Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
RAMÓN FÁBREGAS | Director de la excavación

“Ahora podemos adivinar cómo pensaban”

"Por el estilo y la técnica podemos situarlas hace 30.000 años", afirma el principal investigador del proyecto

Ramón Fábregas
Ramón Fábregas

Ramón Fábregas es el director y principal investigador del proyecto que descubrió en Cova Eirós (Triacastela, Lugo) pinturas y grabados rupestres datados en el Paleolítico Superior.

Pregunta. ¿Qué aporta este hallazgo al conocimiento de la prehistoria gallega?

Respuesta. En Cova Eirós ya estaba definida una compleja ocupación que abarca del Paleolítico Medio hasta el final del Paleolítico Superior. Con este descubrimiento podremos acceder a una nueva perspectiva de la vida de aquella gente. Lo normal es encontrar sus productos, armas, herramientas o huesos, pero faltaba la esfera de lo simbólico, de su percepción del mundo o la religión.

P. ¿Se sabe que significado tienen las pinturas?

R. Aún no nos pueden decir mucho. Hay que documentarlas y estudiarlas a fondo. Desde un punto de vista cualitativo, no son de una calidad comparable a la de otros yacimientos como Altamira. Hay muchas discusiones sobre qué significan este tipo de pinturas, pues no nos dejaron las claves para entenderlo. Por el estilo y la técnica podemos situarlas hace 30.000 años.

P. ¿Qué se puede ver en estas representaciones?

R. En general, la gente de aquella época no hacía representaciones completas. Lo que podemos reconocer son zoomorfos: caballos, bóvidos, alguna cebra... siempre figuras incompletas. También hay una serie de representaciones no figurativas, en este caso de líneas reticuladas. Les denominamos “signos” porque no sabemos leerlos.

P. ¿Pudo haber otras pinturas rupestres en Galicia que se perdieran con el paso del tiempo?

R. Eirós tiene unas condiciones de tamaño y aislamiento que, unido a su carácter calizo, facilitaron la conservación, aunque con algunos problemas. Es verosímil que no sea un caso único, que puedan existir otras cuevas. También podría haber otras cuevas en las que no se conservara nada por el paso del tiempo.