Una llamarada envolvió a las víctimas del fuego de Torremanzanas

Uno de los fallecidos era un agente medioambiental y el segundo un brigadista

Castellano no da detalles sobre el suceso

El fuego está estabilizado y sin llamas

Dos bomberos con una manguera en el incendio declarado hoy en el término de Torre Manzanas. / MANUEL LORENZO (EFE)

El fuego ha vuelto a cobrarse vidas. Dos personas que participaban en las labores de extinción, una de ellas un agente medioambiental y otra un brigadista, fallecieron y otros dos brigadistas resultaron heridos este domingo durante las labores de extinción de un incendio forestal declarado en el municipio de Torremanzanas, en el interior de Alicante.

El trágico accidente que costó la vida al agente forestal se produjo a última hora de la tarde. Mientras, el brigadista falleció esta madrugada en el Hospital General de Alicante. El primero vivía en la localidad de Ibi y el segundo de Ontinyent.

El agente medioambiental fallecido, según una nota oficial del Ayuntamiento de Ibi, se llamaba  Ernesto Aparicio Esteve, de 50 años, y era natural de la localidad valenciana de La Enguera. El brigadista muerto a consecuencia de las heridas en el hospital era Emilio Albargues Bataller.

Las víctimas quedaron atrapadas en una deflagración térmica (explosión de una bolsa de aire caliente) en el lugar en el que se encontraban trabajando, según ha explicado hoy el delegado de CC OO en la empresa Tragsa Miguel Ponsoda. La explosión provoca que, en décimas  de segundo, arda todo el terreno en un radio de unos 20 metros, según Ponsoda. Este fenómeno no es habitual y es consecuencia de la combinación de altas temperaturas y la sequedad del terreno. Ambos factores coincidieron en el lugar donde se encontraban los cuatro operarios. 

El alcalde de Penáguila trasladó en su coche a uno de los heridos

Según el testimonio aportado por los dos heridos a diversas personas, entre ellas al alcalde de Penáguila, que recogió a uno de ellos al encontrarle en una pista forestal, dos brigadas estaban realizando tareas de extinción en este punto cuando la llamarada les alcanzó, informa Europa Press.

Tras el incidente, al menos dos de los afectados, que estaban heridos, abandonaron el lugar a pie y comenzaron el descenso desde la zona en la que se encontraban trabajando, momento en el que el alcalde de la localidad vecina de Penáguila, Carlos Blanes, que viajaba en su automóvil hasta Torremanzanas para interesarse por la situación del incendio, los localizó a ambos.

Blanes subió a uno de los heridos a su automóvil y el otro fue trasladado en un segundo vehículo en el que viajaban la mujer y la hija del alcalde. En Penáguila, y a la espera de la llegada de los efectivos sanitarios, varios turistas que se encontraban en el municipio y que son médicos y asistentes de profesión se hicieron cargo de los heridos en primera instancia, hasta que finalmente fueron movilizados a centros hospitalarios en ambulancias desplazadas hasta la localidad.

Un avión suelta agua sobre el incendio de Torremanzanas. / REUTERS

Según ha informado hoy la Consejería de Sanidad, uno de los heridos está en estado grave en la unidad de quemados del hospital General de Alicante mientras que el otro ha sido trasladado al hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. El pronóstico de este herido, residente en Murcia, es reservado, aunque su evolución es favorable. Según el consejero de Gobernación, Serafín Castellano, este último herido está fuera de peligro.

El brigadista fallecido y sus compañeros heridos, según fuentes de la investigación del incendio, son miembros de las brigadas forestales de la empresa Tragsa. El fuego también provocó este domingo el desalojó preventivo de un campamento infantil en el que se encontraban 130 niños.

El fuego ha quemado ya unas 600 hectáreas en tres municipios

El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, ha estimado en unas 600 las hectáreas que se han quemado hasta ahora en Torremanzanas y dos municipios más, Penáguila  y Benifallim, y ha afirmado que el fuego está estabilizado y sin llamas. El consejero, preguntado esta mañana sobre las circunstancias en que falleció el agente medioambiental y fueron heridos tres brigadistas, uno de los cuales murió de madrugada, solo ha comentado que estaban en el mismo lugar cuando ocurrió el accidente. No ha explicado el suceso ni ha dado más detalles. Tampoco ha facilitado la identidad de las víctimas.

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, asistirá este martes al funeral del brigadista fallecido, según han confirmado fuentes de este ministerio a Europa Press. Las mismas fuentes han especificado que el ministro acudirá a las 11.00 de este martes al tanatorio del municipio de Benigàmin (Valencia), donde reposan los restos mortales del brigadista fallecido, y se desplazará después a la Pobla del Duc para el funeral.

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha enviado un telegrama a la familia de Emilio Albargues Bataller, el brigadista fallecido, en el que traslada a la viuda su pésame y el del Gobierno por esta muerte.

El incendio, que comenzó al filo de las 13.00 del domingo sigue activo. Durante la noche han combatido las llamas unos 200 efectivos terrestre. Al amanecer, se han incorporado los medios aéreos, un total de 26 que se han reducido pasadas unas horas al estabilizarse el frente de llamas. Ahora trabajan en la zona 10 medios aéreos, nueve brigadas de emergencia, dos BRIF (Brigada de Refuerzos contra Incendios Forestales) enviadas por el Gobierno -una de ellas desde Soria-, 21 autobombas y efectivos de la UME.

El ministro de Agricultura acudirá al funeral del brigadista fallecido en el incendio

El aumento de la humedad y la baja de las temperaturas favorecen el intento de controlar el fuego. El incendio ha obligado a cortar dos carreteras, según han informado fuentes del Centro de Gestión de Tráfico. Se trata de la carretera CV-780, entre los kilómetros 10 y 12, y el acceso a la CV-782.

Las muertes de Torremanzanas elevan a tres el número de fallecidos este verano mientras trabajaban en el control de fuegos forestales en la Comunidad Valenciana. En los graves incendios que quemaron más de 50.000 hectáreas en julio en el interior de la provincia de Valencia murió el piloto de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) José Agustín Nieva Gómez al caer con su helicóptero al pantano de Forata.

El Juzgado de Instrucción número 2 de Sant Vicent del Raspeig ha abierto una causa por la muerte del agente medioambiental en Torremanzanas. Por otra parte, el juzgado de guardia de Alicante ha abierto la causa por la muerte del brigadista en el hospital de Sant Joan, donde ingresó muy grave. No obstante, será finalmente el juzgado de Sant Vicent del Raspeig el que se haga cargo de la investigación del incendio en su totalidad, ha informado el Tribunal Superior de Justicia valenciano.

A Torremanzanas, que ha suspendido las fiestas y ha declarado tres días de luto oficial, se trasladaron anoche el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y el consejero de Gobernación, Serafín Castellano. El consejero, tras lamentar la pérdida del brigadista y dar el pésame a su familia, comentó que el fuego comenzó sobre las 13.00, al parecer producto del fallo mecánico de un coche. Su conductor intentó repararlo abriendo el capó del vehículo, momento en el que salió una llamarada que habría provocado el incendio.

Todos los partidos representados en las Cortes Valencianas (PP, PSPV-PSOE, Compromís y Esquerra Unida) expresaron en comunicados sus condolencias por el fallecimiento de los profesionales que trabajaban en la extinción del fuego. La oposición, además, pidió explicaciones sobre el suceso, criticó los recortes en la política forestal y exigió que se dote de medios suficientes a los equipos de extinción.

Los partidos de la oposición exigen que se aclare el suceso

En el intento de controlar y apagar las llamas participaban ayer un total de 18 medios aéreos, nueve brigadas terrestres, cinco autobombas y cinco vehículos de bomberos. A estos efectivos se unió a primera hora de la tarde una sección de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El incendio se inició en la partida de Rabosina, del término municipal de Torremanzanas. El servicio 112 recibió el aviso a las 12.51, según informaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias. Las llamas afectaron a pinar adulto, en un paraje cercano a otro que hace unas semanas ya se vio afectado por el fuego, según el Consorcio Provincial de Bomberos.

Un vecino declaró que el incendio se originó en una finca conocida como Los Castellanos y añadió: “El olor a quemado y a humo se percibe en el pueblo”. Este vecino comentó que el incendio provocó una “densa columna de humo”.

El fuego registrado en Torremanzanas se suma al que se declaró el sábado en una zona de matorral de la localidad alicantina de Llíber. Este fuego fue controlado este domingo.

Las altas temperaturas registradas en los dos últimos días han disparado el riesgo de incendios en el interior de la Comunidad Valenciana.  Gobernación mantiene para este lunes el nivel 3 de preemergencia, riesgo máximo de incendios forestales, en el norte de Alicante y el sur de Valencia. Concretamente, la preemergencia afecta a las comarcas valencianas de La Ribera Alta, La Costera, La Safor y La Vall d'Albaida, y a las comarcas alicantinas de El Alto Vinalopó L'Alcoià, El Comtat, La Marina Alta y El Vinalopó Mitjà.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana