Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bienal de Flamenco se vuelca en las actividades paralelas a pesar de la crisis

La cita ofrece exposiciones de Miguel de Molina, Mario Maya y espectáculos de calle

Los trajes del cantaor Miguel de Molina, incluidas sus coloristas blusas y zapatos que él mismo diseñaba; las mejores fotografías del desaparecido bailaor y coreógrafo Mario Maya, el estreno del documental El fabuloso Sabicas, en el que guitarristas como Paco de Lucía, Tomatito, Pepe Habichuela o Serranito rinden homenaje al maestro, o el cabaret flamenco que albergará el Teatro Quintero son solo algunas de las actividades paralelas que ofrecerá la 17ª Bienal de Flamenco de Sevilla.

Pero este refuerzo a los 70 espectáculos que ofrece la programación oficial —desde el 3 al 30 de septiembre— incluye además de exposiciones, proyecciones y actuaciones, cursos, coloquios, clases magistrales y la entrega de dos premios: el Compás del Cante, que ofrecerá la Fundación Cruzcampo al guitarrista y compositor Manolo Franco durante una gala en el Real Alcázar y el nuevo Premio Curro Vélez a toda una vida en el flamenco que ha obtenido la bailaora Angelita Vargas.

Y, además, estará la calle. “Con la calle queremos abrir la Bienal a la ciudad de Sevilla. Comenzaremos con Kathak Vachak, un gran espectáculo del coreógrafo y bailarín Anuj Arjun Mishra que hace un guiño a la India y a ese viaje de los gitanos que desemboca en Andalucía. Aunque este montaje, por su complejidad, se ofrece en el patio al aire libre del Cicus”, comentó ayer Rosalía Gómez, directora de la Bienal de Flamenco, para quien la creación y la investigación son objetivos fundamentales de esta cita.

Exposiciones

Arte y provocación. Miguel de Molina. Casino de la Exposición del 7 de septiembre al 24 de octubre.

Mario Maya. Flamenco y creación. En el Cicus del 11 al 27 de septiembre.

Patricio Hidalgo. Solo trazos. En la Fundación Mario Maya (Atanasio Barrón, 5). Del 3 al 29 de septiembre.

Bailaoras, de Paco Sánchez. En el salón del Apeadero del Real Alcázar. Del 3 al 30 de septiembre.

“Los espectáculos de calle se ofrecerán los fines de semana por la mañana con intervenciones de 10 o 15 minutos para establecer un diálogo con la ciudad y que los artistas con espectáculos en el programa oficial se puedan divertir junto al público, como Rosario Toledo que montará su playa particular a los pies de la Giralda. Es también una fórmula para que los jóvenes que no pueden montar compañía o producir grandes montajes tengan una oportunidad de mostrar sus trabajos. Además, contaremos con toda la leyenda y la fantasía del Teatro Tascabile de Bergamo, una compañía mítica de teatro de calle”, adelanta la directora. En esta nueva sección de la Bienal en la calle estarán Jesús Carmona, quien acaba de conseguir el premio Desplante del Festival de las Minas de la Unión, La Choni o Carlos Méndez, entre otros. “El último fin de semana organizaremos un flashmob en el que bajo la dirección de Rafaela Carrasco todo el que quiera bailará un tango”, añade Gómez.

Todas las actividades paralelas son gratuitas salvo los laboratorio La voz y la palabra en el flamenco, que impartirá Julia Oliva, y otro sobre danza Kathak que ofrecerá el centro TNT; así como el espectáculo de Anuj Arjun Mishra en el Cicus. El programa ofrece citas tan especiales como la exposición Patricio Hidalgo. Solo trazos, en la que la viuda de Mario Maya abrirá su propia casa para que puedan verse las pinturas y dibujos en las que Hidalgo plasma el flamenco, o Bailaoras, una selección de 30 de las 200.000 fotografías realizadas por Paco Sánchez.

La Bienal de Flamenco, que a pesar del recorte del 45% de su presupuesto no ha reducido la cita, ha vendido ya el 65% de sus 54.000 localidades y ha agotado ya las entradas de cinco espectáculos.