LEOPOLDO BARREDA | Portavoz adjunto del PP en el Congreso

“A medio plazo, los ciudadanos reconocerán que hacemos lo correcto”

“Estamos dispuestos a negociar y debatir sobre el voto de los desterrados” afirma el dirigente popular

Leopoldo Barreda pasea ayer por Bilbao. / JESÚS URIARTE

Ahora en el Congreso, tras toda una carrera en la Cámara de Vitoria, Leopoldo Barreda sigue siendo un referente del PP vasco.

Pregunta. Se hunde su partido en las encuestas.

Respuesta. Lo que se ve es que no hay alternativa al PP, sino el efecto de unas medidas duras, difíciles, que había que haber adoptado hace mucho tiempo. Pero la gente no da su confianza a ningún otro partido. Los ciudadanos que han confiado en el PP verán los efectos de esas medidas a medio plazo. Se trata de tomar decisiones y mantener el rumbo fijado para que puedan funcionar.

P. Pierden ocho puntos desde las elecciones, y eso antes del mayor recorte de la democracia.

R. En 1996, en este plazo después de las elecciones el PSOE superaba al PP. Ahora no recoge casi ningún apoyo de los que supuestamente perdemos. Nuestra obligación es explicar a los ciudadanos cuánta falsedad había en lo que había contado el PSOE, cuánto más difícil está la situación de lo que se nos dijo, y tomar decisiones eficaces para combatirla.

P. Siguen atrincherados en el argumento de la herencia recibida y en que no pueden hacer otra cosa.

R. No nos hemos atrincherado en ningún sentido. Estamos explicando lo que los españoles no sabían porque había un Gobierno que se lo ocultaba y debiendo hacer en mucho menos tiempo todo aquello sobre lo que no se tomaron decisiones hace dos, tres, cuatro años. Ahora tenemos un Gobierno que debe adoptarlas, con el objetivo de reactivar la economía y crear empleo. Medidas que no afecten a lo fundamental, que es el Estado del bienestar y el funcionamiento de los servicios.

P. El Estado del bienestar ya lo están recortando.

R. Se están pidiendo sacrificios importantes a determinados colectivos, es verdad, pero de forma bien distinta a como hizo el PSOE.

P. ¿Cómo afectará ese desplome en las encuestas al PP vasco en puertas de unas elecciones?

“Lo que no puede ser es el sálvese quien pueda. No existe un ‘modelo vasco”

R. Es gratuito extrapolar encuestas generales a situaciones autonómicas. En todo caso, la situación en el País Vasco es bastante diferente a la del resto de España. Aquí nos enfrentamos, aparte de la crisis, a una ofensiva nacionalista. El PNV, contando con el apoyo de EH Bildu, pretende embarcarnos nuevamente en un camino independentista, perder el tiempo como sociedad en lugar de dedicarnos a lo importante, que es hacer frente a la crisis.

P. El PP sigue incidiendo en ese desafío nacionalista, cuando a los ciudadanos lo que les preocupa son la crisis y los recortes.

R. Sí. Lo que les importa es que haya políticos responsables que concentren sus esfuerzos en superar la crisis y no en proyectos que distraen la atención a temas secundarios. Quien desee un Gobierno vasco centrado en superar la crisis, en atender a la sociedad y no en dividirla como pretende el nacionalismo, tiene como referente al PP. Creo que una mayoría de ciudadanos no piensa en el enfrentamiento entre vascos, sino en una sociedad que conviva y sea solidaria con el conjunto de España. Lo que no puede ser es el sálvese quien pueda. No existe un modelo vasco. Existen circunstancias distintas en unas y otras comunidades, pero el sálvese quien pueda no lleva a ninguna parte. Hay que ayudar a tirar del carro, no abrir frentes nacionalistas.

P. Déjeme que insista. A quien está abrasando la crisis es al PP.

R. Es evidente que quien debe asumir el costo de las medidas para superar la crisis es quien está en el poder. El causante ya sabemos quién fue. El PP tiene que tomar decisiones sin pensar en su coste electoral, sino en su eficacia. Estamos convencidos de que a medio plazo darán resultado y los ciudadanos reconocerán que la orientación de esas decisiones fue la correcta.

Perfil

Leopoldo Barreda (Bilbao, 1960) llegó al Congreso de los Diputados tras las elecciones generales del pasado mes de noviembre, a las que concurrió como cabeza del lista del PP por Bizkaia. Detrás quedaban 21 años de trabajo en el Parlamento vasco, los últimos 15 de ellos como portavoz del Grupo Popular. Elegido tras la apertura de la legislatura portavoz adjunto de su grupo en la Cámara baja, mantiene además la portavocía del PP vasco.

P. ¿No sería mejor entonces para el PP vasco que se agotara la legislatura?

R. Lo que conviene a la sociedad vasca es pasar cuanto antes por las urnas y renovar sus instituciones, porque la actuación del Gobierno de López podría reeditar la irresponsabilidad del de Zapatero. No estamos haciendo ningún otro tipo de cálculos.

P. ¿Lo próximo a recortar serán las pensiones?

R. En ningún caso.

P. Los sindicatos mayoritarios y algún partido reclaman ya un referéndum.

R. Tiene gracia que lo pidan quienes adoptaron medidas mucho más duras que las del PP ahora y nadie pidió un referéndum.

P. ¿Qué sucede en un país cuyos ciudadanos piensan que su tercer mayor problema son sus políticos?

R. Responde mucho a esas generalizaciones a las que somos tan aficionados los españoles. No hay políticos; hay personas que ejercen la política de modo responsable y otras, irresponsablemente. Y ha habido comunidades autónomas que se han querido comportar como pequeños Estados y Ayuntamientos, como si fueran comunidades autónomas. Eso debe corregirse, pero de ahí a meter a todos los políticos en el mismo saco hay mucha distancia.

P. Y ahora la polémica de la atención sanitaria a sin papeles.

R. La polémica tiene poco sentido. Primero los de casa, los que cotizan, los que están aquí y han entrado legalmente en España. No puede ser lo mismo entrar legal que ilegalmente, cotizar que no cotizar. Quien entra ilegalmente en España tendrá asistencia sanitaria de urgencia siempre, pero para acceder a la sanidad ordinaria deberá pagar. No puede ser entrar en España solo para acceder a recursos sociales y además hacerlo ilegalmente.

P. ¿Si el PP saca adelante en el Congreso en solitario el voto de los exiliados por ETA no quedará tocada su legitimidad?

R. Los desterrados vascos, quienes fueron expulsados de Euskadi por la acción del terrorismo, se vieron privados de sus derechos a punta de pistola. Una democracia responsable debe ser capaz de restaurar derechos y garantizar libertades. Queremos consenso para hacerlo. Fórmulas puede haber muchas y estamos dispuestos a negociar y debatir. Así se hará en el Congreso. No tenemos ninguna urgencia.

P. La reducción del Parlamento vasco que plantean va camino de quedar en serpiente de verano.

R. Evidentemente, no es una decisión que podamos tomar nosotros solos. Reducir el Parlamento ni beneficia ni perjudica a nadie; beneficia a las arcas públicas.

P. ¿Ver a un representante de la izquierda abertzale como Martin Garitano en el homenaje a una víctima, algo hace bien poco impensable, no supone un cierto avance, por escaso que sea?

R. Es absolutamente insuficiente por parte de alguien que sigue sin condenar ningún atentado ni la trayectoria de ETA, sin ser capaz, por ejemplo, de condenar el asesinato de Miguel Ángel Blanco hace un mes. Un señor ha estado silencioso en el homenaje a una víctima, y no diremos que haga mal, pero ni su discurso ni su trayectoria pueden olvidarse.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Los desalmados

1980. 200 atentados. Yo estaba allí. Y, para mi vergüenza, también prestaba una atención distraída a aquel horror

Consulta soberanista

El pueblo de la independencia

Los vecinos del municipio vizcaíno de Arrankudiaga votarán el 2 de noviembre si quieren que Euskadi sea “un estado”

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana