Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre por golpear con un hacha en la cabeza a una mujer en Ronda

La víctima, de 22 años, pide el alta voluntaria tras ser atendida en el hospital de fractura de cráneo

La hermana de la agredida había denunciado antes por malos tratos al sospechoso

Joven víctima de la agresión de Ronda.
Joven víctima de la agresión de Ronda.

Un joven de 26 años, J.J.J.M., fue detenido ayer en Ronda (Málaga) después de propinar un hachazo en la cabeza a una joven de 22 años, que pidió el alta voluntaria a las pocas horas de ser atendida. Hace una semana, un hombre fue detenido tras arrojar a su novia desde un tercer piso en la vivienda en la que convivían en la localidad malagueña de Marbella

Los hechos se produjeron en torno a las tres de la tarde de ayer, en la plaza de la Península Ibérica de la barriada de la Dehesa. Según fuentes cercanas a la investigación, tras una discusión el hombre golpeó a la joven, que se encontraba retenida en la vivienda junto a otras personas.

Cuando los agentes llegaron al lugar de los hechos, la víctima ya había sido trasladada, pero el supuesto agresor tenía retenidas a dos mujeres y amenazó a la policía con "cargárselas" si entraban. Tras intentar negociar y tranquilizar al ahora detenido, que mostraba síntomas de haber consumido algún tipo de sustancia estupefaciente, pudieron salir las dos mujeres.

La joven herida llegó en helicóptero al hospital Carlos Haya de Málaga ante la gravedad de la herida, ya que sufrió una fractura craneal incisa. Tras ser atendida por los sanitarios, solicitó el alta voluntaria pese a las recomendaciones de que debía quedarse ingresada por su estado de gravedad, según ha informado un portavoz del hospital Carlos Haya.

Según las primeras pesquisas, podría tratarse de un caso de violencia machista, según han explicado fuentes policiales. El supuesto agresor, J.J.J.M., de 26 años, continúa en los calabozos de dicha localidad a la espera de pasar a disposición judicial.

La joven herida ha explicado que el supuesto agresor ya había sido denunciado por maltrato por su hermana, con la que tuvo tres hijos durante una relación que duró ocho años. "No quiero que se acerque a mí", dijo. Horas después, la joven tuvo que ser ingresada de nuevo en el Carlos Haya, adonde fue trasladada en ambulancia desde Ronda.

La mujer ha asegurado que tiene miedo no sólo por ella, sino también por su familia y ha relatado que ayer estuvo todo el día discutiendo con él en la vivienda de sus padres y que en un determinado momento se metió en la cocina y de repente cayó al suelo a consecuencia de un golpe pero que no recuerda nada más.

Había explicado que a pesar de que sufría muchos dolores, tenía la cabeza vendada y los ojos amoratados, prefería quedarse descansando con su familia ya que en el hospital estaba muy mal de los nervios porque sólo quería estar con sus padres.

La joven ha relatado que cree que el supuesto agresor estaba bajo los efectos de algún tipo de pastilla y que nunca la había agredido ni amenazado.

Ha reconocido que antes de que estuviese con ella, mantuvo una relación sentimental con su hermana que duró ocho años y en la que tuvo tres hijos.

Su hermana lo denunció por malos tratos y también estuvo en prisión por otras causas, ya que tiene antecedentes por tráfico de drogas.

Los familiares han señalado a Efe que tras abandonar la prisión comenzó a mantener una relación sentimental con la víctima desde hace aproximadamente un mes y que se había quedado en la vivienda familiar, donde viven también los suegros, pese a la negativa de éstos y las continuas discusiones.