Una entidad a la que debe dinero el Consell devuelve a 12 menores

Nuevo Futuro renuncia a los dos centros concertados que tiene en Valencia

Jorge Cabré, en una sesión en las Cortes. / CARLES FRANCESC

Doce menores de entre 7 y 17 años acogidos en hogares de Nuevo Futuro tendrán que hacer las maletas. La organización comunicó hace unas semanas a la Consejería de Justicia y Bienestar Social, que dirige Jorge Cabré, que renunciaba al concierto por el que mantiene a estos menores tutelados por la Administración valenciana en sus dos centros de la ciudad de Valencia. El motivo del cierre de los hogares asistenciales, según denunció este martes la Federación de Servicios Públicos de UGT-PV, es el impago por parte de la consejería de la subvención de la que se nutren los centros. La Administración valenciana debe a Nuevo Futuro más de 200.000 euros de este año. Cada hogar recibe 172.000 euros anuales, de los cuales se abona a principio de año el 60% y el resto una vez justificados los gastos.

Fuentes de la consejería admiten que “existe una deuda” y aseguran que se pagará “más pronto que tarde”, aunque no dan fechas. No obstante, el departamento que dirige Cabré considera que la decisión de Nuevo Futuro “de renunciar al concierto no se justifica por la deuda”, como denuncia el sindicato. Las mismas fuentes desconocen si ha habido algún problema con la entidad, que se fundó en 1968 con el objetivo de “proteger y favorecer el desarrollo integral de la infancia y la adolescencia” y que tiene centros en diferentes puntos de España y en otros países. “Nuestra responsabilidad ahora son los 12 menores, que van a ser realojados en otros centros sin ningún problema”, sostiene la consejería, que ya ha puesto a trabajar a los servicios técnicos para preparar el traslado de los niños.

Este periódico intentó sin éxito contactar con Nuevo Futuro para obtener su versión sobre la cancelación del concierto con la Generalitat. Antonio Femenía, de la FSP-UGT-PV, lamentó que la entidad eche el cierre en Valencia “tras casi 20 años acogiendo menores” en régimen de protección, y responsabilizó de la situación a la Administración valenciana. “La consejería no solo incumple su obligación y no paga, sino que ni siquiera ofrece una fecha estimada de cuándo puede pagar, lo que hace imposible realizar previsiones de futuro y obliga al cierre de los hogares”, criticó el sindicato.

La consejería admite la deuda y busca otro centro para los niños

Nuevo Futuro ya cerró en marzo un piso de menores tutelados en Alaquàs (Valencia) y el centro de mujeres de Valencia, al que la consejería también adeuda cuatro meses de subvención, según los datos de Femenía. Los 12 menores que todavía acoge la organización deberán marcharse ahora, y con ellos los 10 trabajadores que les atienden. La consejería derivaba a Nuevo Futuro a menores con problemas de salud mental que requieren atención especializada en centros pequeños de ambiente familiar, y a niños o adolescentes con dificultades de retorno a sus familias y que llegan a vivir años en estos hogares. La tutela legal de estos menores con problemas la tiene asumida la Generalitat, que se encarga de su protección y determina el régimen de acogida. Nuevo Futuro no se ocupa de menores en régimen de reforma.

La FSP-UGT-PV explica que el concierto de plazas asistenciales en centros residenciales de protección de menores para el periodo 2009-2013 prevé que “buena parte del importe de la subvención se libre inmediatamente una vez concedida”, lo que no se ha cumplido. La entidad “ha mantenido los hogares de Valencia gracias a las aportaciones de Nuevo Futuro España” hasta ahora, en que ha decidido renunciar al concierto. Según la consejería, los acuerdos para mantener los dos pisos vencían en septiembre y octubre.

Femenía, responsable de servicios sociales de la FSP-UGT-PV, y el secretario general de la federación, Luis Lozano, urgieron en julio al pago de la deuda a Nuevo Futuro en cartas dirigidas a la consejería y a Presidencia de la Generalitat en las que advirtieron de que la deuda podía provocar el cierre de los centros “dadas sus limitaciones financieras”. Los retrasos en el pago “suponen un grave incumplimiento de las obligaciones asumidas por la Consejería de Justicia y Bienestar Social” en relación con la protección jurídica de los menores, señalaron. Presidencia respondió con un acuse de recibo y el traslado de la carta a la consejería.

El de Nuevo Futuro es el último caso de una larga lista de fundaciones y ONG de servicios sociales a las que el impago de las ayudas del Consell ha llevado al borde del cierre o impide desarrollar sus actividades. “Los excesivos retrasos en los pagos provocarán que otras entidades también se vean obligadas a cerrar más centros de menores, desmantelando la red de protección de la Generalitat”, alertó Femenía, o se vean “expulsadas” por nuevas licitaciones del servicio que “imposibilitan su participación”, como ha sido el caso de tres centros en Alicante y uno de Castellón.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

El PP se hunde ante una izquierda plural

Los populares pierden 23 de 55 escaños. Podemos irrumpe como tercera fuerza política y frena a EU pero no a Compromís. El PSPV no se beneficia del descontento social por la gestión del Partido Popular

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana