Urgente
foto de la noticia

Teresa Romero supera la infección de ébola.  El segundo análisis practicado hoy a la auxiliar de enfermería da negativo

La escuela del escenario

El actor y director ruso Algis Arlauskas defiende la capacidad del teatro universitario para enseñar a dialogar y trabajar en equipo

Algis Arlauskas, en el teatro Campos Eliseos. / LUIS ALBERTO GARCÍA

“El teatro es escuela de muchas cosas”, defiende el actor, profesor de interpretación, guionista y director de cine Algis Arlauskas (Moscú, 1957). “Es un medio de comunicación y un medio creativo que enseña a trabajar en equipo, a abordar proyectos, a unir voluntades y preocupaciones. Es una escuela de diálogo con la sociedad, de canalizar su actitud moral, de ciudadanos”, agrega.

Razones no le faltan para alentar el teatro universitario, tanto en las aulas como fuera de ellas. Arlauskas, con 20 años de trabajo en la docencia teatral en distintos puntos de Europa, es profesor asociado en la Universidad de Navarra y ha dirigido el primer festival de teatro universitario del País Vasco. “La gente joven tiene inquietudes y los universitarios más, porque pueden apoyarse en el conocimiento y el nivel cultural recibido en las aulas, que a veces otros niveles de teatro aficionado no tienen”, incide.

El pasado julio logró reunir a cinco grupos en el Campos Elíseos, en Bilbao, para demostrar con sus montajes de obras de Shakespeare, Chéjov y Sartre que la escena universitaria existe.

Arlauskas ha dirigido el primer festival de teatro universitario del País Vasco

La iniciativa se abrió a grupos del País Vasco y Navarra, surgidos en las universidades y en las escuelas teatrales. “Aquí la sociedad no conoce el fenómeno del teatro universitario; en otros países es una institución”, destaca. “En Francia, en Inglaterra, en Rusia están orgullosos de tener en el campus un buen edificio destinado a ello”.

Arlauskas, hijo de madre vasca y padre lituano, pone el foco de atención en los grupos universitarios como cantera de talentos para la escena. “Peter Brook surgió del teatro universitario y muchos actores españoles se forjaron en esos grupos, como Imanol Arias”, explica.

“En Euskadi Hay talleres en la UPV con buenos resultados, pero nada más”, indica

¿Por qué en España ha quedado tan relegado? “En los años sesenta y setenta fue un boom porque estaba nutrido y apoyado por movimientos sociales”, recuerda Arlaukas. “La sociedad consideraba el teatro estudiantil, y, lamentablemente, lo sigue considerando, como un fenómeno que altera la vida académica”, apunta.

El actor y director ve también “lamentable” la situación en el País Vasco. Arlauskas inscribe la situación en la falta de cultura sobre el género. “Surgen teatros y festivales, la gente va más al teatro, pero el caldo de cultivo para que gane prestigio aún cojea”, añade. “Hay talleres en la Universidad del País Vasco con buenos resultados, pero nada más. El teatro exige unos espacios y una atención, un apoyo que las universidades no dan. Lo tratan como algo subversivo, en cierto modo, algo que altera el ritmo de la vida académica”.

Que nadie se alarme por el peligro de que los alumnos sacrifiquen el estudio por las tablas. “El 90% de la gente que participa en el teatro sacan buenas notas. Forma a la persona y asienta el hábito del trabajo”, concluye.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Las ayudas sociales

El polvorín alavés

El PP explotará hasta las elecciones el malestar de un sector de la población contra los inmigrantes

Tres años del cese de ETA

El reto de la reconciliación

Los concejales no nacionalistas del País Vasco han perdido el miedo a los atentados. La presión social persiste

365 días sin Hodei Egiluz

Los vecinos de Galdakao vuelven a Amberes para recordar al desaparecido

Síguenos en Twitter en @elpais_pvasco

Recibe la información más relevante de lo que está pasando en Euskadi

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana