Los ERE se ceban en la industria del área metropolitana de Barcelona

Los expedientes de regulación han afectado a 37.700 personas del cinturón industrial

El Gobierno apuesta por aumentar la inversión en I+D

Un trabajador de Derbi, empresa que ejecutó un ERE / CARLES RIBAS

El motor industrial de Barcelona y de Cataluña se ha parado por la crisis. Los municipios del área metropolitana, pulmón manufacturero de la ciudad y principal área de desarrollo industrial de Cataluña, constituyen la zona más lastrada por el paro y los expedientes de regulación de empleo (ERE). El 83,7% de los trabajadores despedidos este año mediante un ERE proceden de la región metropolitana, formada por las comarcas del Barcelonès, Baix Llobregat, Maresme, Vallès Oriental y Vallès Occidental.

Las cifras de 2012 —actualizadas hasta mayo— agudizan una tendencia que se viene repitiendo en los últimos años: los ERE se ceban especialmente en Barcelona y comarcas colindantes. Desde 2009, annus horribilis en cuanto a expedientes de regulación se refiere, 48.123 personas han sido despedidas por un ERE. De ellas, 37.718 residían en el cinturón industrial de Barcelona, el 78,37%, según datos del Departamento de Empresa y Empleo. La zona concentra el 63% de la población catalana.

La importancia de la industria en estas comarcas explica en parte estas cifras. Después de la construcción, el sector industrial es el que más ERE ha sufrido con la crisis: en 2011, la industria incluso superó al sector inmobiliario, concentrando la mayor parte de los despidos por ERE. Prácticamente la mitad de los afectados por un expediente procedían de una empresa industrial.

La última edición de la revista Papers publicada por el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona (un consorcio de investigación socioeconómico que reúne a las universidades y Administraciones catalanas) en mayo de 2011, realizó un amplio análisis sobre la caída del sector industrial en el área metropolitana. El estudio subraya la caída del peso de la industria en la zona, la décima mayor conurbación de la Unión Europea.

El sector manufacturero ha perdido la mitad de los empleos

Al constante descenso arrastrado desde los años noventa —el peso de la industria bajó del 30% al 24% debido a la pujanza de los servicios— se añade una brusca caída con la crisis, hasta llegar a la distribución actual: la importancia de la industria se ha reducido hasta el 20%, mientras que los servicios concentran el 72% de la producción. “El sector manufacturero ha perdido 150.000 puestos de trabajo, hecho que supone una reducción del 49% de la ocupación”, explica el estudio. El brusco descenso de la ocupación industrial, mayor que el de la construcción, viene motivado por la caída de la demanda, la falta de liquidez y la deslocalización.

Los datos del Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos son confirmados por UGT en un estudio publicado el año pasado que analiza la crisis industrial en estas comarcas. “La constatación más clara de que la crisis económica en la región metropolitana es básicamente industrial es el hecho de que el sector donde más ha bajado la afiliación a la Seguridad Social es el de las industrias manufactureras, la mitad de la afiliación total”.

Los ERE en el área metropolitana

» El área de Barcelona, con el 63% de la población, ha sufrido el 62% de los expedientes de regulación de empleo (ERE).

» La diferencia llega por el número de trabajadores despedidos en los ERE. En 2012, el 83,7% de quienes han perdido su empleo por un ERE son de esta zona.

» Desde 2009, 48.123 personas han sufrido un ERE de extinción. De ellas, 37.718 (el 78,37%) vivían en el cinturón industrial

» Según el Instituto de Estudios Regionales y Metropolitanos de Barcelona, el sector manufacturero ha perdido el 49% de los puestos de trabajo de antes de la crisis.

» El peso de la industria ha bajado cuatro puntos por la crisis. Las empresas han acusado la falta de liquidez, la caída de la demanda y la deslocalización.

Según las cifras del sindicato —la tasa de paro no se calcula oficialmente por comarcas, sino por provincias y comunidades—, el paro en la región metropolitana es entre uno y tres puntos más elevado que la media catalana. La única excepción a esta cifra es Barcelona, tres puntos por debajo del paro registrado cuando se hizo el estudio, en 2011. La diferencia se ha agudizado: el Consistorio calcula que la tasa de paro en Barcelona es del 14,2%, y la media catalana, del 21,95%.

“El peso del sector servicios y el efecto de la capitalidad son dos de los motivos que pueden explicar esta diferencia”, sostiene el estudio de la UGT. El informe del sindicato concluye que el número de ERE relacionados con la industria en la zona metropolitana es “absolutamente desproporcionado” con relación al sector y a Cataluña.

“Hay una destrucción permanente de puestos de trabajo”, analiza Camil Ros, secretario de política sindical de UGT. Para Ros, la crisis no es del sector, sino de las empresas, por la falta de liquidez. Y concluye: “Lo que debemos hacer es apostar por un modelo de más calidad, tanto en la ocupación como en el producto. No podemos competir con China y Marruecos; debemos hacerlo con Francia y Alemania”.

“La caída en la ocupación llega por la falta de una política industrial en Cataluña”, sentencia Cristina Faciaben, secretaria de Socioeconomía de CC OO. “Se debería haber hecho ya; con la subida del IVA habrá más industria que lo dejará”. El diagnóstico de Faciaben es compartido por los partidos de la oposición. Lo resume Oriol Amorós, vicesecretario de Comunicación y Estrategia de ERC: “Tenemos un plan de industria horroroso. Está muy mal resuelto”.

El Departamento de Empresa y Empleo, dirigido por el consejero Francesc Xavier Mena, ha puesto en marcha este año un plan de actuación para la industria, que abarca hasta 2014, con objetivos, pero sin inversiones fijadas. El Gobierno prevé el incremento de 500 empresas exportadoras, la movilización de 250 millones de euros de inversión privada en investigación y desarrollo (I+D), doblar los proyectos de promoción y captación de inversión extranjera en Cataluña y asesorar a 2.000 empresas para que busquen financiación. El objetivo es equipararse a Europa ya que el peso de la I+D en el PIB pase del 1,63% actual al 3%.

El auge de los servicios salva las cifras de paro en la capital

Aunque el plan no tiene estrategias territorializadas, CiU cree que el área metropolitana debe aprovechar su potencial para la industria, sin centrar todos los recursos en el sector. Lluís Corominas, vicesecretario de Coordinación Institucional de Convergència, cree que la potencia industrial del área de Barcelona da “proyección al país”, por lo que no se debe desestimar. Aunque avisa: “En una zona de casi cinco millones de personas, hablar solo de un modelo no es suficiente”.

“El modelo industrial no ha fracasado”, dice Daniel Fernández, secretario de Organización del Partit dels Socialistes. El PSC apuesta por un área metropolitana multisectorial, que a largo plazo se convierta en “un eje que combine industria, servicios, crecimiento y turismo”.

“La reindustrialización debe hacerse sobre la base de un modelo de producción abierto, ecológico, y apostando por las cooperativas”, apunta Ricard Gomà, presidente del grupo municipal de Iniciativa (ICV-EUiA) en el Ayuntamiento de Barcelona. Para el ecosocialista, la reconversión de la industria debe ir acompañada de la potenciación del sector primario, con la conversión del Parque Agrario del Baix Llobregat en una zona de producción agroecológica. “Un modelo totalmente contrario a Eurovegas”, remacha. Pese a que el Gobierno presenta el complejo de ocio como una solución al paro en la zona, la oposición ve alternativas. “Si los ofrecimientos que se le hacen a Eurovegas se le hicieran a la industria, se daría un gran impulso”, asevera Oriol Amorós.

Amorós destaca el potencial logístico (con el puerto, el aeropuerto y la red ferroviaria) como garantía de futuro de la industria barcelonesa. Coincide con Alberto Fernández Díaz, presidente del grupo municipal del PP de Barcelona, que apuesta por que el futuro lo defina el Plan Director Metropolitano de Barcelona. “Debe redefinir las áreas industriales para que tengan una visión más metropolitana y no estén tan dirigidas por los Ayuntamientos”, asegura.

La redefinición de las áreas industriales y la mejora de las infraestructuras, con el corredor mediterráneo en el horizonte, deben arrojar luz sobre la situación del sector secundario en los alrededores de Barcelona. La industria todavía tiene camino por recorrer en el área metropolitana.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

Un presidente en la portería

Cristian Segura Barcelona

Jordi Pujol ha establecido su despacho en la vivienda del portero, donde ya tenía su biblioteca personal

El Barcelona copia mal al Madrid

El sentido del juego colectivo madridista subrayó todavía más la derrota blaugrana

Oleguer Pujol tiene un 0,04% de los 3.000 millones invertidos

Una auditoría descarta irregularidades

El Gobierno da el primer paso para frenar la consulta del 9-N

Rajoy afirma sobre Cataluña: "Es un retorno a la Edad Media"

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana