Las playas, a rebosar en el primer fin de semana de agosto

Los bañistas ayer llenaron la playa de Salou.

Las playas catalanas se llenaron ayer coincidiendo con el primer fin de semana de agosto. El comienzo de las vacaciones para muchos y las altas que temperaturas, que en la costa oscilaron entre 27 y 30 grados, abarrotaron playas como la de Salou. Allí coincidieron locales, turistas procedentes de otras comunidades autónomas —que los hoteleros temen que este año pinchen por el aumento del paro— y extranjeros, sobre todo rusos, cuyas llegadas siguen subiendo y compensan el hueco del viajero nacional. La Costa Dorada logró una buena ocupación hotelera durante julio y en la primera quincena se llenaron el 90% de las plazas.