La policía apunta al nieto de la mujer asesinada en Ourense

Sospecha que la víctima murió a golpes de martillo

Ya no hay dudas de que se trató de un crimen, pero el homcidio de la mujer de 77 años que fue encontrada muerta por fuertes golpes en la cabeza en el salón de su casa de Ourense sigue teniendo la principal incógnita por despejar. Tras día y medio de búsqueda, los investigadores no consiguen localizar al nieto de la fallecida, Dolores Rodríguez Míguez, que vivía con ella y del que no hay rastro desde el hallazgo del cadáver. El Cuerpo Nacional de Policía confirmaba ayer que la búsqueda del sospechoso, José Luis Pérez Rodríguez, de 29 años, ha sido ampliada a todo el territorio español, ya que se teme que haya abandonado la ciudad.

Durante horas, los investigadores policiales trataron de localizar al nieto de la fallecida en el entorno de Ourense. Llamaron con insistencia a su teléfono móvil sin obtener respuesta y frecuentaron lugares en los que su presencia era habitual, aunque sin resultado. De ahí la sospecha de que el hombre decidiera desaparecer de su entorno cotidiano.

Los investigadores amplían a toda España la búsqueda del sospechoso

Fuentes de la investigación tienen medianamente claro cómo murió Dolores Rodríguez. Su cuerpo fue hallado envuelto en la alfombra del salón con la cabeza ensangrentada, en el piso en el que residía junto a su nieto, en la calle Concejo, en el centro de Ourense. Alguien le había propinado fuertes golpes con un objeto contundente, que podría ser un martillo. Aunque los investigadores no descartan otras causas, ayer reconocían que “una de las hipótesis” con las que trabajan apunta al hombre en paradero desconocido desde la muerte de su abuela.

La principal hipótesis de la policía apunta a que José Luis Pérez hubiese matado a su abuela entre 24 y 48 horas antes del hallazgo del cuerpo, tras una discusión entre ambos por cuestiones de dinero. Después, el supuesto homicida se habría dado a la fuga sin avisar a ningún familiar. El margen temporal parece bastante claro. Los vecinos del inmueble aseguran que vieron entrar a la mujer en su domicilio el lunes por la noche con total normalidad. Un empleado de una cafetería cercana sitúa al nieto en su coche frente al portal del edificio a las 7.30 horas del miércoles. El cadáver fue encontrado a media mañana por otra familiar que tenía llaves de su casa.

Los vecinos relatan continuas discusiones entre los familiares

Los problemas entre abuela y nieto vienen de lejos, según testimonios de personas allegadas. La mujer y su marido, ya fallecido, se habían hecho cargo de José Luis cuando la madre murió prematuramente. Fue un joven problemático desde adolescente y actualmente mantiene roces con el mundo de las drogas. Acumula antecedentes penales por robo y estuvo en prisión. Su abuela lo había denunciado por agresiones, y un juez llegó a decretar una orden de alejamiento. Las discusiones eran habituales con su abuelo, que lo llegó a echar de casa, pero cuando éste falleció, la abuela decidió apaciguar la vida familiar y lo realojó en el domicilio.

Los vecinos insisten en que es un hombre agrio en el trato. Afirman que su aspecto corpulento y con el cabello rapado desde hace tiempo no ayuda a apaciguar su carácter. Las discusiones y portazos en el domicilio eran muy comentados en la comunidad de vecinos, aunque entre el lunes por la noche y el miércoles nadie escuchó gritos o golpes en la vivienda.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana