GALLEGOS EN LA ESCALERA | Retratos de Xurxo Lobato

Gómez Crespo, la apuesta por la esperanza

El Proxecto Home es iniciativa innovadora, nacida en Italia, con un nuevo estilo para la rehabilitación e inserción de drogodependientes.

Ramón Gómez en la escalera del Proxecto Home Galicia. / XURXO LOBATO

“Cuando un gallego está en la escalera, no se sabe si sube o si baja”. En alguna ocasión, molesto por el retintín, caí en la tentación de ese juego, más bien estúpido, y acabé contestando: “sí que se sabe, pero hace falta ser tan inteligente como un gallego”. Con Moncho, Ramón Gómez Crespo, nadie se equivoca. Normalmente sube, y hace subir el ambiente a nuevos grados de compromiso, a las más altas cotas de humanidad.

No lo conocía cuando llegó a Santiago llamado para organizar y dirigir el Proxecto Home. Pero desde el primer momento supe que él era el hombre. Pocas veces resulta tan evidente que estaba a punto de darse esa conjunción misteriosa y fascinante que Paul Tillich interpretaba como la síntesis entre destino y libertad. Sucede cuando las capacidades de un ser humano, encuentran la oportunidad histórica para su despliegue. Con Moncho ha sucedido.

Lo compruebo en esta entrevista casi nocturna, al final de un día que, como casi todos, no le ha dado respiro. Tiene lugar en la sede de Santiago, financiada, con amplia generosidad y rara discreción, por la Fundación Amancio Ortega. En todas partes, un torrente de iniciativas: recogida de papel reuniendo fondos para las misiones con una juventud entregada y un Citroën prestado (en Ribadavia); siempre, toda la liturgia en gallego y renovación del folklore; en el mundo rural, construcción de carreteras, renovación de iglesias, promoción de iniciativas sociales… hasta de engorde de becerros. El crego da Edrada sigue recordado y querido, aunque no prisionero de la nostalgia: “Conservo las amistades, pero no las cultivo: me vuelco en el presente”.

El nuevo presente empieza en 1987. El Proxecto Home es iniciativa innovadora, nacida en Italia, con un nuevo estilo para la rehabilitación e inserción de drogodependientes. Formación especializada en Roma (1987-1989) y arranque imparable. Primero, lucha contra una mentalidad que veía apestados en los seropositivos: “En 1990 tuve que recorrer todos los hospitales para que admitiesen al primero”. Por cierto, lean Futuro imperfecto, de Xulia Alonso. Después la realización. Centros en Santiago (1990), Vigo (1993), Ourense y Lugo (1997), A Coruña (1998). En 1990 se abre la Comunidad Terapéutica de Cernadas, reconocida por la Federación Europea de Comunidades Terapéuticas como centro de referencia en rehabilitación e inserción social de drogodependientes. Aquí el proceso culmina con formación profesional y cura definitiva, incluida hipoterapia. Moncho no oculta su sano orgullo.

La formación es rigurosa. Continua para el personal especializado: 10 por año, hasta 110 en plantilla (hoy reducidos a 97). Y 200 voluntarios: universitarios, religiosas, jubilados, familiares agradecidos. Impresiona el número de atendidos: más de 37.000, en 22 años. Hay 560 en tratamiento directo y 1.300 en asistencia. Los números marean. Pero retratan la realidad. El Proxecto Home apostó por la humanización integral. Rehabilitación no es igual a desintoxicación, sino recuperación de valores, renovación del estilo de vida. Un camino duro, pero que paga la pena: “No es un gasto para la sociedad, sino una inversión de futuro, una apuesta urgente por la esperanza”. Son las últimas, humanísimas, palabras.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana