Selecciona Edición
Iniciar sesión

Un diputado del PP pide disculpas por decir que las pasa canutas con 5.100 euros

Collarte ha destacado que en sus declaraciones contaba su "situación personal", su "realidad", por lo que no comprende que le "crujan vivo" por "decir la verdad"

Guillermo Collarte.

El diputado popular en el Congreso, Guillermo Collarte, pidió perdón ayer por sus palabras durante una entrevista en La Voz de Galicia en la que advertía que con los 5.100 euros mensuales que percibe de la Cámara Baja y del Ayuntamiento de Ourense, donde es concejal ,él las pasa “canutas” para llegar a final de mes. En declaraciones a la cadena SER, Collarte intentó atajar la indignación que sus declaraciones provocaron en las redes sociales asegurando que se considera un privilegiado y que cuando aseguró que las pasaba canutas lo hacía “en sentido figurado” y aludía a sus “circunstancias personales”. “Pido perdón a todo el que se haya ofendido” porque “hay gente que sobrevive con 400 o 500 euros y que de verdad las pasa canutas”.

También el PP de Galicia ha decidido pedir perdón “ante el malestar causado” por el parlamentario ourensano. En un comunicado enviado a los medios la formación conservadora asegura: "Las manifestaciones hechas por el diputado popular son desafortunadas y entendemos perfectamente el malestar que pudo causar en la ciudadanía gallega en general y en aquellos que más dificultades padecen en particular". El comunicado califica como “correcta” la decisión de Collarte de disculparse públicamente puesto que “lo que dijo no tiene sentido, está fuera de lugar y es contrario a lo que defiende el PP de Galicia”.

La inclusión de Collarte en las listas del PP para los comicios que sentaron en La Moncloa a Mariano Rajoy fue otro regalo envenenado que el todopoderoso José Luis Baltar, expresidente de la Diputación, del PP y de casi todo durante 20 años en Ourense, legó al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. En las últimas elecciones al Congreso, Baltar, una suerte de demiurgo en su provincia con resultados espectaculares que alcanzan porcentajes de voto del 70% en algunos municipios y prácticas clientelares tan efectivas en las urnas como dudosas desde un punto de vista ético, reclutó para la candidatura del PP nacional a Collarte, un directivo procedente de la empresa privada (exdirector de proyectos de Isolux Corsam), en uno de esos rutilantes fichajes con los que acostumbraba a soprender en la elaboración de las listas.

Collarte amenazaba con meter en un lío al partido y al propio Feijóo al asegurar (en la misma semana que el Gobierno modifica el plan Prepara para endurecer las condiciones de acceso de los parados sin prestación a esa ayuda de 400 euros) que él mismo las “pasa canutas” para llegar a fin de mes con sus 5.100 euros de sueldo neto mensuales. En una entrevista en La Voz de Galicia, el diputado que reconoce vivir con su madre en Ourense y tener pagados los desplazamientos desde la capital de España, asegura que con los dos sueldos públicos que percibe (en el Congreso y el Ayuntamiento de Ourense, donde es concejal) malamente le alcanzan para sobrevivir. “Entre los 416 euros que me dan por ser concejal, que no me llega para nada, los 4.200 netos más o menos que gano como diputado y los 290 que me dan por los trienios como funcionario de la Xunta, en total gano unos 5.100 euros y las paso bastante canutas. Reconozco que soy un privilegiado, pero viniendo del nivel de ingresos que tenía es un palo muy grande”, asegura en el citado diario. Como muchos otros diputados con residencia en Madrid, Collarte no ha renunciado a las dietas por desplazamiento (1.823 euros mensuales) si bien asegura haberlo intentado, hasta que le dijeron que “formalmente no se puede”.

Ligeramente decepcionado por no haber sido elegido para un cargo en el Gobierno, reconoce que su actividad en el escaño es relativa. Desde que comenzó la legislatura, no ha presentado ninguna iniciativa, pero no por falta de ganas sino porque el grupo que apoya la labor del Gobierno “no hace eso”. “Yo presentaría montones, pero si tienes iniciativas las hablas con la dirección del partido o con el Gobierno [...] Da la sensación de que los diputados del grupo de gobierno solo vamos a levantar la mano, pero es que es así. El papel de diputado lleva mucho de ser bien mandado, pero esto está configurado así”.

Semejante discurso no parte de un recién aterrizado en la política. Collarte ha ocupado diversos cargos directivos en administraciones gobernadas por el PP. En la Xunta de Galicia fue responsable de obras en la Subdirección General de Puertos y también en la de Carreteras. Además, fue director general de Programación e Inversiones de la Consellería de Sanidad y director general de Construcciones, Equipamientos y Servicios Educativos de la Consellería de Educación en distintos gobiernos de Fraga. También ha dirigido relevantes empresas públicas como consejero delegado de Tragsa, cargo que ejerció entre 2003 y 2006. Antes había sido gerente durante siete años de Arproma, otra sociedad pública adscrita a la Comunidad de Madrid.

Las declaraciones de Collarte se producen en el peor momento posible para el PP, en vísperas electorales -con Feijóo a unas horas de decidir si adelanta las elecciones para hacerlas coincidir con las vascas el 21 de octubre- y todo el partido enarbolando la bandera de la austeridad. Siguiendo ese principio, el propio Feijóo ha propuesto reducir el Parlamento gallego de 75 a 61 diputados pero a cambio de que se acepte una fórmula que prima el peso de las provincias de Ourense y Lugo, donde cosecha más apoyos”.