santa Catalina, en Valdemaqueda, es el más preocupante y donde se han concentrado los esfuerzos de los brigadistas, bomberos y retenes que han trabajado durante toda la noche. Poco antes de las ocho de la mañana se han unido a ellos los cinco helicópteros que la Comunidad de Madrid aporta en la lucha contra el fuego. A lo largo de la mañana lo harán también los cinco aviones del Ministerio de Medio Ambiente y dos helicópteros más cedidos por Castilla y León.

Todo para luchar contra el peor incendio en décadas en la Comunidad de Madrid, que ha quemado unas 2.000 hectáreas y que probablemente es intencionado, ya que se inició en al menos seis focos, varios de ellos ya "perimetrados". Un fuego que ha obligado a desalojar a más de 2.000 personas de varias urbanizaciones. Los últimos, esta misma noche, los de las viviendas más cercanas al rio Cofio, entre Valdemaqueda y Robledo de Chavela. Las llamas han obligado a cortar durante la noche la carretera entre ambas localidades, la M-537, mientras todos los medios terrestres disponibles -los aéreos no trabajan de noche- intentaban atajar el avance del fuego.

ampliar foto
Fuente: agencias, elaboración propia.

Entre los medios aéreos y los terrestres, unas 600 personas trabajaron ayer contra el fuego y las mismas se espera que lo hagan hoy. El objetivo es contener las llamas antes de que llegue esta tarde, cuando se prevé que soplen vientos de más de 40 kilómetros por hora. Con esas ráfagas, controlar un incendio se hace muy difícil.

Intencionado

ampliar foto
La Guardia Civil impide al paso en la entrada de Robledo de Chavela.

El origen de las llamas se detectó sobre las 11 de la mañana del lunes a lo largo de la carretera M-537 que une ambas poblaciones, lo que, sumado a la diversificación de los focos, apunta a que ha sido provocado. Según el alcalde de Robledo, Mario de la Fuente, varios testigos aseguran haber visto al ocupante de un coche lanzar objetos incendiarios desde la carretera M-537. "Habría que meter de por vida en la cárcel al que ha hecho esto", ha añadido el regidor. Oficialmente no hay ninguna cifra que estime la superficie quemada pero según informaba el lunes por la tarde Telemadrid, unas 2.000 hectáreas habrían ardido.

El fuego se propagó en siete frentes debido a la intensidad del viento. La dirección ha acercado las llamas hacia la localidad vecina de Santa María de la Alameda, emplazada en las estribaciones de la sierra de Guadarrama (a unos 20 kilómetros de Robledo) y el puerto de la Cruz Verde. Cinco de las urbanizaciones ubicadas en el entorno de Robledo y la localidad de Valdemaqueda (Río Cofio, La Suiza, La Juntas, El Pimpollar y La Paradilla) han sido desalojadas. Unas 2.000 personas han sido desalojadas y trasladadas al polideportivo del pueblo. Los últimos en llegar fueron 59 ancianos evacuados del geriátrico Santa Rita y 23 de la residencia La Golondrina. La Guardia Civil detuvo a tres personas que se negaron a abandonar sus domicilios.

El fuego ha avanzado por la ladera de monte bajo en la que se encuentran las viviendas y, según los vecinos, ha destruido varias casas, que en algún caso han explotado debido a las instalaciones de gasóleo que tenían. La Comunidad niega que hayan ardido chalés. Según fuentes de los equipos de extinción, en las zonas pobladas ya no se reproducirán las llamas.

La expansión del fuego obligó ayer a cortar tres carreteras y un tramo de la red ferroviaria (entre Robledo de Chavela y Santa María de la Alameda) debido a la proximidad de las llamas. La vía de tren que va de Madrid a Ávila, por la que circulan las locomotoras con destino a varios puntos del norte, también se cortó a las cuatro y media, por lo que nueve convoyes se vieron afectados. 

La Comunidad de Madrid desplazó hacia la zona 38 unidades terrestres formadas por bomberos y retenes forestales con el apoyo de ocho helicópteros y 12 vehículos especiales. Asimismo, se solicitó a Medio Ambiente el envío de hidroaviones, un total de cinco, a los que se unieron dos helicópteros de la vecina provincia de Ávila. Los efectivos montaron un hospital de campaña en el helipuerto de Robledo de Chavela.

Intervención de la UME

Ante la gravedad del incendio, se requirió el apoyo de la Unidad Militar de Emergencias. En concreto, 50 militares de Torrejón de Ardoz, dos nodrizas, seis camiones autobomba y material pesado. Las llamas afectan a un área muy escarpada, lo que dificulta especialmente las tareas de extinción del fuego tanto por tierra como por aire.

Juan López de Uralde, miembro de Equo, se ha hecho eco en su cuenta de Twitter de la noticia de este incendio, enlazando a un vídeo en el que puede verse una amplia columna de humo próxima a unas casas.

Otros usuarios de las redes sociales están relatando también el avance de las llamas y publicando fotos en sus perfiles. La columna de humo es visible desde distintas poblaciones, desde El Escorial hasta Talavera de la Reina, lo que ha extendido la alarma.

Más información